Porque los hombres se casan con Las Cabronas Libro Completo.pdf - VSIP.INFO (2022)

POR QUÉ LOS HOMBRES SE CASAN CON Las Cabronas® Nueva edición aumentada CONTENIDO Introducción 1 LA ATRACCIÓN DE UNA MUJER FUERTE • Su lista • Lo que la mayoría de los hombres secretamente quiere en una esposa • El primer punto de su lista: Ella es una mujer segura • El segundo punto de su lista: Ella es interesante • El tercer punto de su lista: Ella no me necesita 2 HAZ QUE TE PERSIGA HASTA QUE LO ATRAPES • Cómo convencerlo de que el compromiso fue su idea • Cómo cambiar las reglas del juego • La cabrona lo convence de que se “ha ganado” el compromiso • Cómo mantener su curiosidad 3 EL SOL SALE Y SE PONE EN SUS CALZONCILLOS BÓXER • Cómo darle la cantidad justa de picante en el dormitorio Lento pero seguro gana la carrera • Cómo usar la feminidad a tu favor • Explorar el país de las maravillas • Mantener vivo el fuego del hogar • Mantener el reto mental después del sexo • La emoción de la victoria 4 TOCAR LOS BOTONES FEMENINOS: UNA LARGA TRADICIÓN MASCULINA • Por qué los hombres deliberadamente incomodan a las mujeres para averiguar cuáles son sus sentimientos • En control de tus emociones • Botón femenino N.o 1: Tratará de ponerte celosa. • Botón femenino N.o 2: Se distancia un poco. • Botón femenino N.o 3: Puede decir algo subido de tono. • Botón femenino N.o 4: Puede extralimitarse. 5 SE BUSCA: JOSÉ PAGARÉ • Por qué ser económicamente independiente te hace una esposa deseable • El gallo de los huevos de oro Valorarlo: Es la forma de llegar a su corazón • Jugar a las casitas • Matrimonio a punta de pistola

6 DENTRO DEL CLUB DE LOS CHICOS • Secretos robados • Toda la información clasificada que los hombres solo revelan en compañía de otros hombres • Secretos altamente clasificados de mis agentes secretos − − − − − − − −

Pregunta N.o 1: ¿Falsean los hombres la realidad sobre un posible compromiso y matrimonio para obtener ciertos beneficios sexuales? Pregunta N.o 2: ¿Cómo describirías a una mujer segura (alias, una cabrona) versus una mujer insegura? Pregunta N.o 3: ¿Cuáles son las señales que indican que una mujer está perdiendo su tiempo? Pregunta N.o 4: ¿Cuáles son los secretos de los hombres con relación al sexo? Pregunta N.o 5: ¿Por qué los hombres ponen a prueba a las mujeres? ¿Lo hacen deliberadamente? Pregunta N.o 6: ¿A que le temen los hombres secretamente? Pregunta N.o 7: ¿Cuál es la mejor forma en que una mujer puede reavivar el interés del hombre si comienza a mostrar desinterés? Pregunta N.o 8: ¿Cómo puede una mujer saber que el hombre está verdaderamente enamorado y piensa en estar con ella para siempre?

7 PREGUNTAS Y RESPUESTAS DE LOS LECTORES • Las preguntas más frecuentes • Locamente enamorado • Un poco de indiferencia lo engancha 8 DE “ES POSIBLE” A “ACEPTO” • Cómo abordar las delicadas conversaciones sobre el compromiso y el matrimonio • Bajar del carrusel • Cambiar el lente a través del que te miras APÉNDICE • Principios de atracción

INTRODUCCIÓN Todos hemos escuchado la historia del bello príncipe que se casa con una común doncella del pueblo. O del soltero que puede conseguir cualquier mujer, pero que se enamora de una mujer difícil. En la boda, él piensa que se ha ganado un premio, en lugar de lo contrario. Mientras tanto, su familia se atraganta en la cena, para no expresar lo que realmente piensa. «¿Por qué no le gusta ella a nadie más?». «¿Por qué la ha escogido como esposa?». En la recepción, continúan las especulaciones. «¿Estará embarazada? ¿Se le nota la barriga? Ella debe tener algún talento secreto. ¿Será alguna artimaña sexual? ¿Qué podrá ser?». Quisieran poder hablar con el novio en privado y preguntarle: «No lo entiendo. ¿Por qué te casas con esa cabrona?». Este libro no es otro de los muchos manuales de “cómo encontrar un marido”. No es un libro para perpetuar la falsa idea de que “tu vida será incompleta hasta que encuentres a tu otra midad”. Justamente lo contrario. Este libro trata sobre el valor que te das y la confianza que tienes en tí misma. Este libro te ayudará a comprender qué cualidades están relacionadas directamente con cómo los hombres seleccionan a sus parejas para el resto de sus vidas. ¿Por qué? Por razones que los hombres explicarán en sus propias palabras. Cuando utilizo la palabra cabrona, la mujer que describo no es cruel o mala. A través de este libro, de la misma manera que en mi primer libro, Por qué los hombres aman a las cabronas, utilizo la palabra cabrona de forma jocosa. El título no utiliza el término con mucha seriedad. Uso la palabra cabrona para describir una mujer fuerte y competente, y que tiene identidad propia. Ella le concede al hombre su “espacio”, porque tiene otras aspiraciones y metas, y necesita su propio “espacio”. No acepta faltas de respeto. Una mujer con amor propio no es a lo que la mayoría de los hombres está acostumbrado, y los detiene de golpe.

Todos conocemos la historia de la Cenicienta. Hemos visto los comerciales de anillos de compromiso donde la mujer llora y salta diciendo “sí, sí”, después que él abre una cajita de terciopelo negro y le propone matrimonio. Todas hemos asistido a bodas donde las diez damas de honor están vestidas en bellos vestidos, se toman fotos con la novia y se arremolinan a su alrededor para admirar el gran brillante. Luego, la novia lanza el ramo de novias y todas las mujeres solteras se atropellan unas a otras para agarrarlo. Durante la recepción, esas mismas mujeres piden la canción “If you liked it, then you should have put a ring on it” de Beyoncé y lo cantan como si fuera el himno nacional. Los hombres notan esa conducta. La observan cuidadosamente y hacen conjeturas inmediatas que confirman lo que ya saben. El matrimonio es el Santo Grial para la mayoría de las mujeres. ¿Por qué es eso un problema? Porque les hace dudar de las verdaderas motivaciones que ellas tienen para escogerlos. En la mente de un hombre, el deseo de una mujer de casarse no significa, necesariamente, que esté locamente enamorada de él. Ella está enamorada de la fantasía de una boda. Quiere un castillo en el cielo y un final feliz. Eso no quiere decir, necesariamente, que quiera al príncipe o que lo ame. Él está allí para desempeñar un papel. Esa es una de las preocupaciones que hace que los hombres sean cautelosos a la hora de comprometerse. El hombre quiere saber que la mujer está realmente interesada en lo que él es. Para un hombre, el compromiso con una mujer que está alucinada con una boda de fantasía es simplemente, una trampa. Los hombres no le tienen fobia al compromiso. Ellos también quieren un amor verdadero,

pero quieren a una mujer que lo ame por los verdaderos motivos. Una mujer que sepa cuáles son las cosas importante en la vida, y no una joven con una fantasía infantil. Hay muchas mujeres, en sentido figurado, que están a un lado del camino esperando que se detenga un Bentley. Hay otras que trabajan duro para superarse. Antes de que un hombre considere comprometerse, tiene que pensar: «Será maravilloso pasar el resto de mi vida con esta mujer. Ella me ayudará a pilotar la nave», y eso no sucede si la mujer ve el matrimonio como algo que hay que concederle. Los hombres no hablan sobre sus observaciones durante el período de noviazgo. Las relaciones no vienen en pequeños paquetes preciosamente envueltos. Esa es la razón de este libro: interpretar lo que los hombres están pensando. En los capítulos que estás a punto de leer, sabrás sobre lo que los hombres me han contado. Comprenderás por qué él necesita preguntarse que no eres como las otras mujeres que conoce. Cuando parezcas diferente, pensará que es un privilegio vivir la vida contigo. También sabrás cómo él espera que reacciones y cómo debes comportarte. El material de mis libros no es producto de mi experiencia personal, (esto no es una autobiografía). El contenido está extraído de información real que he acumulado en cientos de horas de entrevistas con muchos hombres. Esos hombres se expresaron abierta y francamente y me proporcionaron una mirada inusual de lo que ellos hablan en privado. Ya sea en el campo de golf o entre cervezas en un bar de deportes, los hombres mantienen ciertas actitudes hacia las mujeres, las relaciones amorosas y el matrimonio. Siempre que yo estuviera de acuerdo en mantener sus identidades en el anonimato, asintieron en darme toda la información clasificada que yo quería ... y más. La intriga ... el misterio ... la emoción ... el suspenso ... todo en buena fe. Escribo sobre lo que se necesita para que una relación saludable no pierda la “chispa” a través del tiempo. Los siguientes capítulos mostrarán por qué adorar al hombre o desvivirse por complacerlo para demostrale “lo mucho que lo quieres” es frecuentemente lo que da lugar a que piense que no estás suficientemente interesante para perseguir. Aprenderás por qué extremarte en tus esfuerzos no te reportará el amor y la atención que apeteces. Aprenderás por qué ser independiente y luchadora te granjeará su respeto. Es posible que estés casada y quieras agregarle un poco de pimienta a tu vida, o que no te interese casarte y prefieras estar soltera. Este libro trata sobre cómo ganarte el amor y el respeto de un hombre que se lo merece, de manera que tengas el poder de elegir cuál será el desenlace de la relación. Si tienes una pareja con la que estás pensando pasar el resto de tu vida, aprenderás a hacer ligeros ajustes en tu conducta, de manera que te conviertas en esa chica especial sin la que él no podrá vivir. Antes de comenzar, quiero hacerte una advertencia: Este no es un libro para todas las audiencias que habla de la luz del sol y los perritos. No es un libro para “mimar la niña que llevas dentro” (hablaré con mi niña interior en cuanto sea lo suficientemente grande para tener un trabajo y pagar las cuentas). Ahora, quítate los zapatos y sube los pies. Sírvete una copa de vino o de algún cóctail y recuerda no tomarlo todo al pie de la letra, es decir tomarlo con “un grano de sal” ... con lima ... y con un poco de tequila. Nota: Los nombres de los hombres han sido cambiado a lo largo del libro, para proteger a los no-taninocentes.

1 LA ATRACCIÓN DE UNA Mujer Fuerte Su lista Lo que la mayoría de los hombres secretamente quiere en una esposa La belleza radica en cómo te sientes por dentro y se refleja en tus ojos. No es algo físico. —SOPHIA LOREN

El primer punto de su lista: Ella es una mujer segura Imagina un mundo en que se invierten los papeles y los hombres se comportan como las mujeres. Imagina que nos cocinan, recogen las medias y usan incómodos tacones altos y ropa sexy; todo porque están desesperados por casarse algún día. Imagina que tienes un novio que posee un ajuar con seis pajaritas que sueña que sus compañeros las usen el día de su boda. Imagina que habla de querer tres hijos cada vez que comercial de pañales aparece en la televisión, o que te recibe en la puerta con calzoncillos bóxer de seda y botas de vaquero, para poder hacerte la danza del tubo. Al día siguiente en el trabajo, imagina que te ha envía una foto de él desnudo e inclinado mientras te lanza un beso. Unas semanas o meses después, piensa que ese hombre te dice cosas como las estas: «¿Por qué siempre estás saliendo con tus amigas?». «¿A dónde se dirige esta relación?». «¿Por qué ya no me prestas atención?». «¿Quién era ese otro tipo en el teléfono?». «¿Es mejor parecido que yo?». «Nunca tienes tiempo para mí». «¿Estoy gordo?». «Me estoy poniendo viejo». «¿Por qué no quieres casarte conmigo?». A estas alturas, estarás pensando que a ese hombre le falta un tornillo. En otras palabras, que está medio loco. Entonces le darás el discurso de despedida: «No se trata de ti, el problema soy yo. Te quiero, pero no estoy enamorada de ti. Tengo mucho trabajo. Sé que un día me voy a arrepentir de esto, pero no podemos seguir saliendo. No tengo tiempo para una relación seria en estos momentos». Entonces, estarás permanentemente fuera de su radar. Como si tu teléfono no tuviera recepción y fuera un celular sin señal. A pesar de que suenan horribles, estas tácticas son empleadas por las mujeres para atraer la atención de los hombres. Funcionan por un tiempo ... pero al final la relación se deshace y la mujer no tiene ni idea de qué fue lo que hizo mal. ¿Por qué las mujeres se perjudican a ellas mismas? Las han limitado con el mensaje constante de que su sexualidad es la moneda que les abre todas las puertas en la vida. Los comerciales de televisión y la cultura pop le dicen cómo tienen que comportarse. ¿Usas tacones mientras barres el suelo? ¿Le sirves cerveza helada en ropa interior sexy? ¿Le haces los pliegues afilados como cuchillas en la camisa, como al empleado del mes? ¿Haces jardinería en tacones de aguja? ¿Te envuelves en celofán para él? ¿Dejas que te azote con una espátula? ¿Tienes cincuenta sombras de desesperación? La desesperación es el peor perfume que puede usar una mujer, y a la mayoría de ellas se les enseña a bañarse en él. He aquí lo que un hombre ve: una mujer absolutamente aterrorizada de perderlo. Fue un tema obvio durante mis entrevistas, y no me sorprendió. Lo primero que dijeron fue «no hay muchas mujeres seguras». También mencionaron repetidas veces: «Quieres casarte con una mujer que sea diferente, que tenga individualidad. Una mujer que no actúe como todas las demás».

El hombre mirará a la mujer como alguien con la que puede llegar a tener una relación duradera, solamente después que haya agregado dos ingredientes clave: PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 1 En el amor, no hay nada más atractivo que una mujer que tenga confianza en lo que ella es. Respeto y dignidad. Esto es lo que la hace “digna de una relación” a su modo de ver. Y para que el hombre respete a la mujer, ella tiene que deshacerse del libro de las reglas de cómo “debe” comportarse y comenzar a pensar independientemente. Los hombres quieren saber que tienes opinión propia y que no necesitas que nadie te diga cómo ponerte las medias. La mujer a la que yo, afectuosamente, llamo “cabrona” no es mala. Es una mujer segura de sí misma y que hace su propio baile en la vida. Si noventa y nueve mujeres van hacia un lado, ella seguirá la aguja de su propia brújula, gústele a él o no. Y eso es lo que la hace diferente. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 2 La mujer inolvidablemente sexy es una mujer segura que puede funcionar independientemente, y que no siempre deja que él tenga el control. . . . con una pequeña advertencia . . . no puede ser demasiado fuerte o dominante y hacerlo sentirse castrado. Es importante ser femenina y permitirle a él que se sienta fuerte, pero al mismo tiempo no debes hacer evidente tus inseguridades. Matt recuerda una vez en que Jessica mostró su seguridad. En la tercera cita, él le dijo en broma: «Tú no me puedes tener». Le tomó dos segundos a ella pararle con un golpe de nocaut por respuesta: «Dame una razón por la que yo deba desearte». Esa vez, él no recibió el mensaje de “tómame, tómame”. Cuando muestras que no tienes miedo de perder a un hombre, él es quien siente temor de perderte. «Ella es inteligente. Tengo que mostrarle mis mejores cualidades para mantenerla interesada». En un documental, Tim McGraw dijo algo muy interesante sobre su esposa, Faith Hill: «Ella es honesta y directa, de eso no hay duda. No le aguanta abusos a nadie». Faith Hill es bella y talentosa, y eso es lo que la sociedad admira. ¿Pero en casa? Su esposo está orgulloso de la virtud que los hombres más respetan: tiene agallas. PRINCIPIO DE ATRACCIÓNN. 3 Él necesita saber que eres inteligente y feminina, pero que no necesitas que nadie piense por ti. Faith Hill también dijo en una revista: «Como mujer, a veces tengo que repetirme diez veces para que me escuchen». No se rindió (nueve veces). Cuando un hombre ve que una mujer no está tratando de conseguir su aprobación y que le da importancia a sus propios intereses, no la clasifica como el tipo de mujer tonta de la que puede aprovecharse. Ashely es un buen ejemplo de una mujer que exuda independencia. Un día, su nuevo novio le dio su opinión sobre la ropa que llevaba. Estaba lista para salir a una reunión de trabajo y le pidió que se pusiera un vestido en lugar del traje de pantalón. También le dijo que tenía demasiado maquillaje. Lo que la mayoría de las mujeres hace en un caso como ese es cambiarse la ropa. En su lugar, Ashley le contestó: «Escucha, Versace. Nunca he tenido problemas con este traje. Tampoco he escuchado nada negativo de mi maquillaje. Pero si te parece bien, la próxima vez te aviso lo que me voy a poner con anticipación y de esa forma no tienes que venir, si no me quieres ver».

En el momento en que él no vea tus sentimientos, tus emociones y la conducta transparente que las mujeres despliegan para conseguir aprobación, serás diferente e interesante. Mientras menos fácil seas de leer, más él se esforzará. Ahora estás en otra categoría. Eres “diferente” a todas las demás mujeres. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 4 Los hombres te tratarán con más cuidado (y respeto) si no pueden conocerte completamente, ni saber lo que estás pensando. El segundo punto de su lista: Ella es interesante Piensa en la última vez que estuviste locamente enamorada. Lo más probable es que él no fuera nada perfecto. No era un billonario con un avión privado, con un abdomen musculoso, ni tenía “el equipo” de un animal de granja con Viagra. Es probable, que no te saciara en la cama cinco veces antes de echarse a un lado a dormir, pero había algo sexy en él, algo ... interesante. Los medios sociales y las revistas han marcado los estándares de belleza, poniendo presión en las mujeres para que sean perfectas. Ellos son los que definen lo que es ser “perfecta”. Nos han dicho que debemos tener tales medidas. Nos han dicho qué ponernos. Nos han dicho los bolsos de diseño que debemos llevar y los zapatos de diseño que debemos comprar. Nos han dicho que tengamos un carro y un celular del último modelo, y nos han recomendado una dieta de berza y claras de huevo para mantener una figura juvenil. Si le preguntas a mil hombres la definición de una mujer “perfecta” físicamente, vas a recibir mil respuestas. Sin embargo, las respuestas serán consistentes cuando de la personalidad se trate. Ella debe ser interesante ... antes de que él considere pensar en una relación “para siempre”. Estas son las cosas que él va a notar durante una cena. «¿De qué habla? ¿Puedo confiar en ella? ¿Me hará pasar vergüenza si la llevo a una fiesta del trabajo?». Si de lo único que habla durante la velada es de zapatos y maquillaje y de cuál celebridad está gorda, la pondrá en la categoría de compañera de cama. Para el radar de un hombre, la superficialidad es registrada como “yo, yo y yo”. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 5 Una forma de parecer mucho más interesante ante un hombre durante una cita es haciéndole preguntas inteligentes sobre su persona. Para un hombre una conversación interesante no incluye si él quiere tener hijos o no ... cuánto dinero gana ... o si él piensa que un día se va a casar. No incluye sus “sentimientos” o si la celebridad esta o aquella está en proceso de rehabilitación. En su lugar, hazle preguntas sobre su negocio, sobre su trabajo o sobre la universidad a la que asistió. Pregúntale lo que le gusta o lo que no le gusta. Pregúntale qué significa el éxito para él, qué es lo más importante que aprendió de sus padres o de su familia, o quién o qué lo inspira para ser una mejor persona. Estas preguntas lo harán sentir como un genio. Muéstrate interesada, como si estuvieras aprendiendo algo, y haz el esfuerzo de no decir “¡Yo también!” a todo lo que él diga. No se trata de ti ... no ... se trata de que él es un genio. Después que ha notado que eres muy bonita por fuera, quiere saber si eres bella por dentro. Quiere saber si eres encantadora, confiable, emocionante, inteligente, chistosa y versada en un número de temas (incluyéndolo a él). ¿Y lo más importante?, que no eres aburrida. Los certámenes de belleza son un ejemplo de cómo las mujeres son llevadas a pensar erróneamente que lo más importante en la vida son los consejos de belleza y el arte de cazar a un hombre. Este es un perfecto ejemplo de la mentalidad de “yo, yo y yo” de la que los hombres se cansan rápidamente. Todo el mundo sabe que la que pierde quiere extrangular a la ganadora, y que la deidad del sur que ganó el premio a la Señorita Simpatía se muere por mandar a todos los jueces al carajo. Sin embargo, ellas

insisten que son genuinas benefactoras de los pobres o “embajadores de buena voluntad” para sus organizaciones benéficas favoritas. ¿Y cómo responden cuando les preguntan que harán si ganan? Todo gira alrededor de los pobres niños huérfanos. PRINCIPIO DE ATRACCIÓNN. 6 Él no se casa con una mujer perfecta. Se casa con una mujer interesante. SEÑORITA KANSAS: «Soy alumna de tercer año de cerámica. Mi sueño es visitar países del tercer mundo y regalarle una maceta a cada niño huérfano». SEÑORITA ARKANSAS: «Erradicaré el hambre del mundo. Quiero ayudar a darle de comer al hambriento, a los sin hogar, a los sin trabajo, a los desamparados. De esa manera toda mi familia podrá comer ». SEÑORITA CALIFORNIA: «Mi organización benéfica favorita son los pequeños niños ciegos que son invidentes. Quiero darles a todos gafas de sol Chanel». Sería más interesante si las atamos a un detector de mentiras y le hacemos preguntas sobre la vida diaria. Las preguntas serían algo así: «Háblanos del día en que trabajaste más duro en tu vida y qué fue lo que hiciste. ¿Estarías dispuesta a viajar por autobús para que podamos donar más dinero a los niños huérfanos? Y finalmente ... ¿A cuál de esas otras cabronas es a la que secretamente quieres a asfixiar con una almohada?». ¿Cuál es la realidad? Los hombres no les prestan atención a las reinas de belleza hasta que no se transmite en las noticias de las cinco de la tarde que una de ellas aparece en un video pornográfico, tiene una orden de alejamiento o una orden de arresto por embriaguez y alteración del orden público. ¿Por qué? Porque ahora ella ya no es perfecta, y para la mayoría de los hombres, perfecta significa falsa. Y una mujer falsa es una mujer aburrida ... y tendrá la misma importancia para él que un mueble. Los hombres piensan que la mujer que se extrema en su aspecto exterior está tratando de compensar por algo que le falta por dentro. Los hombres no van a confesarlo. En su empeño de acostarse la mayor cantidad de veces posibles, les dirán a las mujeres exactamente lo contrario. Ellos saben la presión que sienten las mujeres por lucir perfectas, por lo que las engatusarán con historias para mantenerlas enfocadas en complacerlos (a corto plazo). Como el que dice que todas sus novias anteriores fueron súper modelos, o el que dice que hacía el amor diez veces al día con su anterior novia (obviamente, todo producto de su imaginación). Para probar que todas esas historias no son más que sandeces, solo tienes que mirar una foto de su ex. Si es verdad que hacían el amor diez veces al día, tiene que haber signos visibles. El pelo parecerá un nido de pájaros. Tendrá los tobillos permanentemente pegados a las orejas. Tendrá una ojeras que parecerá un mapache; y después de haber quemado tantas calorías diarias, estará tan raquítica que necesitará que alguien le haga el favor de regalarle una hamburguesa con queso. Los medios de comunicación también les dicen a las mujeres lo que significa ser “seductora”. Si te guías por las películas y la televisión, pensarás que la fantasía sexual ideal es una mujer que sube y baja un tubo de baile, con una peluca y un atuendo de Little Bo Peep. ¿Tiene eso algo de interesante? Si un hombre conoce a una mujer que trata por todos los medios de complacerlo o que quiere ajustarse a una imagen, lo más probable es que piense que ella es como todas las demás ... que está esforzando demasiado.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 7 La forma más rápida de aburrir a un hombre es tratando de ser como todas las demás. Al principio, el hombre busca lo que resulta interesante y único sobre ella. Los hombres ven esa imagen que se les ha inculcado a las mujeres y comienzan a tener la impresión de que todas las mujeres lucen igual, hablan lo mismo, piensan igual y siguen el mismo patrón. Él quiere sentirse diferente ante tus ojos y sentir que tú también eres diferente. Si la mujer no es singular de alguna manera, él podrá pensar que fue hecha en una línea de ensamblaje en una fábrica de Michigan, de donde salen miles de mujeres iguales. Cada mujer tendría un tatuaje en el cuello con la siguiente leyenda: ¿Qué puedes hacer para remediarlo? Deshacerte de los trajes de Little Bo Peep, de porrista, de Mary Poppins y de colegiala sexy. Llévalos de nuevo a la tienda y pídeles que te devuelvan el dinero. Además, no hay derecho de que tomes lo que le pertenece a una pobre niña de 10 años que lo necesita para el día de Halloween. Para un hombre, la mujer puede ser preciosa, y sin embargo, aburrida. Puede tener sexo con ella y pensar que esa mujer con la que disfruta del sexo no es lo suficientemente interesante como para tener una relación seria. ¿Recuerdas la película American Beauty? Al final, Angela, una mamacita rubia porrista, tiene una discusión con su amiga sin gracia, Jane. Delante del novio de Jane, Angela, el bombón rubio le dice: «Por lo menos, ¡no soy fea!». A lo que el novio de Jane le responde calmadamente: «Sí, eres fea. Y también eres aburrida. Eres totalmente común, y tú lo sabes». ¿Por qué? Porque ella piensa como todas las otras mujeres, y no tiene nada de especial. Alex explica por qué tener una novia insegura puede ser un “constante dolor de cabeza”. Esto fue lo que dijo: Esta cabrona fue hecha en Detroit. Número de serie MI 56793566. Los zapatos y el bolso se venden por separado.

«Una mujer insegura que necesita constantemente que la consuelen, es algo agotador. Te deja sin energía. Los domingos, no puedes leer la sección de deportes mientras ella trabaja en su laptop. Tienes que darle el 100 por ciento de tu atención cuando estás en la misma habitación. Si estás leyendo un libro a tres pies de distancia, protesta porque la estás ignorando». El colega de Alex agregó: «Sí ... algo verdaderamente irritante». Para un hombre, pasar un tiempo valioso consiste en estar en la misma habitación y relajarse con la mujer que ama, aunque estén realizando actividades diferentes. Cuando un hombre está locamente enamorado, lo emocionante es estar juntos. Si hay buena química, la mujer no necesitará una conversación constante. Él pensará que nunca podrá recargar las baterías, sin un placentero silencio. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 8 El hombre no quiere ser la única razón por la que una mujer es feliz. Es una responsabilidad muy grande y los hombres odian las responsabilidades. Esta es la razón por la que los hombres prefieren a una mujer atractiva, independiente y quizás no muy refinada a una mujer insegura que lo necesite constantemente. Sí la mujer tiene el control de su propia felicidad, no tolerará faltas de respeto, aun si vinieran de él. Y sí, los hombres prefieren este tipo de mujer. Michael J. Fox contó la historia de cuando conoció a Tracy Pollan, su esposa. Estaban grabando un episodio de la serie Family Ties. Él era la gran estrella de esa serie. Mientras estaban en el set, después del almuerzo, él acercó a Tracy Pollan y le dijo algo desagradable sobre su aliento. «Madre mía, qué fue

lo que almorzarte, scampi? Ella inmediatamente lo mandó a paseo y se alejó. Él lo recuerda hasta el día de hoy: «Me enamoré de ella desde ese mismo instante». Ahora, casados, con cuatro hijos y veinticinco años después, todavía piensa que ella es maravillosa. Con frecuencia, sucede así. Él le falta el respeto, y ella, rápidamente, lo pone en su lugar. De pronto, él comienza a tomarla más seriamente. La mujer insegura que se concentra en su imagen hace lo contrario. Si un hombre la ignora, va detrás de él para que le confirme su amor. Selecciona un tipo con una Harley y veinte tatuajes, y permite que la maltrate. Después de tratarla pésimamente, él le pide un perdón a medias en un mensaje telefónico: «Cariño, perdóname. No debí tirarte de la motocicleta a 30 millas por hora. La próxima vez, aflojaré a 10 millas ... te lo juro». Vamos a resumir. Un tipo despreciable al que le gustan las mujeres inseguras quiere maltratarlas para sentir poder sobre ellas. ¿Por qué es despreciable? Porque no tiene valores morales. Para él, la crueldad es algo bueno. (Y eso por sí solo lo hace despreciable.) PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 9 Un hombre de buena calidad respetará a la mujer que no tolere faltas de respeto. Esto hace más grande su deseo y su respeto por ella. No requiere que seas polémica o belicosa. Simplemente significa que no permitirás que te falten el respeto, aunque sea ligeramente. Steven me habló sobre una ocasión en la que le presentó su novia Kara a unos amigos, un Domingo de Super Bowl. Antes de que comenzara el partido, uno de sus amigos puso los pies en la mesa y dijo: «Kara, ¿me puedes traer otra cerveza de la cocina?». Kara tomó su celular, fue hasta otra habitación y no le prestó atención. Steve, le dijo a su amigo. «Oye socio, ¿tienes algún problema en las piernas? Ella no es una jodida camarera». Steve recuerda: «Si le hubiera llevado la cerveza, yo hubiera perdido respeto por ella». Para un hombre de buena calidad no es normal que una mujer se sobrepase en atenciones. A diferencia de los años 1960 donde mostraban a las mujeres con delantal en comerciales en blanco y negro, los hombres de hoy no están interesados en ese tipo de mujer. No quieren casarse con una sirvienta. Eso no los estimula, ni los hace sentirse orgullosos. Un hombre de buena calidad quiere casarse con una mujer a quien respete, y que considere su igual. Por lo tanto, ninguna mujer moderna debe conocer a un hombre e inmediatamente comenzar a actuar como “la empleada del año” en el motel Jolly Roger. Si no es un hombre de buena calidad, la actitud “servil” de la mujer puede dar lugar a otros problemas. Comenzará con “tráeme una cerveza” y seguirá con “siéntate en mis piernas” o “bájame el zíper de los pantalones”. Él dominará la relación y será entonces que la mujer comience a sentir que se está aprovechando de ella. Para él, todo no es más que un entretenimiento. Se acomodará, abrirá una cerveza y pensará: «Se esmera tanto en complacerme que en esta relación no tengo ni que mover un dedo». En la película Confidence, el personaje principal, Jake, dice: «Lo que buscas en el “objetivo” es una persona con debilidades que puedas explotar». Cuando una mujer que necesita aprobación y se esfuerza demasiado en complacer a un hombre que apenas conoce, con frecuencia él explotará esas debilidades. Para ser considerada una compañera, él tiene que sentir que ha encontrado a su equivalente o a su igual psicológico. Connor explicó lo que los hombres quieren: «Quiero encontrar a una mujer que sea fuerte e independiente, de manera que yo pueda consultarla y saber cuál es su opinión. Quiero saber que ella puede hacer su parte, tomar buenas decisiones y darme

un punto de vista diferente. Quiero que me sorprenda ... algunas veces. Si ella tiene sus propias ideas y sus propios talentos, y no es una lameculos todo el tiempo, haremos un equipo formidable. Ella me hará más fuerte y me ayudará a crear un gran imperio».* (*Él es el gran emperador.) En otras palabras, él no puede controlarla mentalmente. Esa es la razón por la que escuchamos a los hombres decir que un reto mental es algo excitante. PRINCIPIODEATRACCIÓNN. 10 Cuando la mujer da demasiado y demasiado pronto, sienta las bases para una relación unilateral. Él se siente intrigado y estimulado al no saber lo que estás pensado todo el tiempo. Si algo le resulta muy fácil, es aburrido y no representa un reto. Si es ligeramente difícil, se siente espoleado, y hace un mayor esfuerzo por conseguirlo. Si no se acuesta con él inmediatamente, muestra un poco de respeto por sí misma y no hace muy obvio que está interesada en una relación seria, se convierte en algo difícil de alcanzar y, por lo tanto, en un desafío. Los hombres quieren que, constantemente, los sorprendan y los estimulen ... mentalmente. Cuando un hombre no puede descifrar tu código, trazar tu perfil, marcarte o averiguar cuáles son tus puntos débiles, dejas de ser transparente. No eres una persona dependiente. En ese momento no tiene el 100 por ciento del control sobre ti, y te haces más sexy ante sus ojos. Ser independiente te hace interesante y estimulante, en lugar de aburrida. Es entonces que disfrutará de poner el 50 por ciento de su parte para ganarte y mantenerte interesada. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 11 Cuando un hombre ve que eres feliz con él, pero que puedes ser feliz sin él, te tomará mucho más en serio. El tercer punto de su lista: Ella no me necesita In la película Closer, Natalie Portman le pregunta a Jude Law por qué él está tan locamente enamorado de la fotógrafa, Julia Roberts. «¿Porque ella es exitosa?». Jude Law le contesta: «No. Es porque ella no me necesita». Con frecuencia las mujeres conocen a un hombre y se transforman en lo que creen que él quiere que sean. Si es italiano, ella aplasta tomates de su huerto para hacer su salsa marinara favorita. Si es del tipo espiritual que come nueces y moras, ella come moras durante sus cánticos matutinos y bebe zumo de espigas de trigo. Si él es miembro de una religión o culto, ella acepta sus creencias. Si él es un ambientalista, ella vende su todoterreno, se compra un híbrido y limpia el inodoro con vinagre. Es casi como si se preguntara a ella misma: «¿Qué es lo que vamos a ser esta vez?». A menos que el tipo esté buscando alguien a quien manipular y controlar, él estará más atraído hacia una mujer que tenga sus propios intereses, actividades y metas, porque ella no necesita que él le dé permiso para ser feliz. Su chica perfecta no es la que le dice: «Me gusta cualquier cosa que te guste. Haré cualquier cosa. Comeré cualquier cosa. Beberé cualquier cosa. Lo que sea ... no soy complicada». La mayoría de los hombres de hoy no se casan con una esposa de Stepford. «Sí, cariño. Sí, cariño. Lo que tu digas, cariño».

PRINCIPIO DE ATRACIÓN N. 12 Todo hombre sabe que es fácil encontrar una chica que simplemente esté satisfecha con satisfacerlo a él. Ellos se sienten más atraídos por una mujer a la que también le interesa complacerse a sí misma. Un número incontable de hombres me dijo la misma cosa. Uno de ellos me dijo: «Salí con varias mujeres con las no me pude casar. Eran el tipo de mujer deseosa de dejarlo todo para hacer cualquier cosa que yo quisiera». Con el tiempo, eso incluye actividades y sexo. Boletín informativo: Si un hombre soltero le revelara eso a las mujeres, nunca podría llevárselas a la cama. Algo que confunde a muchas mujeres es la forma en que las mujeres aparecen desnudas en las revistas para hombres, hablando de deportes, sexo y las cosas que les gustan. (Yo no sé tú, pero yo usualmente no me siento, en cueros, sobre una paca de heno en el medio de un sembrado de maíz para mirar la salida del sol). No importa si hay un frío que pela, la modelo se chupa el dedo mientras cuelga de cabeza de un árbol y dice: «Me encanta estar desnuda. Es algo natural»; aunque esté en medio de una tormenta de nieve y regrese a casa con neumonía. Luego tenemos la literatura categoría B (B de basura): Cosas que excitan: Paletas de helado, dulces Twinkies y puestas del sol Cosas que desencantan: Gente a la que no le gustan las piruletas Deporte favorito: Salto Bungee en cueros La persona con más influencia en mi vida: Mi perrito Logro del que estoy más orgullosa: Atarme los zapatos en menos de cinco minutos

En algún lugar existe un salón de conferencias para chicas jóvenes, con interminables bandejas de galletitas a las que se les pide que se les ocurran esas ideas. «Atención, chicas, ¡la ganadora del concurso se ganará un triciclo!». ¿Cuál es el mensaje para las mujeres adultas? Tú lo necesitas a él. Él no te necesita a ti. Por lo tanto, debes actuar como una idiota, satisfacerlo, cueste lo que cueste, y quitarte la ropa lo más rápido posible. No importa si lo conociste solamente hace dos días. Si conversaron sobre tu helado favorito, no necesitas decirle nada más. ¡Se te acaba el tiempo! Espabílate, porque tu obligación es complacerlo, si quieres que conservarlo. ¿Cuando él quiere escoger a su pareja sexual? Esa es una fórmula ganadora. ¿Cuando él quiere encontrar el amor de tu vida? Nada está más lejos de la verdad. Muchos hombres dicen: «Si mi mujer se hubiera acostado conmigo en la primera cita, no me hubiera casado con ella». Piénsalo bien. Lo último que un hombre quiere encontrarse cuando llega a casa después de un día duro de trabajo es a su mujer en el portal, desnuda, con dos coletas, chupando una piruleta de colores, y regando los tulipanes. El pensará que no necesitas tanto de él cuando tienes otras cosas que te hacen feliz y tu única finalidad no es complacerlo. Troy lo explica muy sencillamente: «Un hombre inteligente no se casa con una mujer que no tiene ambiciones o intereses propios. Se acostará con ella, pero no se casará». Una buena forma de evaluarlo es la velocidad con la que te vas a la cama. Existen otros indicadores, entre ellos las preguntas que te hace durante una cita ... para tratar de conocerte mejor. Puede preguntarte algo aparentemente tan inocente como «¿qué te gusta hacer para divertirte?». Esperará tu respuesta con especial atención. Si le dices cuáles son tus hobbies y tus intereses, querrá saber por qué te gustan. Luego, hará una broma, te retará o te molestará. ¿Por qué? Porque quiere saber que defiendes enérgicamente las cosas que te interesan. Brad nos cuenta la siguiente anécdota sobre Cindy. Un día que salieron, él le preguntó: «¿Qué haces para divertirte?» Cindy le respondió: «Hace poco me compré una podadora carísima y el fin de semana pasado me divertí muchísimo cortando la hierba». Esto es lo que Brad pensó: «No le importó que yo

pudiera pensar que era algo estúpido o inusual. Es lo que le gusta y lo que ella hace. El hecho de que se sintiera orgullosa de lo que había hecho, tuvo un efecto completamente excitante». El hombre quiere saber si eres feliz ... con él o sin él y si tienes tu propia identidad. Es ese caso, puede respirar aliviado. «Uf ... Ella no me necesita». Otra variación de “¿qué te haces para divertirte?” es cuando te pide que selecciones un restaurante en la primera o segunda cita. La razón por la que él quiere que tu hagas la selección es por temor a que no te guste el que él escoja. Teme que si no es lo suficientemente sofisticado, puedas pensar que es muy tacaño. Si es muy caro, le preocupa que vayas a pensar que está muy interesado o desesperado por ti y que está tratando de impresionarte. Entonces, pone la pelota en tu cancha. Los hombres tienen dos quejas principales sobre la forma en que las mujeres responden: La primera es obvia. Ella escoge un lugar muy caro y luego, no se comió la comida. La segunda es menos obvia. No puede decidirse por un restaurante, lo que puede interpretarse como un signo de debilidad. Una de las cosas que los hombres ven como un signo de debilidad es la indecisión. Es un defecto prácticamente en la misma categoría que el lloriqueo y el hostigamiento. Eric me lo explicó con una quasi representación: «Si una mujer no puede tomar una decisión sobre a cuál restaurante ir, no será capaz de tomar otras decisiones. En diez años tendré que preguntarle: “Mi amor, ¿quién va a recoger a los niños en la escuela?” (Entonces cambió la voz a la de una mujer). Ella me dirá: “Yo no sé quien va a recoger a los niños, cariño. Tú dirás. Toma tú la decisión. Ah, de paso, ¿dónde están los niños? No los he visto desde el jueves pasado”». Si un hombre trata de evaluar qué clase de madre será una mujer, una de las claves principales es su capacidad de decisión. Decir “como quieras” es lo mismo que decir “sí”. Por lo tanto ... Si los hombres pudieran reescribir los votos del matrimonio, serían algo así: «¿Prometes no hostigar, lloriquear o sacar los problemas pasados? ¿Prometes ser una persona lógica, por lo menos algunas veces? ¿Me darás tu opinión cuando te la pida?». PRINCIPIO DE ATRACIÓN N. 13 Cuando eres feliz, eres sexy.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 14 Si una mujer es indecisa para las cosas pequeñas, él lo verá como un signo de debilidad y un indicador de que ella no será capaz de tomar deciciones importantes más tarde en la vida. Después de salvar los obstáculos “¿qué haces para divertirte?” y “tú seleccionas el restaurante”, las pruebas continúan. Por ejemplo, puede que a la salida del cine después de ver una función horrible te pregunte qué pensó de la película. Si dices: «¡Muy buenos efectos especiales!» te respetará un poco menos. Lo mejor es decir: «La companía fue excelente, pero la película fue muy mala». Cuando un hombre ve que eres directa y que dices lo que piensas, te verá como una genuina candidata. Thomas describió lo que se siente al estar con una mujer indecisa, sin identidad y que no ofrece ningún reto a la mente. La que, simplemente, está de acuerdo con todo lo que él quiere. Thomas dijo: «Es como jugar al tenis contigo mismo. Golpeas pelotas por sobre la red, pero no regresa ninguna».

Los hombres usan diferentes palabras, pero todos dicen lo mismo. La presión se hace insoportable cuando la mujer está obsesionada con la relación o con complacerlo en todo. Cuando todo tu mundo revuelve alrededor de él, rápidamente la relación se vuelve aburrida. Si él piensa que, potencialmente, eres una buena esposa, quiere asegurarse de que puede confiar en ti, decirte lo que piensa y recibir un punto de vista diferente. No cree que tienes las respuestas para todas las preguntas (eso le corresponde a él), pero si te haces diferentes preguntas y lo ayudas a ver la situación desde otros ángulos, te verá como una compañera potencial. ¿Y luego cuando estén casados? Seguirá preguntándote tu opinión. Pueden suceder varias cosas. Tomará tu consejo y le dirá a todo el mundo que fue su brillante idea, o decidirá que siempre tuvo razón (y que tú estabas equivocada). De cualquier manera, te agradecerá haberle dado tu opinión, porque lo ayudaste a ver ... ¡que él tenía la razón! Los hombres piensan que la mujer es débil o está obsesionada cuando no da su opinión o teme decir “no, no quiero hacer eso” o “no, eso no me gusta” o “sí, esto me gusta”, o cuando no se siente bien si él no le dice que ella es lo mejor del mundo. La confianza comienza cuando . . . He aquí otro secreto, altamente clasificado, que revelaron los hombres y que no quieren que sepas ... El mundo les pertenece y ellos están acostumbrados a que las cosas sean como ellos quieren. Cuando una mujer tiene su propia forma de hacer las cosas, les resulta fascinante. Es entonces que él piensa: «Caramba, hay algo mágico en ella». ¿En qué consiste la magia? En que ella le puede decir que se vaya a freír espárragos cada vez que le venga en gana. Aunque el hombre pueda sentirse un poco irritado al no poder salirse con la suya, secretamente te respetará. De pronto, verá las cosas desde una perspectiva diferente y comenzará a pensar en la forma de poder llegar a ser parte de ... tu mundo fascinante. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 15 No creas lo que la gente te dice sobre tu persona. 2 HAZ QUE TE PERSIGA HASTA QUE LO ATRAPES Cómo convencerlo de que el compromiso fue su idea Cuando las mujeres van por el mal camino, los hombres rápidamente van detrás de ellas. —MAE WEST CÓMO CAMBIAR LAS REGLAS DEL JUEGO No puedes luchar con un hombre como un vaquero en el rodeo, tumbarlo y atarlo para hacerlo comprometerse. Al igual que lo haría el ternero, saldrá corriendo en cuanto tenga la oportunidad. En lugar de tratar de enlazarlo o atraparlo con un gancho, debes cambiar la estrategia. Cuando de compromiso se trate, él se enganchará solo. Todo lo que tienes que hacer es ser femenina, suave, encantadora y una delicia de compañera. Entonces, puedes echarle el lazo. Observa. Él se va a enredar. En el fondo, los hombres quieren ser caballerosos y quieren tener una mujer que para adorar y hacer todo por ella, pero de la misma manera que el instinto de la mujer es complacer, el instinto del hombre es cazar. Quiere que pienses que él es enigmático, tenebroso y misterioso como James Bond. Quiere pensar que te ha hechizado y que te tiene bajo su encantamiento, pero ... no tan fácilmente. Quiere ganarte ... poco a poco.

Robin es el perfecto ejemplo de la mujer que trató de acelerar este proceso. Mike quizo llevarla a cenar en la segunda cita, pero ella insistió en que quería cocinar. Cuando él llegó, se encontró con una superproducción de cinco estrellas. Robin había servido foie gras, el mejor paté de hígado del mundo. Cuando él tomó el salero, ella comenzó a disculparse: «Esto no es lo mejor que he hecho». Robin le mostró demasiado cariño ... y demasiado rápido. Esto es lo piensa Mike: «Después de foie gras, yo sé que tengo la cama asegurada y que ella quiere un anillo de compromiso. Si me ofrece un sándwich o un Sloppy PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 16 A los hombres les gusta que estimulen su curiosidad. Les gusta pensar que hay mucho más de lo que ya saben. Joe, sé que todavía tengo mucho por hacer. Cuando no estoy seguro cuánto le gusto, la relación supone un reto». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 17 Si muestras estar insegura de poder conquistarlo, él sabrás que te ha ganado. Y si sabe que te ha ganado, es poco probable que le produzcas ese sentimiento irresistible de atracción que es necesario para que quiera casarse contigo. Una vez que hace obvio para que te ha enganchado totalmente, ya no le resultas fascinante. Más al punto, ¿crees que para Robin la cena fue divertida? Siempre debemos evaluar la proporción trabajo-diversión. Si sumamos las compras, las horas cocinando y las horas de limpieza en la cocina, la proporción trabajo-diversión de Robin y su foie grass fue de 10 a 1. En otras palabras, diez horas de trabajo y una hora de placer (en algunos hombres, la diversión dura solamente tres minutos). Para mi amiga Ashley la proporción trabajo-diversión resultó mejor. Salió a cenar con un chico a un restaurante chino. Probaron diferentes platos y les quedó suficiente comida que Ashley se llevó a casa. A la noche siguiente, tuvo una cita con otro chico y decidió ser la anfitriona singular. Calentó la comida china y la “reorganizó” en una agradable presentación para su invitado de honor. ¿Tiempo total empleado? Tres minutos. ¿Tiempo de diversión? Cinco horas, dos días seguidos, con un total de diez horas (una mejor proporción). La galletita de la fortuna rezaba: “El servicio de la cena fue un verdadero éxito”. Un hombre que comienza una nueva relación es como un niño que abre un rompecabezas por primera vez. Si abre la caja y el rompecabezas ya está armado, toda la diversión y la emoción se han perdido. Pero si el niño tiene que pensar, imaginárselo, crear una estrategia y poner todas las piezas juntas, se le estimulará la mente y disfrutará de lo lindo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 18 El reto mental no es “¿puedo lograr que se acueste conmigo?”. El reto mental es “¿puedo obtener y mantener su atención?”. Cuando se trata de asegurarte el compromiso de un hombre, la mejor estrategia es actuar como si te gustara, sí, pero no como si estuvieras demasiado interesada en amarrarlo. El objetivo no es alejarte, sino mantener un bajo perfil. Mientras más discreta sea tu actitud, mayor será su interés por ganarte. Por “perfil bajo” quiero decir, mostrarte feliz de verlo, pero no adoptar el papel de novia. Cuando no te adjudiques ese papel, el bajará la guardia y comenzará a querer conquistarte.

La razón es que los hombres están programados para proteger su libertad. Desde el principio, ya tiene la leve sospecha de que lo que quieres es casarte, por lo que en el momento en que empieces a hablar de compromiso, hagas alusión al matrimonio o parezca que quieras atarlo, comenzará a luchar por su libertad. En el segundo que pronuncies palabras como monogamia, niños o minivan, comenzará a levantar un muro entre los dos. En su mente, todas las mujeres están buscando “una presa” y están tramando su captura ... su arresto ... y su vida futura en captividad. ¿Alguna vez te has preguntado por qué los hombres leen revistas para mujeres? Sencillamente, porque están espiando a la oposición. El hombre leerá artículos del tipo “¿Cómo hacerlo que te pida matrimonios, aunque se haya acostado con tu hermana y tu prima con dientes de conejo?”. Siempre muestran la foto de un tipo de espalda y una mujer haciendo pucheros, vistiendo un brasier de noventa dólares. Es por eso que los hombres piensan que «todas las mujeres tienen una agenda preconcebida». Lo que empeora las cosas es el terrible consejo sobre cómo las mujeres deben “negociar” verbalmente la relación con un hombre. Podría ser la exclusividad al principio o un compromiso un año después, pero la creencia popular es que debes poner las cartas sobre la mesa y decirle lo que esperas de la relación (como si él ya no lo supiera). En otras palabras, debes tomar al toro por los cuernos. Esto, según los llamados expertos, te ahorrará tiempo y trabajo, de manera que sabrás al principio si él “tiene en mente el matrimonio”. ¿Correcto? Espera un momento PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 19 Mientras el hombre tenga la guardia en alto, no se enamorará o se comprometerá. Los hombres le llaman a esto “la conversación” y es la primera señal de que hay problemas. Ha continuación algunas de las cosas que dicen las mujeres durante la cena o en los momentos íntimos, en los primeros dos meses. Es la forma más rápida de hacer que el hombre se relaje y de hacerle ver que él tiene el control: La tan temida “conversación” ¿A dónde se dirige de esta relación? ¿Qué ves en el futuro? ¿Qué piensas sobre el compromiso? Estoy buscando “el único”. ¿Quieres sentar cabeza? Me niego a perder el tiempo en un callejón sin salida. Quisiera tener hijos. ¿Has considerado casarte alguna vez? ¿O volverte a casar? ¿Quieres tener hijos? ¿Cúantos? Lo que busco es seguridad. ¿Qué es lo que tú buscas? Me estoy poniendo vieja. Los hombres piensan que les están tendiendo una trampa, porque se lo ofrecen voluntariamente. En Rusia, hay un refrán que dice: “Solo encontrarás queso gratis en una ratoneta”. La mujer piensa que le está dándole vueltas al asunto sutilmente, o que con eso hace los cosas progresen. ¿Qué piensa él? Que es demasiado obvio. Tan evidente como cuando un campesino le examina los dientes de una mula y dice: «¡Buena cría! La compro». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 20 Pierdes todo el poder en el momento en que empiezas a preguntar “¿qué significo para ti?”, porque lo que le acabas de decirle es que él dictará los términos de la relación. Si sucede demasiado pronto, generalmente el hombre piensa que está siendo coaccionado a llevar a cabo un plan que no es el suyo. Una o dos de las preguntas de las que hablamos anteriormente y ... ¡puf! Se disparan las alarmas. Él levanta la guardia, y comienza a planificar su fuga. No dará muestras de ello (hasta después de acostarse contigo). Se quedará por los siguientes tres meses, o quizás te dejará después de seis, pero si le dijiste que no vas a perder tu tiempo en un callejón sin salida, o que te quieres casar en un año, lo que le has comunicado

es que tiene que alejarse de ti lo antes posible. Esta es la razón por la que poner las cartas sobre la mesa o ser “abierta”, no funciona. La única forma en que lo vas a enganchar, es bajando la guardia al principio. Es parecido a la forma en que las mujeres ven el sexo casual. Si un hombre te enamora en un bar y es demasiado directo, lo más probable es que pienses: «No es un halago. Está tan excitado sexualmente, que se acostaría con un palo de escoba con faldas». Como la situación es tan obvia, inmediatamente subes la guardia y no quieres nada que ver con él. ¿No es así? Esta es, exactamente, la forma en que los hombres ven el compromiso y el matrimonio. Piensan que la mayoría de las mujeres se casaría con un ex presidiario sin dientes, si se le arrodilla delante y le dice que tiene un pelo precioso. Por eso, en el segundo en que hablas del tema, o que actuas como estás obsesionada con asegurarte el matrimonio desde el principio, lo que te pondrá en la categoría de las que tienen “un plan” o “una agenda”. Con eso, lograrás que su interés en una relación duradera salga volando por la ventana. PRINCIPIODEATRACCIÓNN. 21 Él necesita ver que eres inteligente, pero no estás hablando. PRINCIPIODEATRACCIÓNN. 22 Cuando una mujer se entrega demasiado rápido, el hombre piensa que está enamorada de una “fantasía” o de la idea de tener una relación. Pero si él tiene que ganársela poco a poco, pensará que ella se está enamorando de quien él es. Para él, “una posición vacante de novio” o “una posición de esposo” le parece tan apetecible como pisar una trampa para osos. Quiere sentir que se ha ganado una chica especial que no es fácil de obtener. Ningún hombre se sentirá así, si se encuentra que el puesto está a su disposición sin ni siquiera estar presente. Eddie lo explicó así: «Mi ex novia me dijo: “La mayoría de los hombres no perdería la oportunidad de casarse conmigo. Si no lo haces tú, es posible que terminaré casándome con alguno de tus amigos”. Es como si un hombre le dijera a una mujer: “Si no te acuestas conmigo, le diré a alguna de tus amigas que lo haga”. Las mujeres dicen cosas como esas todo el tiempo sin tener una idea de la forma en que los hombres las perciben». El su mente, le estás restando valor a la relación. Quieres un marido, a toda costa, pero no necesariamente estás pensando en la calidad. Eso lo hace sentir como un idiota cualquiera, y todo el mundo quiere sentir que es especial. Bromear con el tema no hace que tus intenciones sean menos obvias. Allison es un ejemplo perfecto. Ella y Jamie habían salido varias veces y una noche bebieron un poco más que de costumbre. Ella lo miró y le dijo a modo de broma: «¿Soy solamente una buena en la cama o sientes algo por mí?». Lo que esto le dice al hombre es que ella tiene baja autoestima. Una mujer que no se siente como un objeto, jamás hubiera hecho la pregunta. Otro hombre me hizo la historia de una mujer que le dijo al final de la cita: «Si me besas, te vas a tener que casar conmigo». Ellas piensan que están siendo lindas cuando hacen ese tipo de chiste. Para un hombre, no tiene nada de linda.

Durante las citas, no se bromea con el matrimonio, los bebés, el compromiso o temas serios. Si quieres deslumbrarlo ... no digas nada. Regla número uno: Tienes que ser reservada. Tienes que parecer ante sus ojos, algo diferente a lo que él está acostumbrado. Esto incluye todo lo que dices. También, significa que no puedes ser demasiado comunicativa con tus expresiones faciales.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 23 Nunca menciones la palabra “compromiso”. Ese es el truco del asunto. Mientras menos hables sobre ello, más cerca estarás de conseguirlo. De hecho, cada vez que digas “compromiso”, lo alejarás unos cuantas semanas o meses. No hables sobre exclusividad o monogamia. Mientras menos digas, más dirá él. Todas las negociaciones deben ser 95 por ciento no verbales y 5 por ciento verbales. Debes actuar como si aún lo estuvieras conociendo y el compromiso estuviera fuera de tu radar. Esto lo desarmará. Ahora, es un guerrero sin un plan de batalla, porque no tiene idea cómo arremeter con su hacha. Con una chica buena, puede ver cuál es su plan, y ganarle. Pero con una cabrona, no puede ver lo que trama de su contrincante. Esto es, precisamente, como caerá ... directamente en sus manos. En la película Training Day, Ethan Hawke tiene una discusión con su oficial de entrenamiento, representado por Denzel Washington. Mientras conversan sobre técnicas de supervivencias, él dice: «No muestres tu sonrisa ni tu llanto». Ahora, vamos a practicarlo. Imagínate que estás en una cita, dentro de su carro y se besan bajo la luz de la luna. Durante el proceso él te pregunta: «¿Dónde te ves dentro de cinco años? ¿Casada tal vez?». (No es que le importe, solamente está haciéndote creer que está interesado para lugar su objetivo). Tú le contestas: «Sí. Me veo casada y con dos hijos, un niño y una niña». Lo peor de todo es que lo estás diciendo con una sonrisa de oreja a oreja. (¡Corten! Respuesta equivocada. Vamos a reescribir el guión, y a rodar de nuevo la escena). Tienes que detener por un tiempo tu reloj biológico. Recuerda: “No muestres tu sonrisa ni tu llanto”. Si un hombre te hace una pregunta directa sobre el matrimonio o los hijos, tienes que esquivar la pregunta con una de las siguientes respuestas: «¿Casada? ¿Quién, yo? Me imagino que si encontrara a alguien lo suficientemente especial, lo consideraría. Pero tendría que ser alguien muy maravilloso». «No me ha pasado por la cabeza. Me imagino que dependería de quién sea la persona, y de lo que sintamos el uno hacia el otro». Dicho de otra forma, reacciona con el mismo entusiasmo que lo harías si te hubiera preguntado cuál es el tamaño del motor de tu carro. El secreto es no darle garantías, antes de que se las haya ganado. Si te dice: «Eres la única mujer en mi vida», no son más que palabras huecas. Comenzarán a tomar peso cuando te trate bien, consistentemente por un período de varios meses (hechos y no palabras). Mientras tanto, asegúrate de pronunciar su palabra favorita: diversión. Puedes usarla así: «La pasamos bien juntos y nos divertimos muchísimo. Pienso que eres divino». Así es cómo la palabra diversión es registrada en el cerebro del hombre: No hay presión. No hay expectativas. No hay exigencias.

Al final de la cita evita preguntar: «¿Cuándo te veré de nuevo? ¿Cuándo me vas a llamar?». De lo contrario, haz un despliegue de feminidad. Sonríe, bésalo, dale las gracias y dile lo mucho que te divertiste. Luego, asegúrate de que se vaya. No olvides la palabra mágica: diversión. Él es «verdaderamente un tipo divertido». Demuéstrale que vives en el momento y que tú asocias el tiempo que pasan juntos con que te traten bien. Después de varias salidas, y si te pregunta, puedes decirle o darle a entender que no te acuestas con nadie más. Primero, él tiene que parecer sincero y consistente en su conducta, y salir contigo varias veces. Segundo, tiene que darte la misma seguridad y preguntarte si estás saliendo con alguien más. No ofrezcas información voluntariamente o hables primero sobre el tema. Un poco de confianza lo hace mantenerse interesado, pero con relación a los que ves en el futuro ... (ay, perdón). No puedes ver más allá del fin de semana siguiente. Para una mujer, esto es como una tortura o un acto cruel de circo, pero para un hombre es nirvana, una utopía, un sueño mojado con la Mujer Maravilla hecho realidad. De repente, puede relajarse y disfrutar de la vida. «¡Increíble! Fabuloso. Finalmente, puedo estar con una mujer sin presiones de ningún tipo. No tengo que preocuparme de si me quiere amarrar». Ahora, eres la mujer soñada de la que siempre escuchó hablar, pero nunca antes había conocido. Entonces bajará la guardia y se enamorará. Por lo tanto, durante una cita, habla sobre las cosas que a ti te interesan. No lo acribilles con conversaciones sobre las relaciones, “el futuro”, los niños y el matrimonio. El opuesto es verdad también. Si no quieres ver más nunca a un hombre, continúa hablándole de que se te hace tarde para casarte. Dile que el especialista en fertilidad te dijo que tus óvulos están siendo desperdiciados. Di ¡ooh! y ¡aah! cada vez que veas un recién nacido en los brazos de su madre. Dile que quieres muchos niños, que tu religión te prohibe usar contraceptivos y que tu mamá se va a mudar contigo para ayudarte. (Es menos caro que una orden de restricción, y mucho más efectivo). Para cerrar el contrato, cómprale una tarjeta y déjasela en la puerta con un sonajero y un muñeco de peluche de Winnie-the-Pooh (de los que cantan nanas sensibleras si les das cuerda). Luego escríbele: «No puedo dormir ni comer. Pienso en tí constantemente. No puedo esperar nuestro futuro juntos». (¿Ves a Charlie? Ves a Charlie corriendo ...) La cabrona lo convence de que se “ha ganado” el compromiso Una cosa es no ofrecer garantías y otra cosa completamente distinta es que hayan pasado dos o tres meses y todavía no estés muy segura de qué puede representar él en tu futuro. Debes continuar siendo dulce y cariñosa. Eso lo confundirá, porque se dirá: «Un momento, ¿por qué no me está presionando para un compromiso?». En algún momento, él tocará el tema. Lo mejor es decir: «De verdad me gustas, pero no estoy 100 por ciento segura de nuestra relación. Todavía nos estamos conociendo». Inmediatamente te responderá: «¿No estás segura? ¿Qué quieres decir con que no estás segura? ¡Soy el más brillante, el mejor de lo mejor y el más inteligente!». Ningún hombre que crea que ha ganado va a aceptar la derrota tan fácilmente, por lo que automáticamente hará lo posible por ganarte. ¿Por qué? Porque quiere probar que él es la mejor elección. Con eso, vas a recibir dos cosas por el precio de una. No solo querrá comprometerse ... sino que lo has convencido de que ha sido su idea.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 24 Si no tiene garantías, se enamora y piensa que puede perderte en cualquier momento, es entonces que considera solidificar la relación. Puede sospechar que otros hombres están interesados en ti, y es bueno que tenga un poco de duda, pero nunca debes hablar directamente de otros hombres. Sencillamente, no estés a su disposición todo el tiempo, lo que, automáticamente, hará volar su imaginación. La razón por la que mantener un poco de distancia hace que el hombre se interese en ti es que nueve de cada diez mujeres adoptan el papel de novias después de un mes o dos. Algunas veces, después de una o dos semanas. Primero, comienza a llamarlo todas las noches antes de dormir. Luego, sus calcetines están apareados y su clóset está perfectamente organizado. Sus fines de semanas están plagados de bodas, casas en exhibición y fiestas de críos, y antes de que se dé cuenta comienza a extrañar los partidos de fútbol de los domingos, con las manos metidas en los pantalones (para asegurarse de que aún tiene pelotas). Este es el porqué los hombres comienzan a dar marcha atrás. El cambio es demasiado drástico, demasiado rápido y demasiado fácil. Parecería que se ha alistado en el ejército, le afeitaron la cabeza y ya no tiene idea de quién es. Ahora, ya no es “el hombre”; ahora él es Bambi en el punto de mira, y la mirilla está dirigida directamente a sus pelotas. Entonces, se escurre por la puerta ... justo antes de que le disparen. Recuerda que tú quieres hablar de compromiso, pero él no. Un compromiso es algo en lo que un hombre cae. Es como si cayera en un hueco de ocho pies de profundidad que no ha visto hasta que ha sido muy tarde. Salió a dar un paseo y ¡ay! ... ya ves ... se ha caído. «¡Ayúdame! ¡Me he caído y no puedo levantarme!». Ahora, se ha pegado al suelo como un pedazo de goma de mascar. . . . porque piensa que no todo el mundo podría tenerlo y él lo ha logrado, por lo tanto, él es “especial”. Los hombres son competidores natos. Durante un juego de póker, matienen la consabida “cara de póker”. En los negocios, mostrar las emociones es un signo de debilidad. Ya sea en los deportes, en los juegos o en los acuerdos de negocios, si uno de los jugadores muestra debilidad, el otro puede aprovecharlo en su favor. Los niños dicen en el patio de juego: «Te van a ganar». En la sala de negociaciones, los hombres dicen: «No aceptes la derrota». Todo es una estrategia o una competencia. De la misma manera, si haces concesiones en el primer asalto, pensará que no vales la pena como contrincante y que cualquier otro hombre podrá vencerte fácilmente. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 25 No hay nada más valioso para un hombre que algo por lo que ha tenido que esperar, trabajar y luchar un poco para obtener. La ironía de todo esto es que cuando no está seguro de tenerte, es cuando piensa que él domina la relación y que está en control de “a dónde va”. Para él, dominar es obtener la mujer que realmente quiere. Caer en la trampa es verse atado como un ternero por la mujer que lo ha seleccionado a él. Esto último significa castración. Esa es la razón por la que tienes que “hacerte la tonta” y permitir que él crea que tiene el control. He aquí cómo. Cómo convencerlo que él es el ganador ... casi Comienza por aparentar que no te interesa estar con él por mucho tiempo. En su mente, eso quiere decir que él no es “maravilloso” ... todavía. Luego, dale algunas esperanzas, pero no muchas. La mejor manera de hacerlo es con halagos utilizados estratégicamente: «Eres muy inteligente». Ahora piensa que lo admiras, pero que es él quien domina la relación y está en control de “a dónde va”.

Asegúrate de decir: «Verdaderamente respeto tu opinión. ¿Puedo pedirte un consejo?». Le tomará, entonces, una hora entera explicarte lo “macho” que él es. No está permitido bostezar. Simplemente, pide otra bebida. Se cariñosa en público. Pon tu mano en el final de su espalda mientras estén esperando en la línea del cine. Párate cerca de él de vez en cuando. Toma su mano durante la cena. Acaríciale la rodilla mientras conduce, porque en ese momento sus manos están ocupadas en el volante o en la palanca de cambios. No te excedas, hazlo con medida y trata de mantener el sexo a raya. Cuando sea un poco más agresivo, no respondas con exitación. Si te agarra el trasero o trata de poner su mano cerca de “las gemelas”, permítele avanzar un poco, pero no mucho. En ese momento puedes decirle «ahora me toca a mí». La fantasía de todo hombre es que la mujer sea la que quiera iniciar el juego sexual. Será paciente, mientras piense que no está perdiendo su tiempo y que puede ver la luz al final del túnel. Si te besa y tú respondes con «oh, cariño, sí, sí», lo interpretará como que “está lista para ser montada”; pero si mantienes la calma mientras hace sus avances, entonces se cuestionará qué es lo que tú quieres. Ahí es donde lo quieres tener, porque ahora, él estará pensando qué hacer para complacerte y poder ganarte. Mientras más tiempo lo tengas en suspenso, sin que sepa si te ha ganado o no, más te querrá y se sentirá más atraído. Cuando un hombre está en el período de conquista, siente la misma emoción que cuando está jugando en una máquina tragamonedas de un casino. Podrá perder diez veces seguidas, pero se mantendrá al borde de la silla, pensando “estoy a punto de ganar”. Ningún hombre acepta la derrota fácilmente. Cada vez que piense que está perdiendo, todo lo que tienes es que subir la apuesta. Si le pides que repare algo, lo harás sentir como un triunfador. Si lo convences de que tuvo una buena idea, es un triunfador. Si sugiere ver una película de tiroteo o una carrera de carros y le dices «no, no quiero ir» y a los veinte minutos rectificas, «tienes razón, vamos a la carrera» se siente como un triunfador una vez más. Pensará que tiene total control si le haces ver que todo es producto de sus ideas “brillantes”. Por esa razón, te comprará un inmenso anillo de compromiso. ¿Por qué? Porque otros hombres lo mirarán y dirán «no puedo competir con eso». Entonces, volverá a sentir que ha ganado. A los seis meses de su relación, Liz y Matt estaban en un romántico bistro italiano. Antes de que sirvieran la cena él dijo: «Sabes, yo no estoy listo para una relación seria. ¿Y tú? ¿Quisieras casarte?». Liz le dio una buenísima respuesta: «Oh no, yo no puedo esta noche. Mi vestido está en la tintorería, y me tengo que levantar mañana muy temprano. Pero gracias por preguntar». (Un año después, en la boda, él le contó la historia a los invitados.) Cuando un hombre se queda adivinando lo que quieres, el compromiso se vuelve algo deseable, porque él tiene la oportunidad de plantearlo. Tampoco tiene que preocuparse si «¿está enamorada de mí o de la fantasía?». Estas son cosas muy importantes a considerar cuando un hombre valora un compromiso posible. Por otro lado, si te muestras desesperada o haces alusiones, no muy veladas, de que mereces un compromiso, él va a titubear, o va a posponer indefinitivamente el compromiso. Lo que quiere decir que algo que tiene la apariencia de estar evolucionando, pero, en realidad, no está yendo a ninguna parte. Imagínate un avión que está esperando en la pista, da vueltas y vueltas, y no acaba de despegar. Los hombres hacen lo mismo con frecuencia en las relaciones. Te hacen creer que la relación está progresando, mientras te ponen en estado de espera. Tú pasas la situación por alto, al no hacer obvio que quieres una relación seria, y observar detenidamente su conducta. Al mismo tiempo, ignoras lo que dice. Como esto es un tema muy importante, vamos a resumir cuál es la dinámica típica de una relación, para que reconozcas la trampa en la que no debes caer.

(Video) SI FUERAS TÚ - Película completa en español | Playz

POR QUÉ LOS HOMBRES SON DISUADIDOS DE QUERER UN COMPROMISO Primero, conoce a una mujer que le gusta mucho. Su independencia y su sutil aire de misterio le dan una primera impresión buena. «Ella no me necesita. Me gusta por quien soy. Quiero conocerla mejor». Hasta ahora, todo bien. Si ella comienza a sondear por “sus intensiones” o el “futuro”, él se dirá: «Vamos a conocernos poco a poco a ver qué pasa» o «vamos a vivir día a día». Muchas veces, la mujer interpreta esta reacción como un rechazo. Entonces, comienza a presionar para él exprese verbalmente que está seriamente interesado. «¿A dónde se dirige esta relación?». ¿Qué ves en nuestro futuro?». «¿Qué somos?». (Ahora, toquemos el botón de pausa). Esta es la razón por la que no vas a recibir la respuesta que andas buscando: Si él está operando en su propio calendario, discutirá el compromiso o la exclusividad de la relación después de tres o seis meses. La mayoría de las mujeres no espera tanto, y quiere hablar del asunto después de las dos o cuatro semanas. Un hombre necesita saber que lo quieren por lo que él es antes de tomar ninguna decisión, y en su mente, no es posible que lo conozcas bien después de un par de semanas para tomar tamaña decisión. No se trata de que esté saliendo con otras mujeres o de que los hombres tengan “fobia al compromiso”. Quiere sentir que te has enamorado de él por sus cualidades únicas y que su “grandeza” y de su “genialidad” son el motivo de su atracción. Además, de que no te conformas con cualquier hombre que te acepte. Esto es el primer motivo por el que los hombres son cautelosos y por el que tienes que aparentar no estar completamente decidida. Él quiere saber que lo estudias completa y detalladamente, porque no eres de las que se conforman con un hombre mediocre. Si estás apurada, pensará: «Es insegura y necesita compañía. No puede estar sola». «Solamente ocupo un puesto. Ella necesita que yo haga los cheques, para que se cumplan sus sueños». «Su interés o deseo de garantizarse una relación no tiene nada que ver conmigo». Ese es el momento en que comenzará a postergar el compromiso y a poner en práctica la táctica del “estado de espera”. «Espacio. Necesito mi espacio». «Mi trabajo me tiene muy ocupado». «Mi situación tiene que cambiar antes de que pueda comprometerme». «No has hecho nada malo. Soy yo el que tengo problemas». «Me caí de la bicicleta cuando estaba en tercer grado y los problemas que no he resuelto de la niñez me impiden comprometerme». «El terapista me ha dicho que demasiada intimidad puede ser dañina para mi salud emociona». «No estoy listo ... en este momento, pero las cosas pueden cambiar en seis o nueve meses. Mientras tanto, puedes tratar de convencerme, preferentemente desnuda [se baja el zíper de los pantalones]. Aquí ... aah ... así, me gusta mucho. Más, más ... ». Cada vez que “presiones para una posición”, o trates de poner en marcha las cosas, se mostrará reacio a cambiar la velocidad. Es una realidad que tiene lugar después de los tres meses o después de los tres años. En cualquier momento, debes hacerle creer que ha sido su idea. Los hombres son cazadores. Él tiene que perseguirte ... hasta que lo atrapes. Shawn y Theresa son ejemplo de lo que sucede con frecuencia a los seis o nueve meses de la relación. Ellos habían estado saliendo seriamente por casi un año. Shawn había estado antes casado y su ex esposa que se había casado recientemente, decidió mudarse de la casa que compartían en Bel Air. Shawn le dijo a Teresa que estaba muy feliz de poder regresar de nuevo a su casa y le pidió que lo acompañara ese domingo para verla. Cuando pasaban por delante, Theresa le dijo abruptamente:

«¡Cuando regreses, me mudo contigo!». Hasta ese mismo momento, Shawn, que lo había estado considerando esta idea, sintió que lo quería era mudarse lo más lejos posible de ella. En su mente, esa era un decisión que le correspondía tomar a él. Esta es la razón por la que escuchas con frecuencia que los hombres se vuelven locos cuando una mujer deja en su casa el cepillo de dientes o el secador de pelo, como sucede en la película How to Lose a Guy in Ten Days o como en la saga de Carrie y Big en Sex and the City. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 26 Tan pronto una mujer le presente a un hombre una relación más seria en bandeja de plata, él será reacio a tomarla. Hay varias cosas que las mujeres hacen para “aligerar las cosas” que los hombres ven como señales obvias de sus intenciones. Ellas piensan que son cosas inocentes, pero saltan a la vista claramente para los hombres. En mis entrevistas, todos dijeron que son capaces de percibir la más sutil de las insinuaciones. La siguiente lista está basada en lo que los hombres revelaron: No lo presentes como tu “novio” inmediatamente. Es algo que le dice al hombre que quieres una relación seria, cuando lo que quieres es que tenga la impresión de que aún estás indecisa. Nada de hacerle ojitos. Para tí, es muy romántico, pero para él, está siendo mirado como una presa, no muy diferente de cómo el león mira a la gazela. Si alguna vez has visto a un león acechando a una gazela, notarías que se esconde detrás de la maleza y la mira fijamente. Así es como se sienten los hombres cuando le das esas miradas demasiado pronto. Con los mensajes, más corto es mejor. No proclames tu amor a los cuatro vientos. Un mensaje muy familiar o muy íntimo puede hacer sonar la alarma y levantar sospechas: (¡Piii!) «Hola, amorcito. Te llamé para decirte que te extraño» o «hola, soy yo» o «ya sabes quién soy». ¿Por qué? Porque que has adoptado automáticamente el papel de novia. Cuando dejes un mensaje, da tu nombre y tu número como si fuera la primera (y la última) vez que lo llamas. Traducción: eres inalcanzable. Si frecuentas un sitio de citas en la red, no se lo digas. Si conoces a alguien a través del sitio, asegúrate que tu anuncio tenga la menor cantidad de información posible sobre ti. Eres una persona completa, tienes un par de pasatiempos y quieres conocer “a alguien para disfrutar de diferentes actividades”. No pongas que estás “cansada de mundo de las citas” ni que buscas un “romance intenso”. No escribas que tus intereses son “fresas con chocolate, paseos por la playa y viajes a lugares románticos”. Si él lee que te gustan esas cosas antes de conocerte, no le van a parecer sinceras o especiales cuando las haga contigo. Tu anuncio no debe decir que buscas al hombre perfecto o que te gustan los niños. En el caso de mensajes de texto, envía como máximo una o dos oraciones. Piensa que estás en Twitter, donde existe un límite de palabras. Los mensajes deben ser parecidos a los que enviarías a un compañero de trabajo (si estás tarde o para confirmar una reunión). Dile que no te gusta enviar mensajes de texto, para que se haga el hábito de llamarte o verte. No le regales una foto tuya enmarcada para su casa o su oficina. Tampoco acribilles a balazos las fotos de su ex. Para deshacerte de ellas y de todos sus recuerdos, simplemente espera a mudarse juntos. Entre la fecha de recogida y de entrega, las cajas con la leyenda MANIPULAR CON CUIDADO desaparecerán misteriosamente en el basurero. No dejes este libro, ni ningún otro libro sobre relaciones, en la mesa de noche o en ningún otro lugar donde lo pueda encontrar. Si te pregunta, dile que no lees novelas románticas estúpidas ni libros sobre relaciones. Esconde este libro como si fuera el producto de un contrabando ilegal.

No pongas en Facebook que estás “saliendo con alguien” con un corazón y una carita feliz junto a su foto. Los hombres piensan que existe solamente una razón por la que las mujeres muestran su pareja en las redes sociales: para marcarlo como su “territorio”. No menciones a su familia o lo lleves a conocer a la tuya hasta que él se toma en serio la relación. No tienes ninguna garantía de que tu familia no le va a proveer demasiada información. Tu hermano dirá: «Este me gusta más que el fracasado anterior». Tu madre podrá preguntarle cuándo es que piensa casarse. Es posible que tu padre agregue: «Después de todo, ¡ya no eres tan joven!». Y tu abuela pueda pensar que ya estás casada y decir: «Dile a tu encantador marido que me alcance el puré de manzana». Durante los primeros meses, no uses la palabra “amor”. Tú no lo amas, y no amas el sexo. Los viernes te gusta su chaqueta y te encanta pasar tiempo con él. Es “un tipo divertido” los lunes y tiene ojos lindos (es más que suficiente). Al principio, decirle “te amo” es darle demasiada información. No utilices palabras como nosotros, nuestro, destino, alma gemela o alguna otra que de sensación de “unión”. No uses frases hechas como estaba escrito o son cosas del destino. No le leas el horóscopo del domingo que dice que su signo es compatible con el tuyo y que están hechos el uno para el otro. Si aún no se ha decidido, toda esa palabrería lo va a espantar. Dale la oportunidad de emplear esas palabras primero. Entonces, sonríe y dile «yo también». No comiences a saltar como si te hubieras ganado la lotería. No le hables de tus sesiones con el terapista, los medicamentos antidepresivos o tus problemas de la niñez. También deja fuera lo del grupo de apoyo para el control de la vejiga. No trates de ser Mary Poppins o le des un discurso sobre tu “confiabilidad”. No le digas que adoras el trabajo de caridad, los huérfanos y los viejitos. No digas “jamás diría una mentira” (pensará que le has dicho la primera). No le digas que eres incapaz de “ser infiel” o que tomas “muy seriamente un compromiso”. No trates de reorganizar sus muebles para hacer más agradables tus visitas. Pensará que te estás mudando a su casa. No trates de aplicarle el feng shui. Déjala de la forma en que la encontraste: “ghetto shui”. De la única manera que él se entusiasmará con el feng shui es si piensa que viene con rollitos de primavera gratis y con galletitas de la fortuna. Piensa como una cabrona. Déjalo feliz en su casa así de horrible como está, para cuando te visite, piense que está mudándose a un lugar mejor, como George y Weezy Jefferson en el programa de televisión The Jeffersons. No le compres lo que compraría una esposa, es decir, toallas y sábanas. Si le compras un regalo, compra algo que no sea íntimo, por ejemplo, una camita para el perro. Además, cuando se muden juntos vas a querer liquidar en una venta de garaje toda la porquería que tiene, incluyendo la basura que le dio su ex. Puedes planifícarla para el final de la copa mundial, cuando su equipo favorito esté jugando. «¿Ve usted aquella caja, señor? Toda esa porquería se la puede llevar por un dólar, pero solamente si lo hace antes de que se acabe el partido ... ». No seas la primera en presentarlo como tu novio. Si el te presenta como su novia, no choques los cinco con la mesera o hagas el baile de la victoria, como si hubieras descubierto la veta madre. No digas nada. Mantienes la calma. Actúa como si no te diste cuenta. Si están solos bajo las estrellas y dice algo parecido a “me gustaría que fueras mi novia”, también actúa como si tal. Puedes decir algo agradable y simpático como “¿es así?”. Lo que quiere decir, que no respondas a todas las preguntas que pueda tener sobre ti. No seas directa, hagas evidente u ofrezcas gratuitamente la información de que estás definitivamente interesada en él.

Los hombres quieren amor y exclusividad al igual que las mujeres, pero no se lanzarán si piensan que están siendo forzados, se espera que lo hagan o si piensan que no tienen otra alternativa. Mientras menos trates de metértele por los ojos, más segura parecerás de ti misma. Por lo tanto, relájate, sal a pasear y disfruta de la vida. Ya se le ocurrirán a él todas las ideas de las que hablamos anteriormente. Tu aura debe decir “creo en mí”, y los hombres lo interpretarán así: «Es segura de sí misma y sabe como llevar una relación». La realidad es que los hombres quieren “una conexión emocional”. Uno de ellos dijo: «Un hombre quiere todas las cosas que quiere una mujer. Si él está enamorado de verdad, se imaginará qué clase de esposa será. El hombre no lo admite, porque no quiere que ella piense que está muy interesado. Es más seguro demostrar interés por el tema sexual solamente, porque es considerado “varonil”, pero en el fondo, queremos también una conexión emocional». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 27 El arte de la seducción conlleva la apariencia de un sutil carácter esquivo. Cómo mantener su curiosidad Una vez que te sientas más cómoda en la relación, evita que pueda predecir dónde estás en todo momento. No debe pensar que puede encontrarte a la misma hora del día, todos los días. Por las noches, no le entregues una “tarjeta de llamadas para el amor”. Si tienes que despertarte para responder a su llamada, no permitas que te vaya a ver veinte minutos después. Si te envía un mensaje de texto después de medianoche, puedes responderle algunas veces, pero en otras ocasiones, espera hasta la mañana siguiente. Durante el día, no permitas que te ponga una “traílla electrónica” alrededor del cuello con acceso 24/7. No le respondas a sus mensajes de textos dos minutos después recibirlos, porque la relación se volverá algo monótono. Esto lo hará pensar: «Perfecto. La tengo donde quiero. Ahora, voy a ponerla en la lista de espera, para salir a ver qué encuentro». Al mismo tiempo, tampoco querrás que él piense que tiene que reportarse todo el tiempo. Un error que muchas mujeres cometen es tratar siempre de tenerlo localizado, lo que hace que las llamadas se vuelvan una temible obligación. Si él piensa que su teléfono es un sistema de rastreo por satélite atado a un tobillo para obtener sus coordenadas todo el tiempo ... lo has logrado. Levantará la guardia, (y el acceso a su corazón será denegado). No puede saber que esperas que te llame o que tu felicidad depende de ello. Lauren estaba en su casa cuando Hugh la llamó y conversaron un poco. Luego, él le preguntó: «¿Qué vas a hacer esta noche?». La mayoría de las mujeres comete el error de decir «oh, nada, hablar contigo, cariño», lo que hace que él piense «caramba, no necesita mucho para ser feliz». Sin embargo, Lauren respondió: «Voy a darme un baño de espuma, escuchar un CD nuevo y luego voy a ver una película. ¡No puedo esperar!». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 28 Tú quieres averiguar cuál es su rutina, pero no lo dejes averiguar la tuya.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 29 Los hombres se sienten más fascinados cuando piensan que te están “robando” el tiempo de otras cosas que podrías estar haciendo. No se trata de si lo llamas con frecuencia o si lo llamas de vez en cuando, sino de cómo es tu humor cuando hablas con él. Cuando te llame ...

1. HAZLE SIEMPRE PREGUNTAS AGRADABLES Y POSITIVAS COMO: «Hola, ¿cómo has pasado el día?». «¿Cómo estás?». Esto se interpreta como: «Dime algo bueno, amorcito». También le dice con eso que tú quieres que el tono de la relación sea positivo, y que no eres una esponja para lo negativo. 2. EVITA HACERLE PREGUNTAS COMO SI FUERAS UN CAZADOR DE RECOMPENSAS QUE TIENE CERCADO AL FUGITIVO: «¿A dónde fuiste después del trabajo?». «No me dijiste donde estabas. Yo me preocupé». «¿Por qué no me llamaste?». «¿Por qué no me mandaste un mensaje de texto?». «Tu teléfono sonó y fue directo a mensajes. ¿Por qué no lo contestaste? ¿Desactivaste el timbre?». Eso se traduce así: «Dime algo malo, desgraciado, sinvergüenza y mentiroso de la madre que te parió».

El negativismo de tu parte incitará el negativismo de su parte. ¿Puedes ver la diferencia? Cuando estés esperando su llamada y te enojes si no lo hace, él comenzará a evitarte o convertirá discutidor. Si esto se repite por mucho tiempo, la relación se volverá hostil. Si tú comienzas siendo alegre y optimista, establecerá el ritmo de la relación, y él bajará la guardia hasta quedar prendado de ti. El hecho de que no quieras entrometerte en su vida, lo atraerá hacia ti fuertemente. Al principio, esa es tu mejor arma, un arma más poderosa que el sexo y la belleza física. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 30 Cuando una mujer le muestra a un hombre que confía en él, lo hace sentir fuerte y digno. Eso hace que él quiera ser honorable y actuar de la manera correcta. En el fondo, todos los hombres quieren complacer a sus mamás, y cuando tú estás feliz, él se siente seguro, como si hubiera llevado a casa con una buena boleta de calificaciones. De la misma manera que tú quieres sentirte segura, él quiere que confíes en él. Lo hace sentir reconfortado y le brinda tranquilidad: «No estoy perdiendo mi tiempo. Estoy haciendo bien». Lo engrandece y lo hace sentir que no puede perder la confianza que has depositado en él. Y querrá protegerte todavía más. La pregunta que se hacen las mujeres es: «¿Y si quiero que me llame más y que me mande más mensajes de texto?» o «¿y si estoy disgustada porque no me llamó a cierta hora?». Lo que hizo Mia es un buen ejemplo del efecto que puede causar su cambio de conducta. Ella estaba acostumbrada a recibir la llamada de John todas las noches. Él tomaba el carro de regreso a su casa después del trabajo y la llamaba cuando había un atasco en el camino. Mia comenzó a sentir que él estaba reportándose, como si fuera otra tarea diara y que además le resultaba demasiado conveniente. En lugar de pedirle que cambiara la rutina, ella fue quien hizo el cambio. Simplemente, dejó de contestar sus llamadas a las 5:00 de la tarde. Si un hombre se comunica contigo, normalmente, a las 5:00 de la tarde, y de repente no puede hacerlo, te llamará o te enviará un mensaje de texto a las 6:00, a las 7:00, a las 8:00 o hasta que pueda hablar contigo. Esta es la forma en que una llamada telefónica aburrida se convierte en un evento emocionante. A los hombres les gusta curiosear y sentirse entusiasmados con una mujer (y no hay derechos de que lo prives de esa emoción). Si quedas en llamarlo a una hora específica, es muy importante que cumplas con tu palabra, pero querrás alternar las llamadas casuales.

A continuación, algunas formas de obtener lo que quieres, sin tener que atosigarlo o dar explicaciones. SI Él ... TÚ DEBES... • • •

• • • •

Si a él le toma varias horas contestarte una llamada telefónica ... No le contestes en varias horas. Mono ve, mono hace. Eso creará un nivel de reprocidad y balanceará la relación. Si continúa llamándote para retrasar los planes de las 5:00 ... a las 6:00 ... a las 7:00 .. Acepta el primer cambio pero si ocurre de nuevo, cancela con delicadeza la cita. Dile que resuelva primero sus asuntos y sugiérele que se vean en algún momento durante la semana. Si él te llama varias horas después de cuando te dijo que lo haría ... Deja que el contestador tome la llamada. Es increíble lo rápido que un par de llamadas sin respuesta le harán preguntarte: «¿Estás enojada conmigo? Pensé que estarías enojada». (Respuesta correcta: «En lo absoluto. He estado ocupadísima».) Si te llama a las 9:00 y quiere verte a las 10:00 ... Dile que te acuestas temprano. La próxima vez planificará las salidas más temprano y con más anticipación. Si no te llama cuando está viajando ... Tampoco no debe poder comunicarse contigo a su regreso. Si él está de mal humor y tú no la estás pasando bien... Dale un beso en la mejilla, dile que te tienes que levantarte temprano en la mañana y vete a casa. Si te llama a las 10:00 o a la hora que normalmente estás durmiendo ... Espera hasta la próxima cita para decirle muy cortésmente que no te llame después de las 10:00. Eso le demuestra que puedes vivir sin hablar con él y que no estás tan preocupada de saber dónde está por la noche. Si quiere verte por una o dos horas, con el tiempo justo para hacer el amor ... Dile que tú no funcionas “en espacios reducidos de tiempo”. Sugiérele que se encuentren otra noche cuando los dos tengan más tiempo.

No importa cuántas veces al día o a la semana te llame, te envíe mensajes de texto o quiera verte ... no estés disponible el 100 por ciento de las veces. Si lo haces, la relación perderá la chispa. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 31 A los hombres les gustan las reglas y las pautas a seguir. Si hay algo que no te agrada, un buen hombre te respetará por expresar tu opinión. Él quiere saber cuáles son los “sí” y los “no”. Los hombres se sienten extremadamente atraídos hacia una mujer cuando ella demuestra que tiene una vida plena y, en el caso de que quieran ser parte de ese mundo, tienen que integrarse a su vida. También mantiene la chispa en el matrimonio. Una amiga mía, Nicole, se casó recientemente con un europeo. Él viaja a Europa todos los años para visitar a sus padres. Un día que nos reunimos para almorzar, ella le decía a su esposo al teléfono desde Alemania que iba a ir al cine esa noche. Luego de colgar, sonrió y me dijo: «Me llama tres veces al día para saber qué estoy haciendo. Quiere asegurarse de me “porto bien” en su ausencia». ¿Ella lo llama de larga distancia? En lo absoluto. ¿Alguna vez has notado que a los hombres les encanta distraerte cuando estás en el teléfono? Ese es el momento en que les gusta besarte el cuello, para hacerte perder la concentración.

No hay nada más interesante para un hombre que una mujer que está distraída o que no se concentra en él. Ser inalcanzable o independiente no se trata, exclusivamente, de la distancia o la proximidad física. Tiene que ver con cuánto acceso él tiene a tu mente. Puedes vivir lejos y ser completamente transparente o puedes estar en el cuarto contiguo y resultarle misteriosa. Un buen ejemplo de esto son Jenny y su novio. Vivían juntos y ella le protestaba porque se sentía completamente ignorada cuando él miraba la televisión tendido en el sofá. Entonces, ella hizo el opuesto. Se retiró al dormitorio a leer un libro. Después de la tercera noche, él apagó la televisión temprano y se metió en la cama con la esperanza de acurrucarse. Jenny continuó leyendo. Como era de esperar, él comenzó a pincharla, a retozar y a actuar como un niño, solamente para obtener su atención. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 32 A los hombres les gusta saber que hay una pequeña parte de ti a la que no pueden llegar. Linda, una amiga mía casada, dijo que siempre que su marido comienza a ignorarla, ella va al cuarto de baño, saca su set de maquillaje y comienza a maquillarse como una modelo. Luego, selecciona una ropa atractiva y se pone un buen perfume. Inmediatamente, su marido se alarma. «¿A dónde vas tan elegante?». Linda le responde algo así: «Me voy a encontrar con Sue en Starbucks. Quizás vamos al nuevo club de martini», o «voy a hacer algunas mandato». Luego él le preguntará: «¿Y vas a ir vestida ... así?». Agrégale a la ecuación que el esposo de Linda sabe cuando no le ha estado prestando la debida atención. Por lo que inmediatamente se preocupa de que ella pueda ir a buscarla en otro lugar. Nunca falla. Algunas veces la seduce para que no salga, otras veces hace una reservación en un restaurante o tiene flores para cuando ella regrese. ¿Cuántas veces se te ha ocurrido ponerte un poco de maquillaje sin razón aparente? Nunca falla. Un amigo o un compañero de trabajo te diría: «Qué bonita estás. ¿Tienes hoy alguna salida especial?». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 33 Los hombres obtienen información de dónde has estado dependiendo de lo arreglada que estás cuando llegas a casa. Si estás muy arreglada y no estabas con él, se quedará preguntándose. Algunas veces las mujeres malinterpretan el cliché “los hombres siempre quieren lo que no pueden tener” y piensan que tienen que tener varios hombres cortejándolas todo el tiempo. Hagamos una aclaración. Él no tiene que competir con otros hombres. Él tiene que “lograr” tiempo de tus otros intereses y de las pequeñas cosas que te gustan hacer. Mi amiga Helene es una agente de bienes raíces que se comprometió no hace mucho tiempo. Su prometido la llamó y le dijo: «Cariño, nos encontramos en el bar a la hora feliz?». Ella le dijo que no podía porque tenía que enseñar dos propiedades a las 6:00 en punto. Luego trató de persuadirla para que cancelara las citas: «Vamos, ¡es la hora feliz!». A lo que ella le respondió muy jocosamente: «Para mí, la hora feliz viene después de que el cheque llega en el correo. Cuando abro el sobre, me quedo feliz por toda una hora». Hay que establecer un patrón desde el principio, durante la época en que te está invitando a salir. ¿Cómo hacerlo? Cuando hables con él sobre cuando pueden salir juntos, menciónale, ocasionalmente, el

tiempo en que no estarás disponible. En otras palabras, el momento en que él no tendrá acceso a tu persona. Esto es algo que debe hacerse con mucha delicadeza. No te excedas, pero de vez en cuando, toma tiempo para ti. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 34 En el segundo en que pongas tu vida en suspenso, te harás menos interesante. Tiempo en que no estás disponible «No puedo verte ________, pero puedo verte __________». Por ejemplo, «No puedo verte el miércoles, porque le prometí a una amiga ir a la inauguración de su exposición de arte. ¿Te parece bien el jueves?». «Me encantaría verte el fin de semana, sería maravilloso, pero mi familia viene a visitarme. ¿Por qué no lo dejamos para el martes por la noche, después de que ellos se hayan marchado?». «Esta semana tengo dos fechas límites en el trabajo. ¿Podemos vernos el fin de semana?». No debes sobrepasarte o hacerlo todo el tiempo, porque podrá pensar que es un juego o que estás leyendo un libro estúpido de cómo torturar a los hombres (Dios no quiera). Debes ser natural y auténtica. No renuncies a tus otros intereses. Podrás salir algunas veces con él, y otras no. De la misma manera que lo haces con tus otros amigos. Si ve que él no es tu único interés cuando de socializar se trata, se mantendrá interesado en tu programa. Eso tiene todo que ver con el matrimonio, porque demuestra la característica más deseada en una esposa: Eres una persona completa y no lo necesitas a él para probar lo que vales. PRINCIPIODEATRACCIÓNN. 35 La fórmula mágica consiste en darle un poco de tu tiempo y de tu energía ... y luego concentrarte en tu propia vida. Dale un poco ... y luego retírate. Es algo parecido a cuando los niños juegan a atraparse en el patio de la escuela. Si te quedas parado, dejarán de perseguirte. Si continúas corriendo, te correrán detrás hasta tocarte. Aun después del matrimonio, las baterías se recargarán cada vez que él no pueda tener acceso total a tu persona. Cuando a Dolly Parton le preguntaron cuál era el secreto de estar felizmente casada por tantas décadas, dijo que todo lo que hay que hacer es las maletas, y salir de viaje cuando tu esposo lo tome todo por sentado. «Ese es mi secreto, querida ... ¡Me desaparezco!». 3 EL SOL SALE Y SE PONE EN SUS Calzoncillos Bóxer Cómo darle la cantidad justa de picante en el dormitorio No se trata de sexo prematrimonial si no tienes la intención de casarte. —GEORGE BURNS Lento pero seguro gana la carrera Los hombres debaten frecuentemente cuál mujer, si Mary Ann o Ginger, es la más deseable del programa televisivo Gilligan’s Island. Ginger mostraba abiertamente su sexualidad y coqueteaba con todo el mundo en la isla. La mayoría de los hombres la montaría entre los arbustos y no se molestaría en ayudarla a salir después de haberse satisfecho. Por otro lado, la mayoría dejaría a Ginger en un nanosegundo si eso significaba tener la oportunidad de estar con Mary Ann. ¿Por qué? Porque para la mayoría de los hombres, Mary Ann era más deseable sexualmente. Era más sana. Y eso hacía volar su imaginación.

¿Qué tiene que ver eso con el matrimonio? Para el tipo de Ginger, él rentaría una habitación en un hotel por una noche, pero para Mary Ann, compraría un rancho de un millón de dólares con 12 acres de tierra, y le pondría dos BMW en el garaje. Esa es con la que se casaría. ¿Por qué? Porque los hombres son territoriales cuando de la mujer se trata. Con Mary Ann, no él tendría que preocuparse si se está acostando con el lechero mientras está en el trabajo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 36 Las mujeres escuchan constantemente que un buen sexo se gana el corazón de cualquier hombre. Eso es falso. El hecho de que un hombre se acueste contigo no quiere decir que le importas, ni el buen sexo va a hacer que le intereses. ¿Con quién preferirías compartir la vida en el futuro? ¿Con un bailarín de Chippendale con una tanga amarilla neón, billetes de dólar en las tiras y mucho remeneo? ¿O con un hombre elegante en un traje de tres piezas y una pensión 401(k)? De esa misma manera, los hombres lo quieren todo. Sueñan con una mujer maravillosa con la que puedan acurrucarse junto al fuego después de hacer el amor. Un buen hombre, generalmente, no durará mucho junto a una mujer que se desacredita a ella misma públicamente. Es increíble lo frecuentemente que vemos artículos con el título 100 consejos sexuales para volverlo loco. Esto es lo que los llamados expertos no te dicen: Con el sexo atrevido que tiene lugar demasiado pronto y que te hace lucir como una profesional, no hay conexión emocional, y es por eso que el sexo será algo ordinario para el hombre. Digamos, hipotéticamente, que seguiste los 100 consejos y pusiste en práctica la ropa interior comestible, el columpio, los artículos de látex, la acrobacia en el dormitorio, las esposas de piel y una bola de música disco dando vueltas sobre la cama. Digamos que le ataste las manos y los pies con las medias y ladraste como un perro en cuatro patas. La pregunta del millón de dólares es: ¿Por qué todo eso no da lugar a una relación duradera? Lo primero que él piensa es: «Esto lo mejor que puedo esperar». Su impresión es: «No existe ningún reto. Nada más por lo que luchar». Lo segundo que piensa es: «El sexo fue algo mecánico, algo así como una rutina. Me pregunto ¿a cuántos otros le habrá hecho lo mismo?». Finalmente, el piensa: «Lo que yo pueda hacer nunca va a ser mejor que lo que ella ya ha experimentado. Soy un tipo común y corriente, por lo tanto el sexo es común y corriente». Todos los hombres se comparan con otros hombres. Si pudo tenerte fácilmente, pensará que otros también pudieron hacerlo. Todo hombre quiere creer que él (en todo su esplendor) es el que te va a introducir en el maravilloso mundo del sexo y ser el que pueda enseñarte algo nuevo. Quiere pensar que nunca antes llegaste a un orgasmo y de lo contrario quiere creer que ningún otro fue tan bueno. Por lo tanto, cuando le sugieras una posición que él no conoce, sabrá que alguien te la enseñó. Entonces pensará: «¿Por qué quiero hacer cosas que aprendió de otro tipo?». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 37 Cuando hablamos de buenos hombres y esposos potenciales, uno de sus deseos más íntimos es el sentimiento único de que “ella es sola mía”.

Hablé recientemente con una bailarina exótica en un evento de firma de libros. Me dijo que debido a su carrera, ella pensaba que tenía más “destrezas” que mostrarle a un novio posible. Dos minutos después, me dijo que no podía encontrar un hombre que saliera exclusivamente con ella y que conocía a todos los compañeros de trabajo (desnuda de la cintura para arriba). No necesitas matricularte en una academia de élite de bailarinas exóticas para comprender el problema. Primero que todo, las mujeres que trabajan en la industria del sexo no tienen la patente de que van a ser capaces de complacer a los hombres. Lo primero a tener en cuenta: Lo que ellas tienen ... tú también lo tienes. En segundo lugar, no requiere ningún entrenamiento profesional o un título para hacer malabares con un batón. Complacer a un hombre es muy simple. (Si él no está excitado sexualmente, hazle un sándwich). Esta es la parte que no incluyeron en el currículo de la escuela de élite de bailarinas exóticas: Una vez que el hombre te clasifique como una mujer que no tiene nada más que aportar, te pondrá en la categoría de “sexo solamente”. Una vez que estés en la categoría de sexo solamente no estará interesado en una relación o un compromiso. Bueno, no exactamente. En la mente de ella, será un relación en evolución. ¿Y en la mente de él? Es una relación de una noche de sexo, que puede durar varias semanas o varios meses. Si suponemos que no está frente a una mujer desnuda bailando en un tubo, el hombre evaluará primeramente a la mujer por cómo está vestida y por cómo se conduce. Los hombres se fijan en cómo las mujeres van vestidas. ¿Usa ropa provocativa? Un hombre llamado Doug lo explicó así: «La mujer resulta más atractiva si muestra menos carne. Te hace querer averiguar lo que hay debajo». Si una mujer lleva una ropa que no enseña todos “sus atributos”, como pantalones vaqueros, tacones y un suéter mullido que acentúe sus formas, es más que suficiente. Lo que el hombre ve es: «Parece polifacética». «No está a la vista para el público». «Esto es terreno privilegiado». «Hay que esforzarse un poco para alcanzarlo». De esa forma, el potencial de una relación y su valor se elevan. Puedes ser sexy de una forma elegante, y eso tiene un efecto mucho más duradero. Si la chica se presenta con una tanga de pedrería que se asoma por las caderas en la primera cita o con una minifalta que puede parecer un top elástico sacado de una tienda de artículos para niños, él pensará justamente lo opuesto: «No hay ningún problema con jugar con la mercancía temporalmente, porque está en exhibición». «Cualquier hombre puede obtenerla». «No soy especial si la puedo ligar». Si un buen hombre quiere una relación seria con una mujer, prefiere ver menos carne en público y reservarla para un show de sexo privado, exclusivamente para él, y quiere abrir el regalo lentamente. Esto quiere decir que los tatuajes en áreas privadas, deben ser cubiertos. Escoge una blusa apretada, que muestre tu figura, en lugar de una con un escote profundo. Ponte un vestido de verano que acentúe ligeramente tu silueta o una falda larga con una abertura al lado en lugar de una minifalda que muestre todas las piernas. ¿Por qué? Por el factor, cu-cú. No saber cuando va a asomar la pierna, echa a volar su imaginación; y cuando hayas despertado su curiosidad y lo tengas pensando en ti, sus pensamientos se proyectarán hacia el futuro. CÓMO USAR LA FEMINIDAD A TU FAVOR Cuando las mujeres miran la ropa, ven colores, texturas y estilos. ¿Qué ven los hombres? 1. Si una mujer es femenina 2. Si ella puede o no ser un reto para la mente 3. Si ella es segura

Si quieres hacer que un hombre se comporte como un caballero, utiliza tu feminidad. La femenidad los derrite todas las veces, porque no tienen ninguna defensa contra ella. La feminidad es para un hombre, lo que la kriptonita es para Supermán. El diseñador o la marca de tu ropa es algo que no le importa. Le darás una mejor impresión si seleccionas telas, colores y objetos femeninos, además de perfumes y maquillaje femeninos. La experiencia de Eric es un buen ejemplo de lo rápido que los hombres clasifican a las mujeres. Conoció a Jennifer en una reunión de trabajo y ese mismo día le preguntó si quería salir a tomar algo esa noche. En ese momento, Jennifer llevaba una blusa de seda, una falda de corte recto y un par de zapatos de tacón clásicos. Antes de la cita, Jennifer corrió a su casa a cambiarse por algo que pensó que era más sexy. Se puso una blusa con un escoje bajo y unos vaqueros por las caderas. Con ellos, podía verse su nuevo tatuaje. Se puso un chaqueta recortada de mezclilla que luego se quitó. Cuando se la volvió a poner antes de regresar a casa, él pudo leer en la parte de atrás: NO TODO ES PLANO EN KANSAS. ¿Qué pensó Eric?: «Me gustó mucho más el atuendo profesional; era mucho más sexy». La mayoría de los hombres con un buen trabajo piensa en cómo lo vas a ser representar en público o en la fiesta de Navidad de la compañía. La femenidad no está dada por cuánto revelas. Hay una razón por la que se ha hecho famosa la frase“la mística femenina”. Crear un poco más de misterio y la sutileza al vestir ... equivale a femenidad. También, es una forma de decirle a los hombres que eres más segura de ti misma. En todas las grandes historias de amor o en las películas, ¿has visto alguna vez un tubo, un disfraz de lunares o un chapa con hebillas y un collar de perro? No, en lo absoluto. Eso es lo que él quiere para una noche de sexo desenfrenado con una mujer a la que no piensa ver más. En realidad, si el hombre piensa que eres más experimentada sexualmente que él, te ve automáticamente como una relación a corto plazo, en lugar de una duradera. La mayoría de los hombres lo encuentran algo castrante. (Ese es el momento en que comienzan a preocuparse si son ellos los que se pondrán la falda de lunares, con unas cuñas de lunares a juego). ¿Por qué? Porque cuando él está emocionalmente atado a una mujer y quiere conservarla, se siente un poco inseguro de cuántos hombres ella ha tenido. Analízalo. Si te compras un carro que quieres conservar por algún tiempo, naturalmente, te interesarás en el millaje. ¿Cierto? De lo contrario, si lo alquilas PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 38 Cuando un hombre te ve con ropas muy reveladoras, generalmente piensa que no tienes muchas otras cosas en la vida. ... y nunca te tomará en serio o pensará que vale la pena tener una relación duradera contigo. Recuerda, cuando te vea con poca ropa y mostrando tus atributos, no pensará en lo bien que luces, sino en todos los hombres con los que te has acostado. Sin embargo, cuando te ve con ropa femenina, inmediatamente se exalta su lado masculino. El sentimiento de “sola mía” vale más que un disfraz sexy o el arte de la danza en tubo.

PRINCIPIODEATRACCIÓNN. 39 Cuando pienses en conservarlo, vestir con discreción es lo más sexy. por una semana o por un tiempo corto, el millaje no tiene la menor importancia. Si un hombre está interesado en ti, no toma mucho para que se desate su imaginación. Por ejemplo, algo tan simple como la condición andrajosa de tu ropa interior puede darle de qué pensar. Si vas a su casa y encuentras cosas de mujer en el baño, pensarás que anda acostándose con medio

mundo. Con el hombre, resulta diferente. Si te ve con una prenda interior negra y sexy con algunos hilos salidos o el encaje roto, lo tomará como evidencia de sexo reciente. Lo mismo sucede con un brasier negro de encaje transparente. Si le falta un enganche o está torcido (Dios no quiera), pensará que te lo han arrancado de un violento tirón. Por esa razón, elimina el traje de dominatriz sin entrepierna con medias de malla y quince correas, o la gargantilla de pedrería, porque te dará el aspecto de la “novia de todo el mundo”. Tampoco es suave o femenino. La mayoría de los hombres piensa que una mujer con una de sus camisas y solo un par de panties es lo más sexy que pueda imaginarse. Le da la inigualable sensación de “sola mía”. Si te vas a poner ropa de cama, selecciona un pijama de seda de los que te gusta usar cuando estás sola (traducción: algo femenino). Lo más probable es que lo haga valorar el sexo, y a ti también. Aunque no lo expresen, los hombres, en su mayoría, quieren sentirse como el granjero John: arando terreno nuevo que ningún hombre jamás transitó. (Tu trabajo es mantener viva esa ilusión). PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 40 Si no está dispuesto a esperar para tener sexo, estás perdiendo el tiempo con él. No es el tipo de hombre que quiere ser conservado. Explorar el país de las maravillas Obviamente, su objetivo inicial es llevarte a la cama. Tu objetivo es preservar la posibilidad de una relación seria y perdurable ... lo que significa que no es necesario subirte en todas las atracciones del parque de diversiones de Disney en la primera visita. Durante las primeras salidas, mientras tú mantienes el pie en el freno y estás demorando el momento del sexo, él estará saltándose todas las señales de pare. Como ningún hombre revela sus artimañas a la mujer que trata de seducir, decidí volar por debajo del radar y averiguar cuáles son las estratagemas que utiliza. ¿Cuál es su primer obstáculo? Pasar de tu puerta al final de la cita. SU MANUAL DE JUEGO TU MANUAL DE JUEGO Al final de la noche, puede preguntarte: «¿Puedo pasar al baño?». Dile que sí. Luego, espera con el abrigo y las botas puestas y con la sombrilla abierta. No te quites ni una pieza de ropa. Ni siguiera los guantes. Es posible que se tome algunos tequilas de más y entonces te diga: «Estoy muy borracho para manejar, ¿puedo dormir en tu sofá?». Tiene la esperanza de que le digas que «no voy a dejarte dormir en el sofá. Puedes dormir en mi cama, si te porta bien». De lo contrario, hazle una taza bien fuerte de café colombiano y llámale un taxi. No lo dejes pasar de la cocina. Puede ofrecerte un masaje: «Has estado muy estresada últimamente. ¿Quieres que te dé un masaje en la espalda? Seré un verdadero caballero, te lo juro». Después de un rato te preguntará «¿Por qué no te quitas el brasier? Sólo quiero que te sientas más cómoda. ¿Puedes bajarte los pantalones hasta los tobillos? Quiero darte un masaje más abajo de la espalda, donde se localiza el estrés ... pobrecita mía». Te preguntará: «¿Puedo entrar un momento para usar el teléfono? Necesito escuchar mis mensajes y mi celular está sin carga». Permítele usar el teléfono y luego, asegúrate que “toma el caminito a casa”. Puede ser el tipo platónico: «Ve a cambiarte. Ponte cómoda. Imagínate que no estoy aquí y haz lo que normalmente harías si estuvieras sola». Su primera observación será: «Coño, no tiene puesto el brasier ni los panties». Entonces te dirá: «Ven y acuéstate conmigo en el sofá. Trae una manta. Vamos a mirar televisión».

Finalmente, y no menos importante, el famoso truco de vamos (Fin del juego). Diez minutos después. a acurrucarnos. Acurrucaremos como buenos amigos. Te prometo que no me voy a quitar el calzoncillo. Palabra de honor». Luego la historia cambia: «Este calzoncillo me aprieta mucho y me da picazón. Ay, no resisto cuando me pasa esto. Me lo voy a quitar ... ¿no te importa, verdad?». «Me quedo contigo esta noche, y solo nos «Necesito ponértela dentro por solo un segundo. Quiero saber lo que se siente al estar dentro de ti. No tenemos que hacer el amor. Solo un poquito ... ¡te lo juro!». Y de repente te das cuenta que te está cabalgando como a un poni de las Shetland. La chica buena generalmente se rinde muy pronto y luego trata de reparar el daño. «Nunca he hecho esto antes. No, en serio. Yo no hago esto con alguien que apenas conozco». Los hombres interpretan justo lo contrario. Lo llaman “la defensa anti puta”. Siempre que escuches las palabras no te preocupes o confía en mí, cógele miedo ... cógele mucho miedo. Eso es lo que el lobo le dijo a Caperucita Roja. Debes creerle todo lo que te diga si todavía crees en Santa Claus. Siempre que un hombre te diga «no te procupes, te prometo que seré un caballero perfecto» lo que te está diciendo es «no confíes en mí». El verdadero caballero no necesita justificarse.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 41 La forma de identificar a un buen hombre de uno en el que no vale la pena emplear tu tiempo es su capacidad y paciencia para esperar para a tener sexo. Si le gustas, estará feliz con solo estar a tu lado. Si te va a dejar porque no te acuestas con él lo suficientemente rápido, también te dejará después de que lo complazcas. Para todos los hombres, el sexo es como su deporte favorito: el fútbol americano. Trata de “avanzar la pelota” en el campo, de yarda en yarda. Después, alcanza una nueva línea de golpeo, un primer down y otra oportunidad para anotar. Si tiene que luchar, su amor por el juego se eleva. ¡Wujú! Palmadas en los traseros y botellas de champán descorchadas. Secretamente, quiere que le ofrezcas cierta resistencia, porque si le pasas la pelota en un campo vacío ... le habrás quitado toda la emoción del partido. Paige no lo tuvo en cuenta cuando intentó seducir a Ted. Habían salido dos veces, pero no habían intimado. En la tercera cita, listos para salir a cenar, ella le dijo: «Fui a las tiendas y quiero enseñarte lo que compré». Luego, le mostró una lata de crema batida y una tanga comestible de regaliz rojo. «Espero que te guste el sabor de las fresas, porque vamos a probarla esta noche». Paige pensó que Ted caería rendido. «Se excitará tanto que no podrá resistirme», pensó. Sucedió justamente lo contrario: Aceleró la velocidad a la que se cansó de ella. La mejor forma de saber si él está verdaderamente interesado en ti es tener en cuenta cómo la pasan juntos fuera del dormitorio. ¿Pasa tiempo contigo durante el día? ¿Le interesan las cosas que te gustan? Son detalles reveladores. Incluso, si te gustara algo tan aburrido como llevar el perro al parque, el hombre que está realmente interesado en ti estará encantado de acompañarte. Las tonterías le resultarán interesantes, porque son cosas que a ti te gustan y él piensa que tú eres fascinante. Laurie es el ejemplo perfecto de situaciones como esa. Ella vive en la ciudad de Nueva York y Sean tiene que viajar hasta la ciudad desde Long Island. Después de salir a cenar juntos dos veces, él le preguntó: «¿Podría dormir en tu sofá esta noche? Tengo que estar en la ciudad muy temprano mañana y de esa forma, podemos salir a cenar y yo estaré a una cuadra del lugar». Laurie le dijo que no era una buena idea, y no le dio explicaciones. Sean lo entendió e, instantáneamente, su atracción por ella se elevó a nuevos niveles.

Las siguientes sugerencias agregarán un tono de elegancia, de manera que él te vea como a alguien que puede tomar seriamente: No hables sobre los lugares donde te gusta hacer el amor ni de tu música favorita durante el proceso. No se casará con la mujer que le diga en la primera conversación telefónica que le gusta que “papi la azote” con un pedazo de la antena en el asiento trasero del carro. Planifica las actividades. Al principio de la relación, no crees una rutina que consista en ver películas y solo pasar el rato; si no quieres que una reservación para cenar suene así: «Tenemos dos hamburguesas, papas fritas y algunos Tater Tots que voy a recoger en la segunda ventanilla». PRINCIPIODEATRACCIÓNN. 42 Si aparentas ser cautelosa, para un buen hombre es una señal de que tienes alta autoestima. Vístete de forma sexy, pero no demasiado sugerente. Cuando muestras un poco pero no demasiado, él piensa «esta es una mujer con control». Recuerda que vestir con discreción es lo más sexy. Evita las caricias extremas en el sofá o en la cama, si no estás 100 por ciento lista para lo que le sigue. Siempre es más seguro besarse en posición vertical en la puerta de la casa, o en la entrada del edificio. Hay una razón le llaman “mambo horizontal”. Déjalo entrar a la casa antes de salir a cenar tarde en la noche. Permítele que te recoja a las 6:30 de tarde si la reservación es para las 7:30. Ofrécele una copa de vino y preséntale al gato o al perro. Esto romperá el hielo y evitará que tengas que hacerlo pasar a las tantas de la noche. Luego, cuando lo mandes a casa al final de la cita, no será algo tan impersonal. No te lamentes, mientras tomas cerveza, de lo que te hizo tu ex. No digas que era un imbécil, que conducía muy rápido o que te gastó el dinero. Perderá respeto por ti. Deja el “pobrecita yo” fuera de la conversación. Además, no es asunto de su incumbencia. Si pregunta algo sobre tu ex, simplemente di: «Es una historia larga y aburrida». [Bostezo]. Traducción: «Capítulo cerrado». Si mientras se besan, la cosa se pone candente y quieras parar, no digas «para ya» o «déjame» o «ya no más» como una niña llorona. La clave es detenerlo con el lenguaje corporal. Si su mano está tratando de agarrar tu trasero, es un buen momento para, con delicadeza, alejársela. «Nos perderemos la función si no nos apuramos». Esto pone de manifiesto que eres una mujer en control y ahora, está obligado a respetarte. Es recomendable evitar las caricias profundas en el sofá, por otra razón: Si lo llevas a un punto de no regreso y de pronto tocas el interruptor de emergencia en el último minuto, se ofenderá. Además, no vas a parecer muy convincente cuando le digas, «ahora no, quiero que sea algo especial». Especialmente, cuando le has estado haciendo el amor en seco por una hora y tu mano, dentro de sus calzoncillos, lo ha mantenido bien calentito hasta en el momento que le das la noticia. Es un poco tarde para parar la fiesta, cuando su instrumento está bailando cha cha chá dentro de sus pantalones. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 43 La razón de esperar a tener sexo no es solo para parecer más elegante o con más clase. También querrás ganar tiempo para averiguar algunas cosas importantes sobre él . ... como si es casado y tiene tres hijos en otro estado, o si todos sus amigos no son más que un hatajo de delincuentes. Quieres saber si él y su ex novia aún tienen encuentros sexuales (porque ella no se ha dado cuenta todavía que han terminado). Quieres saber si tiene 38 años y todavía vive con sus padres. Quieres enterarte si ha sido detenido tres veces por conducir bajo la influencia del alcohol o si tiene el hábito de fumar crack. Además de que quieres averiguar cómo fueron sus años de universidad y si salía a patinar por las calles de San Francisco, vestido con pantalones muy cortos y un leotardo.

El tiempo te permite descubrir su verdadera identidad. Ver quién es. Y no adoptes la filosofía de Isaac Newton: «Todo lo que sube tiene que bajar». No apliques esa regla al sexo. No olvides los letreros que aparecen en muchos lugares de negocios: «Nos reservamos el derecho de rechazar la prestación de servicio a cualquier persona». Cuelga un igual en la puerta de tu dormitorio.

Rechaza la prestación de servicio si: ES MUY AGRESIVO Si está interesado en ti, no te manoseará mucho o te lo propondrá en las dos primeras salidas, porque no querrá que pienses que es un cerdo. Si todo lo que quiere es sexo, no está contigo porque está interesado en ti. Si un poco de resistencia es demasiado para él y te deja, alégrate. Hazle paso, y asegúrate de que no hay nada que obstaculiza su partida. NO QUIERE QUEDARSE TODA LA NOCHE No te acuestes con un hombre que te dice: «No me puedo quedarme toda la noche», o uno que te dice que no puedes quedarte en su casa. Con esto ya te está advirtiendo antes de llegar al sexo que el pretende mantenerte a distancia. Si durante la intimidad te dice «no puedo quedarme», es tu oportunidad para responderle: «¿Y quién dijo que ibas a pasar la noche en mi casa?».

HAY DEMASIADAS “REINAS EN EL CASTILLO” No comiences una relación con él si es obvio que tiene un harén de “amigas” esperando que te hagas a un lado para tomar tu lugar. No importa si te jura y perjura que son “solamente amigas”. Confía en tus instintos. NO TE SIENTAS CÓMODA Tus instintos son tus más preciados tesoros. Nunca, jamás le permitas a nadie que te quiera convencer de lo contrario a los que te dicen tus instintos. Como dijo Kim Basinger: «Yo siento que hay dos personas dentro de mí, yo y mi intuición. Si voy contra ella, me hace la vida imposible; si la sigo, nos llevamos divinamente». No hay nada más importante que tu cuerpo y tu salud. Trátalos como si fueran algo valioso. La chica buena sabe que hay cierto tipo de hombres que son artistas del “pisa y corre”, pero que son seducidos por las niñas malas. Pronto, comienza a convencerse a ella misma de que existe una posibilidad para una relación. «¡Conmigo será muy diferente! Se reformará. Lo haré cambiar». Por ejemplo, estando en la cama y en medio de la función, ella lo detiene: «Espera, creo que las cosas están yendo demasiado rápido. Apenas te conozco». El hombre se incorporará y le dirá: «Está bien. Dime qué quieres saber de mí. Soy un libro abierto». (Funcionará como una negociación de venta. Averiguará cuál es el problema y rápidamente lo resolverá). Entonces le cuenta una triste historia de que su primer amor lo engañó y él se sintió traicionado. Luego, le muestra una cicatriz en la pierna y le dice que sus padres querían a su hermano mayor más que a él. Después le toca la mejilla al estilo Fabio y le dice: «No tenemos que tener sexo si no estás lista» (mientras piensa «¿qué carajo se me puede ocurrir para ablandarla?»). ¿Y qué ella le responde? «¡Estoy lista! ¡Soy tuya!». Lo siguiente que sabe, el cielo está cayendo a pedazos sobre las cabezas de los vecinos del piso de abajo hasta las 2:00 de la madrugada.

Adelantemos el tiempo una semana, para escuchar el Discurso del Estado de la Union. «No sé por qué no me llama. Me dijo que teníamos mucho en común. Tuvimos una relación muy intensa. Dijo que no se trataba de sexo ... sino de hacer el amor. Me dijo que yo era especial. Quizás, algo no funcionó bien en el principio. Quizás estemos pasado por un mal momento». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 44 Lo que te diga de él al principio, no tiene nada que ver en cómo te va a tratar. Si el asunto es de sexo, te prometerá cosas que jamás en la vida has escuchado. Los sitios de citas en la red son famosos por ser engañosos, justamente por esta razón. Si a un hombre le piden que diga qué tipo de compañera busca, ¿cuál de las opciones siguientes crees que va a escoger si lo único que quiere es sexo? Sexo casual sin protección y ni siquiera una llamada telefónica el siguiente día Compromiso, amor y poemas bajo un árbol Marcará la opción que dice “compromiso”, porque él se ha comprometido totalmente (en verte desnuda). Después de todo, los hombres son cazadores. Estamos hablando sobre criaturas de sangre roja que se enorgullesen de su habilidad de conquistar. Si fuera legal, tendrían las cabezas de todas sus previas conquistas montadas en la pared de la sala de estar. Un borrego cimarrón ... un alce ... un venado de gran cornamenta ...Jennifer ... Natalie ... y una aventura llamada Vanessa (porque los romances de una noche también cuentan). Al actor Vince Vaughn se le atribuye lo siguiente: «Si no estoy interesado en una mujer, soy muy directo. Después de tener sexo, normalmente le digo: “No puedo hacer esto más. ¡Gracias por haber venido!”». Ningún hombre te va a decir “nunca me casaría contigo; lo único que quiero es sexo”. Si no está sinceramente interesado en ti, no es inusual que te diga lo que quieras oír. «¿Matrimonio? ¿Hijos? ¿Una casa grande? Ah, yo vivo añorándolo». Por cualquiera de los dos oídos que entre primero, asegúrate de que viaje directamente hacia el otro y que salga rápidamente. Las mujeres que ponen su perfil en sitios de citas en la red tienen que ser muy cuidadosas con lo que escriben. Asegúrate de no parecer enamorada de un cuento de hadas. El hombre no se siente “especial” si lo que la mujer quiere es “atardeceres, romance, y vino y queso en la playa” con cualquiera que se lo proponga. Lo que busca es una mujer interesada en él y en nadie más. Si un tipo repulsivo, con la apariencia del sospechoso de asesinar a Kennedy, responde a su perfil y le promete la luna, no querrá que ella le ofrezca fresas cubiertas de chocolate. En el papel de “cazada”, lo más inteligente es no revolcarte con él en la cama o en el sofá hasta que lo conozcas bien. Espera a sentirte cómoda. Dale tiempo para que te muestre quién es, a través de sus acciones, no con palabras. Si te ve como la mujer de sus sueños, la relación incluirá cenas, flores, y la conducta de todo un caballero. Mantener vivo el fuego del hogar Cuando la relación ya esté establecida, sigue siendo importante tener en cuenta que los hombres continúan evaluando la posibilidad de una relación duradera. Para ello, no necesitan a una mujer con habilidades excepcionales. Entonces les pregunté: «¿Cuáles son las señales de que a la mujer no le gusta el sexo con él?». A continuación, algunas de sus respuestas:

Señales de que no te gusta el sexo con él John dijo: «Muchas mujeres chillan de una manera que podrían paralizar a un rinoceronte. Se revuelcan el pelo, usan poses exóticas y hacen un show. Parece que están actuando ante un equipo de filmación en la habitación. ¡Luces ... cámara ... acción!». Marcos dijo: «Trata de no hacer tan obvio que estás mirando el reloj. Antes del sexo, no digas: “Son las ocho y cuarenta y cinco. Tenemos que terminar en quince minutos, porque mi programa de cocina favorito es a las nueve”». Kent dijo: «La mayoría de los hombres prefiere a una mujer atractiva que disfruta del sexo, en lugar de una súper modelo que no lo disfruta. Sin lugar a dudas». Frank dijo: «Te das cuenta de que no está bien de la cabeza cuando comienza a gritar y a jadear antes de que se la acerques. Yo me detengo y escucho qué tipo de sonidos emite. Si está gritando y aún no la he ni tocado, pienso que puedo irme, comerme un sándwich, regresar y continuar en el mismo lugar donde la dejé». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 45 Lo que la mayoría de los hombres busca es una mujer que sea natural en la cama y que genuinamente disfrute del sexo con él. Los hombres tienen la tendencia a pensar que esas representaciones teatrales no tienen nada que ver con el desempeño. Él pensará: «Ah, ya veo que no le intereso» y en cuanto tenga la sensación de que tú no estás disfrutando del sexo, la posibilidad de un compromiso se evaporará. No hay un panel de jueces para darte una calificación: «Un 9.0 por expresión artística, pero un 7.8 por habilidades técnicas». Si él te hace sentir de esa manera, quiere decir que él es el problema, no es tú. Con un buen amante, no te preocuparás si necesitas hacerte un aumento de pecho o si puede notar la celulitis de tu nalga izquierda, porque te mantendrá lo suficientemente distraída. Jamás le menciones ninguna imperfección física a un hombre (real o imaginaria). Eso es, dentro o fuera del dormitorio. No le digas cómo lucías antes o cuánto pesabas. No le muestres un diente quebrado y le digas que quieres ponerte una carilla de porcelana. Reserva todas las consultas sobre estiramiento facial y liposucción para la oficina del doctor. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 46 Los hombres con los que hablé dijeron que raramente le prestan atención a las imperfecciones de la mujer, hasta que ella se las señalan. Los hombres encuentran bella la forma femenina y admiran su perfección. Si el te acaricia el estómago y le dices «estoy haciendo abdominales y en el verano lo tendré plano», él supone que estás ocupada en observar tu propio cuerpo y no estás pensando en él. De acuerdo con lo que piensan los hombres, otro error que las mujeres cometen es tratar de actuar como puritanas y virginales. Eso los hace desconfiar. Él no es un monaguillo y sabe que tú no eres una virgen. Será más elegante que no menciones nada de tus amores anteriores. Es algo que hasta un niño de tercer grado puede calcular. (Música del programa Mr. Rogers’ Neighborhood): «Buenos días, niños. Este es el problema de hoy. Si la cantidad de hombres es la misma que la cantidad de mujeres y todos los hombres han tenido sexo con una docena de mujeres, ¿es matemáticamente posible que todas las mujeres hayan tenido sexo solamente con tres hombres? El niño que resuelva el misterio se ganará una estrella dorada y una gorra con un rehilete». Los hombres no deducen que eres una mujer fácil por lo que digas. Juzgarán lo sofisticado de tus técnicas en el primer encuentro íntimo. Si quieres que te considere para una relación duradera, no

puedes darle la impresión de que la mitad de los animales en el Arca de Noé han pasado por tu cama. No trates de aparentar que eres experta en el sexo. Es algo parecido a ... un tomate. Nadie quiere llevarse a casa un tomate del mercado que todo el mundo ha estrujado. (Si él no sabe que todo el mundo lo ha estrujado, lo comprará y se lo llevará a casa). Créelo, él se percatará del menor indicio de que has estado de parranda sexual recientemente. Por lo tanto, necesitamos da un tour por tu casa para asegurarnos que luzcas como una mujer con clase. Un tomate que no ha sido manoseado muchas veces. Míralo como ... el proyecto de la inocencia sexual. EL PROYECTO DE LA INOCENCIA SEXUAL La primera vez que tengan sexo, no recicles la ropa interior que usaste en una ocasión anterior. Déjala para otro momento, y asegúrate de que vea que sacas ropa nueva de una bolsa, con los precios aún prendidos. (Hablo en serio. Guarda la bolsa). Un bonito juego de brasier y panty es suficiente. No salgas del baño con un corsé tipo Madonna, unas tangas de color verde limón y una gargantilla de piedras. Va a parecer algo premeditado, algo previamente ensayado. Nunca abras un cajón donde guardas objetos exóticos, como un juguete sexual de baterías. Si es más grande que un bate de béisbol y tiene un embrague y una palanca de cambio, arruinará el momento. Después de todo, no querrás que él se sienta como un Cessna de dos plazas estacionado junto a un jumbo Boeing 747. Permite que sea él quien sugiera las posiciones las dos primeras veces. Si haces alarde de acrobacia sexual (lo hará decir “¡ay!”) y comienzas a cabalgarlo como una vaquera, pensará: «Esta ya ha participado en varios rodeos». No te apures en quitarte la ropa, lanzarla en todas direcciones y ponerte en posición lista para ser montada como una gata en celo. Deja que sea él quien te desvista ... lentamente. De esa forma, no parecerás una profesional. Deja que él utilice su condón. No se te ocurra hacer truquitos donde te pones el condón en la boca y seductoramente lo colocas en sus partes privadas. «¡Mírame, mamá, sin las manos!». Pensará que te has matriculado en un curso para “prostitutas”. Eso garantizará que no te considere para una relación a largo plazo. Actúa como si no tuvieras idea de dónde comprar uno y mucho menos saber cómo luce. Si él no llevó ninguno, nunca permitas que sepa dónde escondes el tuyo. No debe ver el paquete promocional de Costco de 500 condones (y que ya ha sido usado en un 75 por ciento). Aunque sea un paquete de una docena y le falten seis, en esas seis ocasiones, alguien ha estado dentro de ti. (No exactamente lo que se diría un encuentro donde el piense “eres mía solamente”). Si él protesta por usar un condón, nunca digas: «Todos mis novios lo usan y nunca tengo sexo sin uno». Si tienes un niño, no digas: «Tienes que usarlo porque yo salgo embarazada fácilmente». (Una forma de aclarar por qué el paquete promocional está vacío en un 75 por ciento). Recuerda, que a los hombres les gustan las mujeres femeninas e inocentes. Les gustan las cremas de perfumes suaves y femeninos. (Si ve que tienes un sistema de cadenas y correas en la cama, se sentirá un poco preocupado). Todos los hombres se sienten inseguros sobre el tamaño de su pene. Si él no está bien despachado, no lo mires y digas: «¿Eso es todo?» Está escrito en letras pequeñas en el contrato. Lo que debes decir es: «Aah. Ay, cielos, creo que no puedo con todo eso. Con cuidado, con cuidado, me puedes desajustar la columna vertebral». La primera vez que se quede en tu casa, no aparentes estar bien preparada para el evento o que estás acostumbrada a tener hombres durante la noche. No tengas a mano un par extra de calzoncillos, un máquina de afeitar y un cepillo de dientes. Además, no dejes los productos de Petco en la ducha. Si los otros productos huelen a fresa, usará el shampú para pulgas y garrapatas por accidente.

No le lleves a la cama un desayuno de cinco platos. Si tienes una revista con una foto de una bandeja para el desayuno con huevos escalfados y lirios del jardín, deshácete de ella como medida preventiva, para que no se te vaya a ocurrir ninguna brillante idea. En su lugar, mándalo a la cafetería más cercana y pídele que te traiga un café con leche y una linda galletita. Durante una conversación íntima, no le susurres al oído: «Me siento completa contigo» o «siempre supe que estaríamos juntos». Él no debe pensar que tú lo has seducido. Él quiere sentir que ha sido él quien te ha conquistado. Algunos hombres comentaron que les gusta que la mujer les diga lo que quiere en la cama. Sin embargo, no quieren que les den una boleta de calificaciones o un reporte, jugada por jugada, al siguiente día. No debes hacer el análisis del juego del lunes por la mañana con una regla en la mano y un pizarrón en la pared, como si el tipo fuera retardado. «Esta es tu posición, la X ... aquí. Esta es la meta, la O ... soy yo. Cuando te dé la señal, tu objetivo será correr, encontrar el agujero y concentrarse en el punto G. Cualquier reporte del mariscal de campo los lunes por la mañana, será aplastante para él y su ego. Muéstrale o dile lo que quieras durante el acto ... o calla para siempre. El tacto es sumamente importante, especialmente cuando se trata de su desempeño y su “mejor amigo”. Advertencia para los hombres: No leas el siguiente párrafo. Su lectura puede producir pesadillas. Bobby me dijo una historia sobre Charlene, quién cometió un error garrafal con las partes pudendas masculinas. Charlene estaba acostada en la cama, disfrutando ese momento de resplandor después del sexo. Bobby se había levantado y comenzaba a vestirse. Mientras se inclinaba para recoger sus calcetines, puso una pierna sobre una silla. Charlene pensó que sus “cosillas” eran muy curiosas y las golpeó ligeramente por detrás para verlas balancearse. Mientras se doblaban las rodillas, Bobby comenzó a hiperventilar y a ver luces de colores. Predicción de la línea psíquica: Si haces eso, no oirás las campanas de boda, porque el desaparecerá y se mantendrá alejado para siempre. (Ni siquiera te recordará con cariño y nostalgia). Después de recibir tratamiento por el trastorno de estrés postraumático, es altamente improbable que vuelva a querer saber de ti, nunca jamás. Con relación a las conversaciones íntimas, el silencio es oro. No le hagas preguntas como: «¿Fue algo especial?». «¿Me amas?». «¿Fue bueno?». «¿Cuán bueno?». «¿Mejor que con la otra?». «¿Ha sido la mejor vez de todas?». Si lo primero que escucha después del sexo es que “ha sido mucho mejor que con el otro tipo ... no era más que un inexperto que se despachaba en treinta segundos”, se sentirá como uno más. No quiere imaginarte con ningún otro hombre, por lo que lo mejor es no hacer ningún comentario. No hagas comparaciones sobre el sexo ... buenas o malas. También, no le creas cuando te declare su amor, justo después del sexo. Si comienza a hablar de “el futuro”, lo que realmente quiere decir es que el sexo fue muy bueno ... y que quiere probar una nueva posición (en el futuro). Mantener el reto mental después del sexo A las mujeres se les ha hecho creer que mientras sigan la regla de esperar cinco citas o el requerido mes para tener sexo, el hombre automáticamente será suyo y “será trato hecho”. Ella piensa: «Ha terminado el juego y he alcanzado la meta final. Ahora somos una pareja». ¿Cierto? No salgas corriendo todavía a comprar batas de baño iguales para él y para ella. Estás solamente en la primera mitad, querida. Vamos a ir para atrás. Te acostaste con él y no estuvo tan mal. Ahora, él piensa que es un macho cabrío. A la mañana siguiente, está más engallado que un pavo real en época de celo. Canta “We Are the Champions” en la ducha. Piensa: «La dejé rengueando. Es posible que le tiemblen las piernas todavía. Nunca podrá imaginar el sexo sin ver mi imagen con una aureola». En su mente, te has entregado y ahora él tiene todo el poder. (Eso va pronto a cambiar).

(Video) John Wick - Con Un Maldito Lápiz

A los hombres que entrevisté les hice la siguiente pregunta: «¿Qué sucede si la mujer no se comporta de manera diferente después del sexo? ¿Es cariñosa, pero continúa con su vida como si nada hubiera cambiado?». (Me hubiera gustado filmar sus reacciones y poder mostrártelas). Algunos palidecieron. Uno dijo: «Eso pondría mi vida patas arriba». La mayoría admitió que eso los haría volverse loco. (Es bueno saberlo). Para comprender mejor la dinámica de “él y ella” inmediatamente después del sexo, vamos a hacer un análisis jugada por jugada. LO QUÉ ÉL ESPERA DESPUÉS DEL SEXO Él ya ha pasado por eso con otras mujeres y sabe que después del sexo la mayoría de las mujeres espera que se comporte como su novio. Él, va a mantenerse distante, simplemente porque piensa que eso es esperar mucho de él. Actúa como si no esperaras absolutamente nada. No muestres más o menos afecto. No te comportes de manera diferente. Sé la misma persona que eras antes. A continuación, la razón por la que eso va a funcionar a tu favor. POR QUÉ ÉL VA A MANTENER LA DISTANCIA Los hombres quieren posponer el compromiso. Alterarán el patrón de citas para evitar regularidad y consistencia. ¿Por qué? Porque para él, regularidad + continuidad = compromiso. Esa es la razón por la que mantendrá la distancia. Creará reglas, las incumplirá, las cambiará y luego volverá a cambiarlas. Te llamará de vez en cuando. Tratará de verte de un momento para otro y te querrá mantener en constante duda. CÓMO PIENSA ÉL QUE VAS A REACCIONAR A SU DISTANCIAMIENTO Él espera que tú estés a su disposición el 100 por ciento de las veces. Cuando tú lo presionas, lo idolatras, eres empalagosa o quieres su tiempo y la confirmación de su amor después de la primera vez que disfrutan del sexo, él piensa que es justificable que se aleje un poco y te mantenga a distancia. Entonces, se dejará ver con menos frecuencia. QUÉ DEBES HACER Justamente lo contrario. Mantente en movimiento. No contestes el teléfono todas las veces. Si te llama y estás ocupada, dile que le devolverás la llamada. Ocúpate en tus propios proyectos. No estés a su disposición si te llama en el último minuto, y cada vez que quiera verte. CUÁL ES EL MENSAJE QUE ENVÍAS No vas a llevar toda la carga de la relación. Ahora, la relación cobra valor, porque él ve que no estás dispuesta a precipitarte y a entregarte por una noche de pasión. Ahora, te ve como una persona en control, no como una mujer insegura haciendo exigencias. POR QUÉ ESTO PUEDE LLEVAR AL COMPROMISO Él pensará: «Si ella no está perdiendo el control, me imagino que las cosas no están progresando tan rápido como yo pensé». Entonces, volverá a su posición original, y continuará tratando de conquistarte. POR QUÉ ESTE ES EL DEFINITIVO GOLPE DE GRACIA Es un ligero golpe a su ego. Ahora, tienes toda su atención. Él está pensando: «Qué raro, creí que era el súper macho en la cama. Mi teléfono no debería parar de sonar. ¿Qué está pasando? ¿Por qué no me está persiguiendo como todas las demás?».

Si un hombre no te llama después de haber tenido sexo intenso contigo es porque espera que lo necesites y reacciones como tal. Le teme a la intensidad y a la dependencia. Si recibe lo contrario, lo sacarás de paso, lo que lo hará cambiar de rumbo rápidamente. Ahora, se da cuenta de que eres más fuerte que el resto de las mujeres. «Ella tiene valores. No es débil. No es una tontita, una estúpida o una ingenua. Nadie puede manipularla». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 47 La mujer que se comporta más serena y casualmente después del sexo es exactamente lo opuesto a lo que él está acostumbrado a experimentar. Se preguntará por qué no le estás haciendo las preguntas típicas que está acostumbrado a escuchar: ¿Vamos en serio? ¿Sigue todo igual? ¿Hay algo mal? ¿Por qué pareces tan distante? ¿Estás enojado conmigo? ¿Está todo bien? Tú quieres que sea él quien haga estas preguntas. Cuando no te vuelves dependiente u obsesionada, él se obsesionará con el porqué tú no lo estás. «Un momento, ¿por qué no me está gritando o preguntando donde he estado? Quizás esté evitando decirme lo que piensa, o no es tan fácil de impresionar. Creo que tengo que redoblar mis esfuerzos».

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 48 Cuando no te quedas alucinando después del sexo, y continuas concentrándote en los asuntos de tu vida, él comenzará a mirarte de forma diferente. Entonces, querrá tener una relación seria contigo. Es como educar a un niño. Durante el primer año, dicen los psicólogos, debes tratar al niño como un rey. Después del año, debes destronarlo, para evitar que tenga un caso agudo de los “terribles dos años”. Lo mismo puede aplicarse a los hombres. Después del sexo, tienes que asegurarte de que no piense que él es el quien lleva la batuta. Si es así, lo más probable que no haya compromiso a la vista. Muchas mujeres piensan que la forma de convertirse en una chica que él llama solo para el sexo, es acostándose con él demasiado rápido. Pero en realidad, tiene más que ver con cuán disponible ella está después del primer encuentro sexual. Ella piensa que se ha muerto y ha ascendido al paraíso. Espera tarjetas de Hallmark, poemas bajo un árbol y paseos por la orilla del mar. Se arregla el pelo para él, se viste para él y sufre quemaduras de tercer grado en la depilación de bikini con cera para él. Es entonces es cuando tiene mayores posibilidades de rendirse a todos sus caprichos. Él la llama: «Mi amor, te extraño. ¿Puedo visitarte? (Traducción: Estoy exitado sexualmente)». Ella piensa: «Es mi novio, ¿qué malo puede haber en ello?». Esto es lo malo: Estás bajando tus estándares. ¿Y si lo haces varias veces? Felicidades. Acabas de establecerte como una amiga para encuentros sexuales nocturnos. Los hombres valoran todo en lo que tengan que invertir esfuerzo. Nada diferente a un adolescente con un nuevo carro deportivo. Si le pones en las manos de un adolescente de dieciséis años las llaves de un convertible de lujo carísimo, se verá en todo tipo de problemas. Le pondrán multas por velocidad, lo estrellará y no tendrá ningún cuidado. De lo contrario, si el mismo joven tiene que salir a podar la hierba, cortar árboles y cocinar hamburguesas durante el verano para obtener un carro, tendrá mucho más cuidado. Si un amigo le dice: «Oye, vamos a chirriar gomas y a probar la velocidad a la que podemos correr», él le dirá: «¿Estás loco?, trabajé todo el verano para comprar esas llantas».

Michael contó una historia sencilla pero relevante de cómo su prometida Kate se ganó su respeto por la calma y el control que mostró después del encuentro sexual. El primer fin de semana en que intimaron, Kate recibió una llamada de larga distancia de su tía desde América del Sur. Le dijo a Michael que podría tomarle algo de tiempo. Después de cinco minutos, él comenzó a carraspear para darle a entender que quería que terminara la llamada. Kate cubrió el teléfono y le dijo en voz baja: «¿Tienes alguna otra cosa que hacer? No quiero retenerte si no es necesario». Sin duda, esa no sería la recomendación que leeríamos en una columna sobre buenos modales, que muy probablemente nos aconsejaría responder así: «Disculpa mis malos modales. Ya cuelgo. Y de paso, también te llevo las zapatillas». Kate hizo que Michael sintiera que era libre de marcharse, en contraste con dedicarse a mimarlo y a consentirlo, algo que típicamente haría la mayoría de las mujeres. Le dijo con su actitud: «No voy a dejar de ser la persona que siempre he sido por una noche de pasión. Así es mi vida y no voy a dejar de vivirla de la forma en que siempre lo he hecho». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 49 Después del sexo, condúcete como si la relación aún fuera nueva. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 50 Los hombres se sienten intrigados por cualquier cosa que ellos no controlen completamente. Si estás ofuscada u obsesionada, él sabrá que tiene el control; por lo tanto, mantente impasible. Después del sexo, haz lo mismo que ellos hacen: Hazte un sándwich. Mira el canal de televisión ESPN. Ordena una pelea de lucha en Pay Per View. Mira SportsCenter y duérmete en el sofá en el lado desgastado por las marcas de las nalgas. No le permitas pasar por tu casa sin llamar. Deja que le cueste trabajo. Si lo recoges en el aeropuerto a la media noche, llévalo a su casa y vete a tu casa. Sin importar las razones, no te conviertas en una conveniencia nocturna. En el sur, existe la frase go stupid (te vuelves estúpido). Después del sexo, no te vuelvas estúpida. Haz que te trate con respeto. No creas eso de que “los hombres son así, no planifican las cosas con anticipación, no hacen el mayor esfuerzo”. Te equivocas. ¿Se pierde el saque inicial del Super Bowl? Absolutamente no. Si algo es importante, le dará prioridad. El día del gran juego, revisará las baterías del control remoto, se asegurará de que las cervezas estén en hielo y calentará su puesto favorito en el sofá ... dos horas antes de que lancen la moneda al aire. Si no lo persigues, él saldrá a buscar a “su chica”. Dana y Adam son una historia perfecta de cómo el hombre te busca, te persigue y te encuentra. Habían intimado recientemente y Adam le dijo a Dana que saldría de la ciudad con unos amigos: «Me voy de viaje. (La miró a los ojos esperando su reacción). ¿No tienes nada que decir?». Esperaba que a ella le diera un ataque y le aseguró que su teléfono estaría encendido todo el fin de semana, pero ella no lo llamó. Ese sábado por la noche, ella salió con sus amigas. Cuando regresó, tenía nueve llamadas y cuatro correos de voz. (Nota: No importa lo ocupado que esté, si quiere ponerse en contacto contigo encontrará tiempo para llamarte). A la mañana siguiente, Dana regresó a casa de la iglesia y se encontró a Adam sentado en los escalones de la entrada de su apartamento. En el momento en que un hombre no pueda comunicarse contigo, enviará un comunicado en todas direcciones para encontrarte. Jacqueline Kennedy Onassis dijo: «Hay dos tipos de mujeres, las que quieren poder en el mundo y las que quieren poder en la cama». Hay una tercera categoría: la cabrona. Ella obtiene las dos cosas.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 51 Si proteges tu privacidad y él tiene que preguntarse, de vez en cuando, dónde estás, estimularás su imaginación. La emoción de la victoria Imagínate a un hombre que se acerca al bebedero en el trabajo y escucha hablar a dos secretarias. Una de ellas dice: «No se lo voy a dar». Instantáneamente, sus oídos se agudizan y lo registra en su memoria. Hay ciertas actitudes de las mujeres sobre el sexo que los hombres tienen en cuenta. Esa es la razón por la que “dárselo” no está bien aceptado. Si él es un buen amante, quiere creer que te da tanto placer como tú a él y que su “ejem” es irresistible. Al mismo tiempo, hay momentos en que tú no querrás tener relaciones sexuales. Después de todo, las mujeres no somos tan fuertes físicamente. No podemos cargar una caja pesada como lo hacen ellos, ni podemos abrir un frasco con tanta facilidad, y algunas veces nos sentimos muy agotadas para servirles como acerico después de un día duro de trabajo o de correr detrás de los niños. Si tienes que explicárselo, hazlo de manera que lo hagas sentir grande y fuerte, mientras te presentas como una flor delicada. De esa forma podrás negociar un masaje de pies o de espalda y evitar que se sienta rechazado. Si se siente rechazado con frecuencia, al final, se desconectará de la relación. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 52 Para un hombre, una relación de larga duración con largos períodos sin sexo, representa una relación sin amor, sin afecto y sin conexión emocional. Como la mayoría de las mujeres no tiene el mismo impulso sexual que los hombres, la frecuencia en que tienen sexo puede devenir en un problema. La forma de evitarlo, es mantenerlo sorprendido. Entonces, lo mantienes estimulado física y mentalmente, además de tenerlo un poco desorientado. Cuando un hombre puede anticipar que va a tener sexo dos veces a la semana a una hora específica y en una posición específica, comenzará a sentirse decepcionado; algo sí como si lo hubieran puesto en una dieta de sexo Slim-Fast. Sin embargo, si lo mantienes sorprendido volarán a su mente, constantemente, las imágenes de los momentos candentes que recientemente han compartido. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 53 Siempre mantén el misterio. Haz que las relaciones sexuales sean esporádicas e impredecibles. La relación resultará más intensa para el hombre. Ahora, en lugar del predecible “plato de pavo de los jueves”, pensará que no está muy lejos de un bufé ilimitado. Si tienen sexo en el pasillo el martes y lo sorprendes en la lavandería el viernes, los recuerdos se grabarán con fuego en su memoria. Los hombres no olvidan esas cosas. Ahora, los juegos sexuales preliminares tendrán lugar en su mente las 24 horas del día, los 7 días a la semana, aunque solamente estén juntos dos veces a la semana. Nunca subestimes el poder de lo que le dices a un hombre antes o después del sexo. Un hombre le dará mayor valor a una relación y se sentirá más conectado contigo cuando genuinamente disfrutes del sexo y lo hagas sentir que “lo suyo” es súper especial. Si destruyes su ego, el “papacito” pronto se convertirá en un “gruñón”, y entonces, no querrá saber nada de compromiso. Después de todo, no se llega a su corazón a través del estómago ... sino a través de sus calzoncillos.

4 Tocar Los Botones Femeninos: UNA LARGA TRADICIÓN MASCULINA Por qué los hombres deliberadamente incomodan a las mujeres para averiguar cuáles son sus sentimientos Bueno, ya lo sabemos, chicos. Los reactores nucleares son muy parecidos a las mujeres. Solo tienes que leer el manual y presionar el botón correcto. —HOMER SIMPSON, EN EL PROGRAMA LOS SIMPSONS

En control de tus emociones Si fueras una mosca en la pared, escuchando a hablar a un grupo de hombres, no sería inusual oírlos decir que los hombres son “lógicos” y las mujeres son balas perdidas sin control de sus emociones. Al igual que el pastel de manzana y el béisbol, compadecerse de sus colegas está entre sus pasatiempos favoritos de todos los tiempos. Beber ... jugar al golf ... cazar ... pescar ... y el intercambio tradicional de historias de mujeres. Esta es la razón por la que a los hombres les encanta lo que dijo Jack Nicholson en la película As Good As It Gets. Cuando le preguntaron cómo podía describir tan bien el temperamento de una mujer en sus escritos, respondió: «Pienso en un hombre. Entonces elimino toda lógica y responsabilidad». Así es como muchos hombres perciben a las mujeres. Ahora, el secreto que no quieren que sepas: El hombre te molestará, premeditadamente, y te provocará para luego esperar tu reacción. Concientemente, ahondará en tu fachada de “niña buena” para averiguar qué tiene delante, en realidad. Quiere saber si tienes agallas. Quiere saber si eres inteligente y despierta. Quiere saber si puedes identificar cuando él se porta mal. Ningún hombre se te acercará después de un día terrible y te dirá: «Amor, necesito que me mimes y me acurruques». De lo contrario, es posible que busque tu atención con provocaciones. De esa manera, prueba las aguas y evalúa la situación, dependiendo de cuán emocional es tu reacción. Si te enojas, sabe que le importas y que él tiene el control. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 54 Cuando la mujer reacciona emotivamente, los hombres reciben tres cosas: atención, control y sensación de importancia. En el mundo real, las relaciones humanas no se clasifican al igual que las películas para todas las edades, donde el argumento trata de perritos y días soleados. Para las mujeres, no hay lógica en molestar a una persona a propósito, pero los hombres usan las pruebas como una herramienta. Yo, cariñosamente, me refiero a este proceso como un “festival de pruebas”. Festival de pruebas Es un rito preconcebido para citas, que consiste en presionar tus botones. La prueba, generalmente, comienza con algún tipo de distanciamiento para ver qué pasa. Puede, deliberadamente, “olvidarse” de llamarte. Puede mirar a otra mujer. En todos los casos, está evaluando tu reacción. Está esperando un reflejo involuntario, producto de la falta de auto control emocional. Después de todo, las relaciones no vienen en pequeños paquetes lindamente envueltos. Algunas veces, el hombre tocará tus puntos de presión solo para ver cómo reaccionas. En el momento en que vea un despliegue de emoción desproporcionado con relación al desaire percibido, te categorizará rápidamente como una mujer a la que no se puede tomar en serio. Si comienzas a patalear, a llorar como una magdalena o a chillar de manera que paralizaría a un rinoceronte, sabrá cuánto poder tiene sobre ti, y:

Si, de lo contrario, no te desquicias y respondes de manera centrada, él lo verá como un signo de fortaleza. Su confianza y su respeto por ti se profundizarán y querrá llevar la relación un poco más allá. Instantáneamente, cambiará la velocidad, porque se dará cuenta que está enfrentándose a un igual. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 55 Cuando puedes ser manipulada fácilmente, él dará por sentado que no tiene que poner mucho de su parte, con el fin de lograr un compromiso, para mantenerte junto a él. Por ejemplo, digamos que un hombre llega a casa después de un día agotador en el trabajo. No dirá: «Cariño, necesito atención». En su lugar, se enfrascará en una escaramuza verbal contigo y, obtendrá una sensación de satisfacción después de hacer las paces. Esto lo incitará a utilizarte como un saco de boxeo emocional. No le ofrezcas ninguna gratificación. Di: «Ya veo que has tenido un mal día. Voy a dejar que te relajes y vuelvo en una hora. Voy a poner una cerveza en el congelador. Cuando salgas de la ducha, ya estará bien fría. Nos vemos en un ratito». Luego, sale y regresa en dos horas. Con esto, te ganarás su respeto. ¿Por qué? Porque él pensará: «Qué delicadeza. Se dio cuenta de la situación y supo, exactamente, cómo me sentía. Hmm ... supo esquivar un conflicto. Me imagino que si me porto como un cretino, me pondrán de patitas en la calle». Por lo tanto, la mejor forma de poner delimitaciones en la relación con un hombre que te está probando, es controlando la cantidad de atención que pones en él. En su mente, él no cree que está portándose como un cretino, porque tiene un propósito específico. Por eso, inspecciona por los bordes para descubrir: ¿Cuáles son las cosas importantes sobre ella que aún no conozco? ¿Cómo se comportará en su peor momento o cuando sienta que ha sido engañada? Es un híbrido entre el juego “corre que te pillo” y “una caja de sorpresa” (pista: La sorpresa eres tú). Está averiguando si puedes mantenerte firme o te desmoronas como un niño de cinco años con una rabieta en la tienda de juguetes Toys R Us.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 56 Una reacción emocional es siempre una gratificación para él, incluso si la atención es negativa. Recuerda, hay una línea muy estrecha entre hacer una prueba y faltar el respeto, por lo tanto haremos una comparación. PRUEBA FALTA DE RESPETO Generalmente, poco después de haber una falta de respeto es repetida y continua. Su falta de atención es después de haber tenido sexo, el hombre se distancia más evidentemente, más mezquina y es, usualmente, un signo de que la para ver cómo reaccionas. La relación se ha deteriorado con el tiempo. Te llamará y cancelará una cita, solo para ver cómo respondes, y de paso para saber si eres flexible. O no te llamará. Te dejará plantada y llamará dos días después con una historia larga y mal concebida. Mirará a otra mujer para analizar tu reacción, con la esperanza de que te aferres a él un poco más. Durante una fiesta, hablará toda la velada con otra mujer sin importarle poco, o nada, cómo te hace sentir.

Puede molestarte, atormentarte o Puede, deliberadamente, tratarte de forma hiriente, denigrante o acosarte en broma. insultante. En realidad, no existe “un poco” de falta de respeto. Cuando el hombre nota que aceptas un poco, se vuelve audaz en sus intentos. La manera más rápida de sentirte abatida es permitirle que te avasalle, porque cuando salgas de la angustia, te odiarás por habérselo permitido. Tienes que identificar qué está pasando antes de aprender cómo responder. La primera pregunta que debes hacerte es: ¿Debo defenderme verbalmente? Para evitar caer en sus manos, tienes que ser una cabrona con tus acciones, no con tus palabras. En la película Million Dollar Baby, Morgan Freeman dijo: «Algunas veces, la mejor manera de dar un golpe es dar un paso atrás». Las próximas secciones te enseñarán cómo hacerlo, con elegancia. Puede llegar tarde. Después de estar desaparecido en combate por más de una semana, puede aparecerse de pronto como si nada hubiera pasado. Generalmente, llama tarde en la noche. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 57 Los hombres escuchan lo que ven. Botón femenino N.o 1: Tratará de ponerte celosa. Existe un proverbio en Inglaterra: «Una mujer sin celos es como una pelota sin rebote». Esto puede explicar las razones por las que los hombres usan los celos para probar a las mujeres. «Cuánto puede rebotar? ¿Será como una máquina de pinball con campanillas y silbidos? ¿Podré salirme con la mía si le compro una docena de rosas?». Si es así, es muy divertido ... para una sola persona, eso es. Los hombres saben que la competividad es un punto de débilidad para la mayoría de las mujeres, lo que hace que la envidia sea el “Cadillac” de todos los botones que pueden presionar. Una de las primeras cosas de las que tratará de convencerte es que todas sus ex novias todavía lo quieren (hasta la que lo dejó por otra mujer). ¿Cuál es su versión? «Era gentil cuando terminé la relación, pero nunca ha podido olvidarme». Si va de paseo al zoológico, la gorila también se enamora de él. En otras palabras, quiere hacerte creer la historia de que todas las mujeres entre dieciocho y ochenta años quieren estar con él, para hacerte creer que él es lo máximo. Es por eso que te llevará a un restaurante y será encantador con la mesera, o mirará a otra mujer en el cine. Esa es la razón por la que le dará un abrazo prolongado a una amiga, delante de ti. Y no será un abrazo de dos palmaditas en la espalda. Siempre es el tipo de abrazo que querrás deshacer con el chorro de agua de una manguera, como si estuvieras separando a dos perros. Carmen estaba saliendo con Sam hacía algunos meses. Sam quiso averiguar el estatus de la relación, y decidió hacerlo hablando sobre una nueva compañera de su trabajo. «Hay una chica nueva en mi oficina que siempre está coqueteando conmigo y dejándome notitas». (Note que él mismo lo está anunciando, y esa es la razón por la que no hay nada de qué preocuparse). La respuesta de Carmen fue: «Lo siento por ti. Sé lo fastidioso que puede ser. Hay un levantador de pesas que no para de molestarme. Quiere que vaya a Europa con él, y apenas lo conozco». ... y si te molesta, él recibe el mensaje de que le importas. Piénsalo: Si realmente estuviera saliendo con alguien más, ¿te lo iba a decir? Lo mismo le valdría poner una pancarta con el mensaje “no estoy saliendo con nadie más en lo absoluto y tengo suficiente tiempo ‘para mí’ en la ducha”. Si un hombre hace algo tan obvio como dejar a la vista la tarjeta de negocios de una mujer, donde sabe que tú puedas verla, lo más probable es que lo esté haciendo para atraer tu

atención y con ello asegurarse de que lo quieres. Él puso la tarjeta allí para que la vieras. Si el hombre mira a otra mujer cuando estás a no más de seis pulgadas lejos de él, no puedes pensar “¡Alerta! ¡alerta! hay otra mujer mejor que yo. No soy lo suficiente para él”. Lo hace porque sabe que tú te darás cuenta. Por lo tanto, aplica el axioma de Hollywood: “Sin audiencia ... no hay espectáculo”. Si no le provees una reacción, no motivarás o alimentarás la mala conducta. Gary es un ejemplo clásico. Cuando llevó a Lindsay a una fiesta de Navidad de su compañía, la dejó sola para irse a conversar con algunas atractivas compañeras de trabajo. Estuvo conversando con ellas por cuarenta y cinco minutos. En ese caso, algunas mujeres se pararían junto al bar con cara compungida, pero Lindsay decidió adoptar la actitud de “mono ve, mono hace”, e hizo migas con los hombres jovenes y muy bien parecidos. Cuando Lindsey derramó la bebida, se encontró rodeada de varios hombres que la ayudaron a secarse la ropa. Gary volteó y describió la escena como “una manada de lobos rondeando a mi tierna ovejita”. Rápidamente terminó su conversación y fue directamente a donde estaba su invitada. ¿Volvió a dejar a Lindsay sola en las fiestas después de eso? Ni por casualidad.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 58 Cuando el hombre trata de ponerte celosa, raramente tiene que ver con su intención de salir con otra persona. Otra variante de presionar el botón de los celos es el hombre que dice: «Sabes, una cosa que realmente extraño de mi ex es que era una excelente cocinera». Permíteme traducir: Tiene hambre. Quiere que te metas en la cocina y te conviertas en un chef. Espera que hagas un banquete para un rey, todo por competir con una ex que nunca existió. También podrá decirte: «Tenía la casa inmaculada». Todo lo que él quiera que hagas, supuestamente es lo que ella sabía hacer bien. Esa es la razón por la que muchos hombres hacen alarde ante sus mujeres de las cualidades de cocinera de sus madres. Les garantiza una comida caliente. Una amiga mía, madre soltera, tiene un hijo de doce años que visita con regularidad a su padre. Después, llega a casa y habla maravillas de lo que cocina su madrastra: «Candace hace el mejor pescado frito». ¿Ves? La cosa comienza temprano (es el futuro esposo en entrenamiento, de una pobre niñita desprevenida). Lo que me recuerda una historia simpática sobre una de mis amigas. Convenció a su esposo de que ella era una excelente cocinera sin ni siquiera prepararle el primer plato. ¿Cómo? Un día, en una venta de garaje, se compró una caja de artículos de cocina por diez dólares. Tenía un set de ollas, un reloj de cocina, jeringas grandes y una buena cantidad de espátulas. No cocinó ni un día en su vida, pero se aseguró de darle una buena impresión cada vez que la visitaba y todas las ollas estaban a plena vista en la estufa o en el fregadero. ¿Qué te parece? Y tú que pensabas que una mujer desnuda en un baño de espuma era la fantasía más grande, te has dado cuenta de que ... ollas y espumas funcionan igual de bien. Se dice con frecuencia que los hombres se casan con sus madres, pero no necesariamente quieren a una mujer con un delantal y un gorro horneando dulces en la cocina. Tiene más que ver con “las madres son las que lo saben todo”. Dicho de otra forma, quieren a una mujer competente con ideas propias, que resuelve problemas, puede tomar el control si fuera necesario y le dice que se deje las tonterías ... de la misma manera que su madre lo hizo cuando él era un niño. Cuando trata de darte celos, quiere averiguar quién está al volante. Cuando su plan se desvía y ve que tomas un camino inesperado, pone el freno de emergencia y toma otra ruta. Entonces comienza a obedecer las reglas del tráfico y desde ese momento conduce como si tuviera sentido común.

Sophie y Tyler disfrutaban de una relación estable. Tyler le comentó a Sophie sobre una amiga que, de acuerdo con él, estaba “enamorada de él”. (De nuevo, él lo está anunciando. Es obvio. Nada de qué preocuparse). Sophie analizó la situación y le respondió calmadamente: «No quiero interferir y no quiero que tomes la decisión equivocada. Si quieres salir con otra persona, me parece bien. Piénsalo y dime cuál es tu decisión». Luego, colgó el teléfono. Al otro día recibió un ramo de rosas. Cuando lo llamó para darle las gracias, la invitó a pasar un fin de semana romántico en un hotel en Santa Barbara. La misteriosa mujer nunca más fue mencionada. Si no reaccionas, ¿adivina qué pasa? Oh, oh, el botón ha sido permanentemente desconectado y ya no es divertido presionarlo. Si él continúa haciendo referencias inocentes, repetidamente, sobre una ex novia, todo lo que tienes que hacer es darle a probar de su propia medicina. «Luke me hacía reír todo el tiempo. Mis padres adoraban a Luke». Nunca más podrá ver otra película de Star Wars sin encogerse al escuchar el nombre de Luke. Si le das una dosis de su misma medicina, ¿quiere decir que estás haciéndole el juego? Absolutamente no. Para empezar, era su juego, no el tuyo. Él te arrastró a él, gritando y pataleando. Corrió a primera base, se robó la segunda y llegó a tercera. (Tú simplemente terminaste el juego y lo llevaste a home). PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 59 En cuanto tú comiences a hacer lo mismo que él está haciendo, el mal comportamiento desaparecerá por arte de magia. Botón femenino N.o 2: Se distancia un poco. Los hombres están acostumbrados a tener la ventaja. Cuando un hombre se distancia, no te llama o envía mensajes, y no te visita con frecuencia, está observando cuán persistente puedes llegar a ser. Los hombres se hacen los difíciles, de la misma manera que lo hacen las mujeres. Si tiene el menor indicio de que lo vas a perseguir a todas partes como una perrita, su próxima movida será obligarte a ganártelo y hacerte saltar para una galletita. (Debes aclararle que tu segundo nombre no es Canela). Con esto claro, él debe sentirse deseado. Debe sentirse valorado, apreciado y adorado. Pero no después de que se ha portado mal; de lo contrario, estarás creando un monstruo. Thomas es un ejemplo claro. Estaba acostumbrado a escuchar las protestas de Faith cuando se quedaba hasta tarde bebiendo con sus amigos. Faith le pidió innumerables veces que la llamara cuando estuviera tarde. No lo hizo. Esa situación duró todo un año. Un viernes tarde en la noche, Thomas entró a la casa en puntillas a las 4:00 de la mañana, fue directo al refrigerador y vació en el fregadero dos botellas de cerveza para que pareciera que había llegado más temprano. Después de poner la escena del crimen, se durmió en el sofá. Cuando despertó la mañana del sábado, Faith no estaba por en ninguna parte. Una amiga, asistente de vuelo, la llamó y le preguntó si quería pasarse el fin de semana en Hawái. Thomás no lo sabía y se pasó todo el fin de semana en pánico llamando a sus amigos y familiares para localizarla. (Adelantemos la cinta un día y medio). El domingo por la noche, Faith se apareció muy contenta, tostada del sol, con olor a aceite de coco y con una guirnalda hawaiana en el cuello. «¡Aloha!» De pronto se invirtieron los papeles. «¿Por qué no me llamaste? ¡Me estaba muriendo de la preocupación!». Le siguió un sermón sobre cómo ser un poco más considerada. Faith lo escuchó mientras masticaba nueces de Mauna Loa. Luego le respondió: «No entiendo por qué me echas esa bronca. ¿No te traje nueces de regalo? Además, si sumas las horas que estuviste tarde durante el año pasado bebiendo con tus amigos, no llegan ni una fracción de las horas que he estado afuera». Acto seguido, subió las escaleras y comenzó a desempaquetar. A Thomas no se volvió a olvidar jamás llamar a Faith. Salió la mitad las veces y regresó a una hora decente, y hasta le compró un sofisticado teléfono celular para que pudieran estar siempre en contacto.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 60 Cuando un hombre no llama, un sin fin de escenarios pasan por la mente de la mujer. De manera similar, la imaginación del hombre echa a volar. Si no puedes costearte un viaje a Hawái, ni conoces a ninguna asistente de vuelo, existe una alternativa mucho más barata para tratar el dilema “mi pareja regresa a casa justo antes del amanecer”. Existe un nuevo invento que venden en Home Depot, o en cualquier ferretería, llamado cerrojo de seguridad (cuando es utilizado una vez durante temperaturas frías, tiene una tasa de efectividad de 99 por ciento). Cuando un hombre regresa a casa tarde y no llama, tiene el control. A algunos les gusta dárselas de juerguista: «Oh no, tengo tremenda resaca. Anoche nos tomamos demasiados Mai Tais». Lo más probable es que se haya comido algunas nueces, se haya robado algunas aceitunas del bar y se haya tomado solamente una cerveza. «Si me paso toda la noche bebiendo, ¿dejará ella marcas en la alfombra de tanto caminar de un lado para otro?». Por lo que actuará como un borrachín ... y estará muy orgulloso de ello. ¿Por qué? Porque cuando alguien lo espera, se preocupa y se enoja, se sabe querido. Es el mismo sentimiento que experimentas cuando te envían rosas, una limosina y entradas para el teatro. Hasta los adolescentes hacen lo mismo con sus madres. Stevie, de trece años, dijo: «Como sé que mi mamá me va a gritar, ya me quedo en la sala de juegos hasta tarde y me tomo otro refresco. Si llamas cuando estás fuera, sabes que te van a regañar de todas maneras. ¿Por qué estropear la diversión? Es mejor es que te griten una vez, cuando llegues a la casa, en lugar de dos veces». Por otro lado, si él llega a casa y ni siquiera estás ahí durante su entrada triunfal, pierde el impacto. «¿Dónde está? No siento los efectos de la adrenalina. Un momento, a ella no le importa dónde estoy ni dónde he estado. ¿Por qué no está furiosa?». Hasta he escuchado a algunos hombres decir abiertamente: «Salgo hasta tarde, porque así mi novia se interesa más por mí». (La reacción de ella se lo demuestra). Tan común como el tema de “salir a beber hasta tarde”, es el de “trabajar hasta tarde”. Brett y Andrea han estado juntos por un tiempo. Brett la llamó porque había estado pensando en cancelar una salida porque tenía un día de mucho trabajo en la oficina. Todo quedó en “veremos cómo se desarrollan las cosas”. Cuando Brett volvió a llamar a las cinco de la tarde, ahora con la energía para salir con ella, Andrea ya había hecho otros planes. Usó las palabras mágicas: «No quería que te sintieras presionado, por lo que hice planes para ir a una barbacoa». No olviden la frase mágica: Yo no quiero que te sientas presionado. Funciona de maravilla con los hombres que están luchando por sus carreras. Los hombres exitosos explicaron que constantemente tienen que atender exigencias en el trabajo por obligación, bajo presión o por compromisos. Lo que menos necesita, en el papel de Donald Trump, es recibir más de lo mismo. Sé la excepción de la regla. Si tiene una razón válida para no llamar, sé comprensiva. Si vas a tocar el tema, lo mejor es ser directa y razonable y responder con cautela. Eso muestra que estás en control. Si el hombre está tarde un par de veces, dile en un tono directo: «He notado que siempre estás tarde. Por lo que si vamos a salir y no estas aquí a las ocho y media me voy a mi clase favorita de pilates que comienza a las ocho y media. Por lo menos, avísame con anticipación para no quedarme esperando». A esto se le llama “una verdadera falsedad”. Le estás diciendo “avísame” y no “llámame” y le estás diciendo que vas a hacer otros planes si te deja esperando. La forma casual de abordar el tema alivia lo desagradable de la situación. Traducción: estás en control.

PRINCIPIODEATRACCIÓNN. 61 Mientras más racional y calmada seas, más emotivo él se pondrá. Además, mantén en alto las antenas de tu radar. Si él dice «se me pasó el tiempo conversando con los amigos» o «se me olvidó completamente», tu radar debe registrar que lo está haciendo para atraer tu atención. Si se la das, lo hará de nuevo; por lo tanto, tienes que actuar como si no te hubieras percatado. El único momento en que debes abordar el tema es si tenía planes y te dejó enganchada al no llamar. Entonces, dale una lección. ¿Cómo? No comiences con una larga historia para llegar, finalmente, a lo que quieras decir. Eso muestra que estás insegura. En su lugar, plantea el asunto ... busca una solución ... y pasa la página. Pasa la página. Ahora, no toques más el tema. Actúa Entre líneas: En otras palabras, haz como si nunca hubiera pasado. negociaciones han terminado. Lo que muchos hombres deducen cuando le das a entender algo o le das la vuelta al asunto es que no te sientes lo suficientemente cómoda contigo misma o con la comunicación existente en la relación, para decir lo que piensas. Cuando tú planteas el asunto en dos oraciones y luego lo pones a un lado, le estás demostrando confianza en ti misma. «Ay, si hago lo mismo de nuevo, me pueden dejar». Le dará seria consideración a un posible compromiso si ve que eres alguien con quien no se puede jugar. 1. Plantea el asunto. «En el futuro, no me dejes esperando. Mi tiempo es valioso, y tenía muchas otras cosas que hubiera podido hacer». Entre líneas: Nota que dijiste que tu tiempo es valioso. No necesariamente estás diciendo que tu tiempo con él es valioso. 2. Busca una solución. «Por favor, trátame de la misma forma que tratarías a tus clientes en el trabajo». Entre líneas: Estás comparando la situación con un ejemplo sobre su trabajo. (¡Ah! sorpresa, eres una mujer lógica). PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 62 El hombre considera inapropiado mostrarse emotivo cuando se trata un tema importante. Si hablas calmadamente, le dará importancia al asunto. Lo primero que notará será el tono de tu voz y solo entonces le dará crédito al contenido de lo que le comunicas. Si tu voz está sobrecargada de emoción, supondrá que ni tú sabes cuál es el problema. «Está tan afectada emocionalmente, que tendré que desenchufar». Luego, presionará el boton de silencio y desconectará. «La tengo en un puño. Puedo hacer lo que quiera, que ella estará siempre ahí». Por lo tanto, si quieres que te escuche, tienes que ser directa y mostrarte impasible. La primera cosa que un buen guerrero aprende es que hay que seleccionar inteligentemente el campo de batalla. Un buen guerrero no con continuará atacando y golpeando a un enclenque. Sabe que, si le hace frente a todas las batallas, incluyendo las más difíciles, comienza a perder terreno por causa de la fatiga. Por lo tanto, la mejor forma de evitar una pelea es confrontarlo con la menor cantidad de palabras posibles.

Di de forma directa e imperturbable: «Esto es innecesario, ¿no lo crees?». «¿Crees que esto es algo normal?». Si actúa como si estuviera confundido, reformula la pregunta. «¿Esto es algo que haces normalmente? Solo me lo pregunto». Luego, permanece en silencio. Si te da una respuesta con la que no estás de acuerdo, di: «Ya veo». Entonces, asiente, toma un sorbo del coctél y cambia el tema. Nota cómo no estás siendo forzada a enfrascarte en una discusión, y al mismo tiempo le estás expresando que su conducta es inaceptable. Siempre que eleves los estándares, la otra persona se sentirá por debajo rápidamente. Cuando reaccionas calmadamente, no estás dándole las armas para evadir su culpabilidad. No podrá decir que estás loca o que eres muy impetuosa y que lo estás atacando sin razón. Eso le proporciona una buena salida, para no tener que examinar su conducta, o corregirla. Lo que me recuerda el lema de la película Primary Colors, donde John Travolta hace una sátira del presidente Bill Clinton. Cuando le preguntan por qué no produce anuncios atacando a su oponente y campañas difamatorias, responde: «Yo no quiero darle a ese hijo de puta el poder de decir que yo soy el hijo de puta». Cuando sientas que estás siendo forzada a una situación, recuerda: «Nunca luches con un cerdo. Si lo haces, los dos se ensuciarán. La diferencia es que al cerdo le encantará». Botón femenino N.o 3: Puede decir algo subido de tono. Parte del proceso de pruebas consiste en averiguar dónde están tus botones especiales. (Los egos inquisitivos quieren saberlo). Entonces, pone las botas sobre tu mesa de centro y usa tu bella toalla de Ralph Lauren con lazo rosado para limpiar alrededor del inodoro después de “salpicar”. A medida que se siente más cómodo, puede despedir gases tóxicos o letales después de comer chili o decir algo escandaloso o subido de tono, como pedirte que lo visites vestida solamente con una gabardina y tacones, solo para ver cómo reaccionas. Todo está diseñado para saber cómo te le enfrentas. Un hombre llegó a admitir: «Algunas veces digo cosas para molestar a mi novia, porque luce muy sexy cuando está enojada». Para ilustrarte lo común de esta “escuela del pensamiento” que acepta abiertamente la provocación (incluso si él te gustara), he seleccionado un fragmento de uno de los libros de Donald Trump titulado Trump: Cómo hacerse rico. No solamente admite que trata de irritar a la gente, sino que se lo aconseja a los lectores. ¿Por qué? «Porque es una forma de ver cuál es la reacción». Esto es lo que dice: Si dices algo aparentemente improvisado, puedes recibir una reacción reveladora. Puedo hacer un comentario fuera de lugar en una reunión solo para ver si las otras personas siguen la corriente o toman una posición y se oponen. Es una buena forma de evaluar el carácter de las personas que están alrededor de la mesa. ¿Quieren agradar? ¿Se sienten cómodos con lo impredecible? ¿Son capaces de mostrar sinceridad? Los hombres hacen esto todo el tiempo para que te quites el velo de “buena” y poder ver cómo peleas. Es algo parecido a lo que un animal carnívoro hace cuando siente curiosidad. Prueba con la boca, sin hincar el diente. Un oso puede meterse en un automóvil y con mucho cuidado mordisquear un objeto pequeño para averiguar qué es. ¿Es un animal? ¿Está vivo? ¿Es comestible? ¿Qué textura tiene? Las mordidas no son mortales. El oso solamente lo sacude un poco y le da una mordiditas.

¿Dónde aprenden los hombres esas técnicas? Vamos a explorar los orígenes de esta conducta aprendida dándole una miradas a sus años en el séptimo grado. Cuando un chico está creciendo, es muy probable que practique un juego en el patio de recreo llamado La docena. Consiste, simplemente, en varios niños que se reúnen y comienzan a retarse unos a los otros. Intercambian disparos verbales con precisión: Niño 1: «Tu madre tiene un culo tan grande, que cubre dos códigos postales enteros». Niño 2: «No te pareces en nada a tu padre». Niño 3: «La cara de tu tía es plana como la de un perro pequinés». Si uno de los niños pierde la calma y muestra alguna señal de que va a comenzar a llorar, se queja o cede bajo la presión, lo botan del juego. De esa manera aprenden que vulnerabilidad es igual a infierno. A este juego también le llaman Exprimir el limón, porque uno de los niños querrá llorar, y como no puede hacerlo, parecerá que está chupando un limón, al hacer mil muecas para tratar de aguantar las lágrimas. El ganador es el niño que se mantenga impertérrito y que tenga las respuestas más ingeniosas. Así es como los hombres aprenden las artes de la confrontación verbal. Los hombres adultos se insultan en broma unos a otros de esa misma manera. Lo ven como una forma de fortalecerse emocionalmente y de mostrarse afecto. Si uno se ellos se echó a llorar en 1986 porque su equipo perdió en las eliminatorias, nunca podrá sobrevivir a juegos de póker semanales. «Oye, Bobby, traje una caja de Kleenex con tu nombre. Está en el baño ... úsala». «Oye, Bobby, tráeme una cerveza de la cocina ahora que estás de pie. No te olvides del tapete. Ya Bobby comenzó las clases de cocina. A él le gusta ser la esclava de la relación». «Bobby tiene un buen culo. ¿Creen que Bobby luciría bien en un brasier realzador?». Este es el origen de sus bromas, cuando retoza contigo. Es la forma en que muestra afecto. Es la forma de decirte que tú eres su igual. Lo concibe como una forma juguetona de “entrenar contigo, románticamente”. Un hombre explicó: «Lo que quieres es una mujer que bromee contigo y que sea tu cómplice. Ningún hombre quiere una mujer que diga “sí señor” a todo». Lo que quiere saber es que puedes aguantar sin derrumbarte. Si puedes devolverle el golpe, te verá como a una verdadera socia. «Esta sí que es una mujer completa».

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 63 Muchos hombres dan por hecho que las mujeres son seres sentimentales, y que ellos podrán obtener el control, si encuentran sus botones emocionales. Muchos hombres confían en el hecho de que las mujeres son seres muy sensibles y en que ellos son capaces de lograr el control sobre ellas si encuentran sus botones emocionales ... una vez que puedan encontrarlos. Si no lo logra, generalmente el hombre se vuelve la persona más vulnerable en la relación. Eso es lo que piensan. La mayoría de los hombres toma por sentado que las mujeres no pueden ser analíticas y cree que tienen “discapacidades”, cuando de tecnología y ciencias se trata. Recuerdo a varios hombres que miraban un programa sobre una astronauta en una misión de la NASA en el espacio. Uno de ellos estaba tan asombrado, que tuvo que consolarlo: «Debes comprender que alguien tiene que cocinar y lavar allá arriba».

Los hombres se burlan de las mujeres en las fuerzas policíacas y en el ejército. ¿Por qué? Porque las mujeres son criaturas emocionales que no deben portar armas, especialmente semiautomáticas. Cuando el pelotón lleva a cabo una operación comando, los hombres temen que la niña de la unidad se asuste, llore, sienta pánico y descargue el arma automática en la dirección equivocada, llevándose por delante a la mitad del pelotón. Si pudieran darle para atrás al tiempo, lo harían. Todas las mujeres deben entregar sus armas y recibir sus certificaciones para portar pelapapas. Durante la ceremonia de graduación, se escuchan las trompetas y todos los soldados reciben el Corazón Púrpura, mientras todas “las chicas” reciben ollas púrpuras. «Reciban este honor por el invaluable servicio en preparar excelentes meriendas bajo una lluvia de morteros». Sí, los hombres tienen la tendencia a estar un poco predispuestos, y cuando los sorprendes con una salida inteligente, piensan: «Esta tiene lo que hay que tener. No la pienso dejar». Muchas mujeres no comprenden que, en la mayoría de los casos, la mejor forma de ganarse la confianza y el respeto de un hombre es mostrando que tienen cerebro y opinión propia.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 64 El hombre te prueba para saber si crees en tí misma. Quiere saber si estás en control. Cuando ve que no puede hacerte flaquear fácilmente, comprende que “esta no puede ser manipulada”. Renee tiene una técnica excelente, que siempre utiliza con su novio. Si él la llama de mal humor, ella termina la conversación de esta forma simpática para evitar la confrontación: «¿Ya comiste? Suenas hambriento. Come algo y no me llames hasta que tengas la barriguita llena». Es algo parecido a cuando los hombres nos preguntan «¿tienes el síndrome premestrual?», con la diferencia de que el método de Renee no es insultante. Y lo mejor es que puede utilizarse contra el mal humor en el desayuno, en el almuerzo, en la cena y también entre comidas. Un hombre que se llama Harold habló sobre algo que él encuentra irresistible en su prometida. «Cuando la reto verbalmente, ella me pone en mi lugar». Una vez hablaban sobre el matrimonio y él le dijo: «¿Para qué comprar la vaca cuando puedes obtener la leche gratis?». En lugar de reaccionar defensivamente, Robyn le respondió con una carcajada: «Sé exactamente a qué te refieres. ¿Para qué comprar el cerdo si todo lo que quieres es una salchichita?». Antes de cruzar un puente de cuerda entre dos montañas, el hombre le dará una buena sacudida para comprobar que está seguro y que al cruzar no se precipitará al vacío. También quiere averiguar cómo te comportarás en medio de la batalla. «¿Será una buena guerrera o se convertirá en “la cena”?». Antes de convertirse en tu príncipe azul, quiere saber: «¿Vale la pena defenderla?». Así es la naturaleza humana. Si la mujer no muestra tener un poco de resistencia, los hombres lo interpretan como debilidad, porque ellos respetan la fuerza. Decirle a una mujer que un hombre la va a proteger emocionalmente es como decirle a un niño que se pare frente al abusón de la escuela el primer día de clases y le diga «aquí está el dinero de mi merienda, y toma mi dulce también», o durante una cita, decirle al hombre: «Tómame, aquí está mi cuerpo. Toma también la comida acabadita de hacer y el postre. Te hice un pastel. Por favor, quiéreme». En la película Redbelt, el maestro le dice a su alumna: «Si dominas tus miedos, dominarás a tu oponente». Luego, el maestro le dice a la clase: «¿Piensan que él tiene una discapacidad? No. El otro es el que tiene una discapacidad, si no es capaz de tener control».

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 65 El hombre puede hablarte de un supuesto defecto, para hacerte sentir insegura. Si no lo logra, generalmente es él quien se siente inseguro. Botón femenino N.o 4: Puede extralimitarse. Un mujer felizmente casada por treinta y cinco años me hizo la siguiente historia. Al principio del matrimonio, su esposo dejaba las toallas mojadas por dondequiera: en la cama, en el suelo, sobre las puertas. En cualquier lugar imaginable, había una toalla. Cuando no pudo resolver el problema pidiéndole que las recogiera, comenzó a tirarlas por una ventana al “árbol de las toallas”. Antes de ducharse, él salía y tomaba una toalla de su árbol. Cuando llegó el invierno, las toallas comenzaron a perder su “frescura”. Fue entonces que él decidió cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas (si no está en la cesta de la ropa sucia, no pasa por la lavadora). Lo que algunos hombres hacen es aparentar que son incapaces de hacer algo, de manera que tú tengas que hacerlo. Mi amiga Julie es un buen ejemplo de este caso. Su esposo vistió a la niña con una blusa verde, shorts amarillos y medias rojas. Julie quiso decirle: «¿Eres daltónico? ¡La niña parece un payaso!», sin embargo le habló así: «Oh, cariño, gracias por vestir a la niña mientras me duchaba. Eres muy considerado». Entonces, para resolver el problema le cambió las medias a la niña, mientras el papacito arrancó el carro. Los hombres hacen eso todo el tiempo. Simulan incompetencia. Deliberadamente, hacen un malísimo trabajo con el fregado de los platos, el lavado de la ropa o el planchado, para evitar que se lo vuelvan a pedir. Si criticas sus habilidades para las tareas domésticas o paternales, o para asuntos que generalmente pertenecen a las mujeres, te dirá: «Muy bien. Si no sé cómo hacerlo, entonces hazlo tú». Eso es precisamente lo que quieres evitar, porque desde ese momento, irremediablemente, no te quedará más remedio que prescindir de su ayuda.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 66 Para incitarlo al buen comportamiento, dile lo que tú quieres y provéele una forma de corregirlo. Muéstrale la forma de ser tu héroe. Paulette lo hizo con su esposo a la perfección. Los dos trabajan por el día. Acordaron que el primero que llegara a la casa comenzaría la cena. Paulette dijo: «Cuando me acerco a la casa y veo que no ha llegado, sigo manejando y me demoro para que sea él quien prepare la comida. Compro el postre y luego celebro lo bien que ha cocinado. Ahora, es él quien cocina todos los días». Si quieres que sea él quien haga las compras, alimenta su ego. Dile, por ejemplo: «No sé lo que te gusta y tú sabes escoger mejor. Creo que tú debes ir. Esta es mi lista ... ». Cuando regrese, repítelo: «Definitivamente, eres el experto comprando. Nadie lo hace mejor que tú». Sin duda, la incapacidad manejada estratégicamente, puede resultar muy conveniente. Los animales utilizan tácticas similares de distracción para defenderse. Cuando la mamá pata tiene una nidada y anda rondando un depredador, simula estar herida y crea una distracción aleteando y moviéndose torpemente. Con eso, la atención del depredador se centra en ella. En cuanto lo aleja lo suficiente de sus patitos, levanta el vuelo de regreso hacia ellos. Otra regla general para la comunicación con los hombres: Nunca debes decir, «cariño, tenemos que hablar». Saldrá corriendo como si hubiera escuchado un aviso de huracán. Advertencia: Se avecina una lluvia de sentimientos. Pronóstico: No muy bueno.

Estado del tiempo para esta noche: Muumuu de franela, turbulencias y dolor de cabeza inexplicable en el dormitorio. Los psicólogos populares dicen que si no quieres que alguien se sienta agredido cuando abordes un conflicto, debes comenzar cada oración con «yo creo ... » en lugar de «tú ... ». Con los hombres, tocarás el botón correcto con más rapidez si pones las emociones a un lado y le dices lo que piensas. Cuando estés en Roma ... habla como Romeo. Romeo comenzará sus oraciones así: «Yo creo ... ». «Según mis cálculos ... ». «La forma en que yo analizo la situación es ... ». «Hablando objetivamente ... ». Obtendrás su atención, inmediatamente, cuando no uses palabras emotivas (para lo que él no está preparado en lo absoluto). Las siguientes son las siete palabras que a los hombres les encanta usar indistintamente. He incluido una guía rápida de referencia con las definiciones de los hombres. UN CURSILLO EN EL LENGUAJE DE LOS HOMBRES LÓGICO La usa cuando te describe cariñosamente a sus amigos, mientras toman cerveza: «Ella es incontrolable. Por suerte para ella, soy un tipo lógico». SENSATO Sensatez es otra de sus palabras favoritas. Los hombres piensan que las mujeres no son sensatas, porque compran muchos pares de zapatos y carteras caras para impresionar a otras mujeres. Los hombres, de lo contrario, sí son sensatos. Por ejemplo, él piensa que es sensato comprar una motocicleta de cuarenta mil dólares para poder disfrutar de los beneficios de la hemorragia interna (y pérdida de la audición irreversible) mientras viaja en ella. Es todavía mucho mejor cuando lleva puesto dos mil dólares de ropa de piel, marca Harley, para viajar con estilo en la ambulancia con el collar ortopédico. PRÁCTICO Los hombres piensan que objetos para la casa como cojines o toallas decorativas para los baños son estúpidos e “imprácticos”. Las cortinas son imprácticas. Él es práctico cuando insiste en colgar un zarape mexicano de Tijuana en lugar de una cortina y se refiere a él como “iluminación ambiental”. Después de todo, nada invita tanto al amor como una manta rasposa y cubierta de pelos de perro. ESTRATÉGICO A los hombres les encanta la palabra estratégico. «Como los dos trabajamos, creo que sería bueno, desde el punto de vista estratégico, contratar a una muchacha». La palabra estratégico lo hace sentir como un importante hombre de negocios, como si fuera el presidente. No solo eso, también le trae gratos recuerdos de su niñez cuando jugaba con soldaditos en miniatura.

ANALÍTICO Una habilidad concedida solamente a los hombres, para “analizar” por qué las mujeres son tan emotivas. Su opinión. RAZONABLE Tu opinión. IRRACIONAL Nuestra clase de vocabulario masculino ha concluido, pero antes de partir, recuerda la tarea para la casa. En lugar de «necesito hablar de lo que siento» dile «vamos a analizar la situación de forma racional y lógica». Ahora, tú eres quien tiene el control remoto en las manos y la que presionas todos los botones. Lo primero que sucederá es que se volteará y te mirará. Luego, parecerá confundido. Te examinará un poco más abajo para cercionarse de que todavía eres genéticamente una mujer. Entonces, se le encenderá el bombillo. No solamente lo impresionarás, sino que parecerá que tú sabes de qué estás hablando. ¿Y la expresión de su cara? No tendrá precio.

5 SE BUSCA: JOSÉ PAGARÉ Por qué ser económicamente independiente te hace una esposa deseable Me gustan los cumplidos. Pero prefiero efectivo. —ANÓNIMO

El gallo de los huevos de oro Hay ciertas cosas que un hombre no dirá en el curso de una relación. Por sobre todas las cosas, jamás te mencionará que tiene miedo de que lo dejen en la ruina después de un divorcio; o que tiene pánico de verse en un matrimonio sin sexo, donde se sienta como un cajero automático; o que es valorado solamente por lo que puede aportar. Para un hombre, ese es la peor trampa en la que puede caer. Cuando estaba buscando un subtítulo para este libro, le pregunté a varios hombres por su opinión. Uno de ellos me dijo en broma: «Debe llamarse Por qué los hombres se casan con las cabronas: Una guía para la jubilación temprana de las mujeres». Puede parecer chistoso, pero nos habla de lo que a los hombres más le temen: una mujer que se case con él por su “currículo” y no por verdadero amor. Cuando un hombre lleva a cenar a una mujer cabrona e independiente no está pensando «sin mí, no saldría nunca a comer». Si la lleva de viaje el fin de semana y le habla sobre un contrato de bienes raíces que ha cerrado por $1.6 millones, la respuesta de ella será: «Qué bien. Enhorabuena». Pero no se mostrará demasiado impresionada o ansiosa de obtener parte de los beneficios. Si la recoge en un Aston Martin de $350,000 subirá al carro y dirá: «Gracias por recogerme. Te agradezco haber venido de tan lejos y dar toda esa vuelta por mí». Eso muestra que lo valoras a él, no al carro. Este es el tipo de mujer que hará que el hombre salga del “yo, yo y yo” y comience a pensar en “nosotros”. ¿Por qué? Porque sencillamente, ella no está impresionada con las cosas que la mayoría de las mujeres superficiales se impresionan. Y eso la hace diferente.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 67 Mientras esté saliendo contigo se mantendré alerta y juzgará si: «¿Me quiere por quien soy o por lo que soy capaz de proveerle?». Es tu independencia lo que al final lo conquistará. Se casará con la mujer que prefiere que la recojan en un Dodge de uso con varios escachados y sin algunas tapas en las llantas antes de que la traten irrespetuosamente. Si él muestra una mala conducta o no se comporta como un caballero, tiene que saber que vas a llamar a un taxi o tomar un autobús hasta tu casa. Si cree que no te puedes “comprar”, pensará entonces en el matrimonio. Cuando de matrimonio se trata, los hombres tienden a distanciarse de las mujeres que saben cuáles son todos los lugares más caros, que presumen de amistades importantes y son demasiado familiar con los accesorios de los exitosos. Cuando ella le dice, «¡qué Rolex tan lindo!» lo que él ve es un extorsión potencial en el horizonte. ¿Alguna vez has visto esos anuncios donde las mujeres están buscando un “hombre generoso que se ocupe de ella”? Lo que los hombres leen es: «Me vendo como un Buick de uso con la transmisión dañada». No importa qué más aparezca en el anuncio. Da igual que hable de paseos por la orilla del mar hasta el fin de los tiempos, porque todo lo que él verá será el interés económico. Esto es lo que ellos interpretan cuando leen entre líneas: SE BUSCA: JOSÉ PAGARÉ ¿Tienes una casa con la que me puedo quedar? ¿Eres feliz de trabajar como un tonto y entregar todo tu dinero? Si es así, tengo un premio para ti, y tres hijos que acumularán interés, de manera que pueda aumentar mi jubilación. Si llamas ahora, prometo decirles a todas mis amigas que tienes un paquete como el de una llama de trecientas libras, aunque en realidad sea una menudencia. Además, estoy dispuesta a convertirme a cualquier religión para hacer feliz a los suegros. Soy una oportunista igualitaria. Por favor, no demores. Te estaré esperando con todos mis bombones. Un hombre de verdad no dirá: «Muy buena oportunidad, ¿dónde me puedo firmar?». Recuerda, ser cabrona significa poseer control total de tu vida, no controlar sus posesiones.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 68 Cuando un hombre ve que estás concentrada en tus propios sueños o en mejorar como persona, se siente seguro de casarse contigo, porque no está preocupado por lo que le quieres quitar. Los hombres, más que nunca, están acostumbrándose a la idea de que una mujer que contribuye económicamente puede ser valiosa, especialmente en tiempos difíciles. Quiere casarse con una mujer con principios. Los hombres se preocupan por poder llegar a fin de mes y por lo que ella podrá hacer si él no tiene suficiente dinero. Secretamente, los hombres tienen miedo de ser incompetentes y de mostrar su lado débil. Temen que después de haberte conquistado, no resulten ser aquel príncipe encantado del que te enamoraste y, por lo tanto, puedas dejarlo. No lo dudes, ellos sueñan con encontrar esa mujer especial con la que pasar el resto de sus vidas, pero en sus sueños, esa mujer es alguien con la que pueden contar. Es por eso que las cabronas son más atractivas. La cabrona es más real, no se deja embaucar con cuentos y es menos propensa a dejarlo cuando él se muestre tal como es. Los hombres no hablan de “seguridad” porque no es considerado un tema de hombres. Es tabú. Sin embargo, también quieren sentirse seguros. Estas son cosas que pasan por su mente cuando piensa en casarse contigo:

«¿Me dejará por otro hombre si tengo problemas económicos?». «¿Será capaz de defender el castillo en caso de emergencia?».* «¿Me dejará por un tipo con un Mercedes nuevo y una casa más grande?». *Esto es algo muy importante. Los hombres tienen la tendencia a tratar el amor como si fuera un convenio de negocios. Una de las cosas que escuché con más frecuencia en mis entrevistas con los hombres fue «¿qué otra cosa, además de sexo, aporta ella a la relación?». Es en ese momento en que la cabrona entra en escena. Los hombres, generalmente, califican a la mujer débil “de deuda” y a la mujer fuerte “de capital”. Es algo parecido a una escuela de comercio, donde en una adquisición se calcula el “valor añadido”. Su instintiva observación funciona así: DEUDA: Una mujer que busca desesperadamente a un hombre para que la rescate de la vida que lleva. Su única meta es: «Necesito un novio». Será como adoptar a un niño. Ella necesita a alguien para que le page las cuentas. CAPITAL: Una mujer fuerte con metas en la vida, y que no se entregará fácilmente. Él hombre pensará: «Me ama por quien soy. No está conmigo porque necesita dinero para comer o porque necesita un protector». Como dijo Will Smith: «La competencia es algo muy atractivo». Los hombres dicen usualmente lo mismo: Quieren una mujer que pueda tomar las riendas si fuera necesario, y eso los estimula mental y sexualmente. Les da algo que ellos no están acostumbrados a necesitar: una sensación de protección y seguridad. No es solamente por su beneficio, sino también por el beneficio de la mujer. Escuché a Lady Gaga decir algo que me agradó: «Algunas mujeres optan por seguir a los hombres y algunas mujeres optan por seguir sus sueños. Si te preguntas qué camino tomar, recuerda que tu carrera nunca te dirá de repente que ya no te ama». Además, es algo que, verdaderamente, también resulta excitante para los hombres. La mujer que puede pagarse su propia taza de café, demuestra una actitud de independencia que inmediatamente se gana su respeto. Los hombres se sienten atraídos hacia las mujeres exitosas. Algunos hombres no se resisten a la opción de mantener a alguien después de que se han enamorado, pero hay una gran diferencia entre la opción y la obligación. No les gusta sentirse presionados. Peter cuenta sus primeras impresiones sobre su esposa, Kim: «Una mujer nacida en China, que vivía en un país desconocido del que no hablaba su lengua, puso su propio negocio y logró triunfar. Algo increíble si se tiene en cuenta que no hablaba una palabra de inglés cuando comenzó». Le pregunté que si era una mujer sumisa, producto de una educación tradicional, y me dijo: «Nada de eso. No me aguanta ni una. Ni por un segundo». Lo que él más respeta es la fuerza de carácter de Kim. La única vez que ella extiende una mano para recibir es cuando proviene de su otra mano. Otra anécdota: Un banquero exitoso me habló sobre el momento en que supo que quería casarse con su prometida. Ella, enfermera de un hospital prestigioso especializada en el tratamiento de bebés prematuros, lo llevó un día al hospital para que tuviera una idea de cómo era su trabajo. Él describió ese día como un momento determinante en su relación. «Pude apreciar lo que hacía. La ví bombear los pechos pequeñitos (me mostró con dos dedos como ella les daba resucitación cardiopulmonar y,

(Video) My Secret Romance - Episodio 2 - Episodio completo con subtítulos en español | K-drama | dramas

literalmente, sus ojos se iluminaron), y vi el respeto con que los doctores la trataban. En ese momento pensé lo dichoso que era de compartir mi vida con ella». Frecuentemente, escuchamos que los hombres admiten sentirse mentalmente estimulados cuando ven a una mujer en su elemento. Ya sea en la industria textil, en la medicina, en lo legal, al escucharla hablar con un cliente en el teléfono o al verla vestida con ropa profesional, los hombres sienten respeto por las mujeres que hacen algo positivo y constructivo con su vida. Ahora, compare a ese tipo de mujer con aquella que lo único que construye es su ropero, lo ha recibido todo en la vida de sus padres o de los hombres y se embarca en una relación esperando recibir lo que cree es su derecho. Es bella, pero comienza a hablar de su condición de diosa y de sus cualidades de diva y de que quiere solamente “cosas exquisitas” en la vida, en bandeja de plata. Usa las palabras reina o princesa así: «Soy una princesa y el hombre que esté a mi lado tiene que adorarme, y también adorar a mi perro». Entonces, pide el vino más caro del menú porque “ella lo vale” y se sienta en la banqueta de la barra como si fuera la Reina Isabel mientras le hacen un retrato al óleo, algo que le saldrá caro cuando él pronuncie su discurso de despedida. «No es justo para ti salir con un tipo como yo. Como diosa que eres, te mereces algo mejor. No puedo tratarte como lo que eres y no me gustaría verte sufrir. Creo que necesitamos darnos un tiempo». Un amigo mío llamado Bobby me dijo: «Algunas veces sientes que debes preguntarle a la chica: “¿Quisieras traer el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito a nuestra próxima cita? Quiero saber a qué estilo de vida estás acostumbrada antes de que nuestra relación se vuelva más seria. ¿Eres una despilfarradora? ¿Gastas tres veces más de lo que ganas?”». Tan pronto como en la primera cita, él se imagina cómo sería su vida si se adentra en tu mundo, por lo que comenzará a tomar nota y a llevar un récord en la memoria, como una máquina de video andante. Esto es lo que él va a grabar: La “evaluación de riesgo” del matrimonio Las cosas que los hombres notan: Si llevas una cartera de tres mil dólares (con cincuenta centavos dentro). Si tienes un carro nuevo que está lleno de razguños y parece un almacén rodante. Si tu casa está limpia y es acogedora o es un desastre (pensará que eso es lo que le esperará todos los días). Si tienes un montón de cuentas viejas sobre el mueble de la cocina. Si le faltan botones a tu televisor o al estéreo (se imaginará que eres destructiva). Si tus animales están bien atendidos. Si las compañeras no te duran mucho y las cambias con frecuencia (lo que quiere decir que no es fácil vivir contigo). Si la luz o el teléfono han sido desconectados (deducirá que estará adoptando una niña que necesita que se ocupen de sus asuntos). Si pagas la cuenta del celular con una tarjeta de crédito al límite y los cobradores están tocándote a la puerta (le arruinarás el crédito). PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 69 Los hombres no te valoran por la cantidad de dinero que tienes. Ellos toman en cuenta cómo haces el presupuesto con lo que tienes. Si tienes un clóset repleto de zapatos y ropas, y un reguero de cosméticos por todo el baño (todo lo que te importa es tu apariencia).

Si no devuelves los videos a tiempo o si te devuelven cheques sin fondo. Si tienes un bar bien suministrado, pero el refrigerador está vacío (andarás de fiesta en fiesta y por lo tanto no eres la mejor candidata para compartir la vida contigo). Si pides dinero prestado o usas la palabra ayuda, y tienes que depender de tus amigos o de tu familia para llegar a fin de mes. Si estuviste casada antes y el resultado del divorcio fue una gran suma de dinero (le preocupará que le hagas lo mismo). ¿Por qué esas señales benefician o perjudican tu potencial para el matrimonio? Esas son señales que le dan una idea de la vida que pueden construir juntos. Buscará signos de negligencia, porque quiere saber si vas a cuidar de las cosas por las que él se va a romper la espalda trabajando. No te lo comentará, no hablará sobre ello o te dejará explícitamente a causa de ello, pero todo estará archivado en su memoria y tendrá una fuerte repercusión a la hora de decidir si se casa contigo. La mayoría de las mujeres piensa que tiene que tener en cuenta las finanzas de los hombres, porque él es el llamado proveedor. Sin embargo, hoy en día, más que nunca, los hombres también tienen en cuenta tus finanzas. Sí, incluyendo los hombres ricos. Es, con frecuencia, el factor que determina si se casa con una mujer. Los estándares del programa Leave It to Beaver han cambiado, porque el costo de la vida ha aumentado. En las décadas de 1950 y 1960, un Cadillac costaba cinco mil dólares y una casa cincuenta mil. Estamos viviendo en tiempos diferentes. El mismo Cadillac cuesta cincuenta mil dólares y un casa decente en un área metropolitana puede fácilmente costar de medio millón a un millón de dólares, si no más. Kenny, un hombre realmente exitoso, explicó: «A las mujeres se les ha enseñado que tienen que ser bonitas y los hombres se ocuparán de ellas. He conocido mujeres que ganan muy poco dinero y viven en apartamentos de un cuarto, pero que pagan todas sus cuentas a tiempo. Se las arreglan con lo que tienen. Tienen todo bajo control. También he conocido mujeres que tienen mucho dinero y lo gastan en cosas banales como cremas para la cara con proteínas de fetos de doscientos dólares o vestidos de quinientos dólares. Dos semanas después lloran porque le han cortado la luz o porque tuvieron que caminar hasta la estación más cercana vestidas de Chanel, porque el BMW se quedó sin gasolina. Entonces, piensan que el mundo entero está contra ellas. Ese es el tipo de mujer que te llevará prematuramente a la tumba». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 70 Los hombres admiran a las mujeres que quieren superarse y salen adelante por sus propios esfuerzos, y les temen a las mujeres arribistas que quieren avanzar en sociedad a expensas de los hombres. Esas son, en muchas ocasiones, las razones por las cuales el hombre cancela la boda. Lee y Tracy ilustran perfectamente esa situación. Ella era una peluquera que compartía apartamento con una amiga, y Lee era un hombre de negocios exitoso. Ella soñaba con abrir su propio salón y Lee la admiraba por eso. Después de nueve meses se comprometieron y él le dio un anillo de compromiso con un bellísimo diamante amarillo. También le dijo que pagaría por toda la boda. Ella escogió el Ritz-Carlton, un vestido de Vera Wang de veinte mil dólares y Tiffany como la tienda para los regalos de boda. Todos los invitados recibirían una noche en el Ritz con tratamiento facial y masajes incluídos (a expensas de él). A lo único que él se opuso fue a la tienda Tiffany, porque le preocupaba que algunas de las personas de su familia no pudieran costear los caros objetos de la lista. Lee recuerda: «No podía concebir cómo alguien podía poner en la lista una ponchera de cristal de Tiffany de novecientos dólares. Comencé a sentirme incómodo y a reflexionar sobre la situación en la que estaba a punto de verme. Cuando ella renunció a su trabajo, comprendí que estaba cometiendo un gran error y rompí el compromiso. No sentí que la boda tenía nada que ver con el amor verdadero y que viviríamos nuestra vida juntos en las buenas y en las malas. Todo no era más que un show para

impresionar a sus amigos. No se trataba se construir una vida juntos, sino de hacer una boda de cuento de hadas por la que yo tenía que pagar». Como los hombres, por lo general, no comparten la fantasía de Cenicienta, ten cuidado en la forma en que tu anticipación puede ser interpretada. Los hombres se dan cuenta cuando una mujer que no tiene nada propia súbitamente desarrolla el gusto por las cosas caras. Si no te mantienes a ti misma (ni estás trabajando para lograrlo) todo lo que digas sobre el compromiso y la boda será motivo de sospecha. ELLA PREGUNTA: «¿Qué vamos a hacer durante los días feriados?». «¿Eres dueño de tu casa?». «¿Puedo pedirte el carro prestado?». «¿Alguna vez has pensado en casarte?». «¿Cuáles son tus intenciones?». «Me niego a perder el tiempo». ÉL ESCUCHA: «¡Estoy deseando conocer a tu familia!». «Quiero dar una notificación de treinta días para mudarme contigo». «¿Puedo conducir su carro nuevo?». «Estoy anhelando renunciar a mi trabajo». «¿Dónde está mi anillo?». «Compré el vestido. Ha llegado el momento. ¡Vamos a poner una fecha!». Eso es lo que frustra a los hombres, porque raramente escuchan a la mujer decir «estoy anhelando poner mi propio negocio» o «estoy deseosa de comenzar las clases de bienes raíces». Para la mayoría de las mujeres, la meta es «me quiero casar en menos de un año». Van al gimnasio, se compran cosméticos, lucen fabulosas y no comprenden por qué la relación no progresa. ¿Recuerdas la escena de My Cousin Vinny? El personaje interpretado por Marisa Tomei le pregunta a Vinny cuándo se van a casar: «Mi reloj biológico no para de hacer tic tac ... (golpea el suelo tres veces con los pies)». En la película funcionó muy bien, pero en realidad, eso no es lo que él hombre quiere escuchar: una mujer golpeando el suelo y enojada porque es injusto que no se haya casado todavía como se lo merece. Los hombres se sienten tan frustrados con esa actitud, y hasta tienen algunas frases que usan entre ellos para definir esa conducta. En una misión: Define a la mujer que quiere enamorarse de una preciosa boda y no está remotamente interesada en enamorarse del novio. Desempeñando un cargo: Lo que él siente cuando se da cuenta de que el interés de ella por el matrimonio no tiene nada que ver con él. Esa es la razón por la que, instantáneamente, serás “diferente a todas las demás” cuando no te comportes como si el matrimonio fuera el Santo Grial. Lo del reloj biológico no trata solamente sobre tener hijos. La sociedad les hace creer a las mujeres que tienen un tiempo de vida sexual limitado, y ellas se lo creen. Después de cierta edad, no se consideran un premio. Cuando traté el tema con varios hombres sobre la presión que las mujeres de cierta edad sienten acerca del matrimonio, me sorprendió escuchar que la mayoría de los hombres lo consideran un mito. Si una mujer se cuida, puede ser sexy a los treinta, a los cuarenta, a los cincuenta, y mucho después. No existe un tiempo de vida limitado para el matrimonio.

De acuerdo con los hombres, lo que hace una mujer menos deseable es la inseguridad sobre su sexualidad, no la falta de ella; o si una mujer piensa que lo único que puede ofrecer es sexo. Si una mujer tiene veinte años, es atractiva y tiene una vida entera por delante, pero piensa que su única moneda de cambio son “mis buenos pechos” o “mis buenas nalgas que se le ven muy bien con estos pantalones” muy pronto será algo aburrido. Si eso es todo lo que tiene que ofrecer, y no es competente, divertida e independiente, es menos deseable. Siempre que hablo con hombres que están felizmente casados les pregunto qué vieron de especial en sus mujeres. Michael me contó la siguiente historia: «Cuando conocí a la que es ahora mi mujer, ella tenía un puesto importante en una agencia de publicidad. Entonces, perdió el trabajo. Mientras encontraba otro, trabajó como camarera. Nunca tuvo la actitud de “pobre de mi”. Fue realista. Tenía que pagar las cuentas y agarró al toro por los cuernos. Gané respeto por ella, porque supo adaptarse a los cambios. Entonces, supe que era la persona con la que podía compartir mi vida». Ella se ganó su corazón cuando él vio la forma en que se enfrentó a la adversidad. Su carácter fue lo que prevaleció. A pesar de que pasaba por tiempos difíciles, quiso resolver el problema por sí misma. Eso también afecta la forma en que el hombre trata a la mujer después del matrimonio. Eva está felizmente casada y su esposo era el único sostén de la familia. Cuando ella quería comprar algo, tenía que pedírselo. Algunas veces él le decía «vamos a esperar una semana», lo que sonaba como algo que se le diría a un niño: «Espera hasta ahorrar un poco más y entonces te lo compro». Un día, sin “permiso previo”, ella tomó la iniciativa de buscarse un trabajo temporal. Ahora, en lugar de «¿puedo comprar esto?», ella le dice: «Cariño, mira lo que he comprado». También sucedió algo curioso. Eva notó que el nivel de pasión de su marido se elevó por las nubes. Los hombres se sienten emocionalmente conectados a la mujer que puede mostrar autoridad, algunas veces. La mujer que puede levantarse y salir a cualquier hora, puede poner al hombre en su lugar. Cuando un hombre conoce a una mujer competente y que no lo necesita, instantáneamente la trata de manera diferente que a la mujer insegura de lo que quiere en la vida. Esa es la mujer con la que se casa. La mujer indefensa y frágil que no puede tomar decisiones pronto lo desilusionará también en la cama. Aunque, toda regla tiene su excepción. Raras veces vas a encontrarte con un hombre que quiera una esposa indefensa o una niña buena que se quede en casa horneando galletitas. Esa es la razón por la que algunos hombres se consiguen una esposa por correo. Por supuesto, esa drástica decisión de casarse con una extranjera generalmente tiene lugar después de una experiencia horrible (como salir con una mujer que use muchas palabras grandes). Entonces renuncia de las mujeres de su país y corre a tierras distantes para encontrar la esposa de sus sueños (una vez que ha terminado el tratamiento para ponerse pelo). Y todo es maravilloso, exactamente de la manera que le prometieron en el . . . Catálogo de esposas por correo Tu ruborizada esposa viene con los tiernos momentos siguientes . . . No habla una palabra de inglés, por lo tanto nunca te dará su opinión o estará en desacuerdo. Simplemente, te mirará con furia y dirá palabrotas en su idioma natal cuando no le permitas ir al baile de graduación. Si tienes TiVo, puedes eliminar los horribles documentales sobre el movimiento feminista y mostrale las cosas buenas de la vida, como Shake ’n Bake. Los juramentos del matrimonio no tendrán denominación. «¿Prometes obedecer ... y obedecer ... y obedecer, hasta que tu estatus migratorio nos separe?». Durante la recepción, se ofrecerá pastel al ron para los adultos. También ofreceremos paletas de pudín para la novia y sus compañeras de clase.

Le haremos un romántico regalo, gratis, de la lista de la novia. Pueden seleccionar entre arnés, un columpio o un instrumento de azote para la luna de miel en Disney World. Es cierto. Jamás escuchas sobre un divorcio complicado en los casos de esposas por correo. Ella permanece a su lado hasta que recibe su permiso de residencia. En ese momento, va al mercado para comprar un galón de leche y nunca más se le vuelve a ver. ¡Puf! Desaparece por arte de magia, como el tránsfuga de la mafia que entra en el programa de protección de testigos. Obviamente, los hombres que obtienen sus esposas por correo se aprovechan de la situación económica de esas mujeres. El tráfico sexual es ilegal porque los traficantes se adueñan de la libertad de las mujeres en contra de su voluntad. Sin embargo, traer una esposa de otro país (que es una extraña) es legal, a pesar de que es una relación basada en la extorsión, porque ella se verá obligada a entrar al país sin permiso de residencia y será sometida a la sumisión sexual. Eso no es un matrimonio. Es explotación bajo la máscara del matrimonio.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 71 Él no quiere casarse con una niña indefensa de la que tendrá que cuidar. La mayoría de los hombres quiere a alguien que los quiera a ellos. No quieren a una pequeña indefensa esposa Stepford. Si tiene una vida plena, quiere una compañera que lo desee, alguien que lo apoye y lo proteja. Cuando ve que una mujer puede tomar buenas decisiones en su propia vida, instantánamente se sentirá más atraído hacia ella. «Maravilloso. Tenemos ideas afines». Esa es la mujer con la que escogerá su primera casa, la nueva alfombra y los muebles nuevos. Ella se convierte en su capital. Al hombre le gusta una mujer que tenga opinión propia, pueda pensar y especialmente en la que pueda confiar, y eso significa que se ha quitado un gran peso de encima porque no será él que tenga siempre que tomar todas las decisiones. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 72 Para un hombre, las palabras respeto y confianza son intercambiables. Si no te respeta, no confiará en ti . . . y si no confía en ti, siempre te mantendrá a distancia. Valorarlo: Es la forma de llegar a su corazón Más que la comida o el sexo, hacer sentir un hombre apreciado es un factor determinante para que él quiera unirse a ti para siempre, y eso es algo que nunca encuentras en las revistas para mujeres. Darle valor a un hombre es la forma de ganarse su corazón. Irá hasta el fin del mundo solo para sentir que es adorado. Mary Kay Ash dijo: «Hay dos cosas que la gente quiere más que el sexo y el dinero ... reconocimiento y elogios». En ocasiones, el hombre te traerá un regalo, te comprará flores, hará un gestión por ti o le pondrá gasolina a tu carro. Cuando tenga todas esas atenciones contigo y no seas capaz de decirle “gracias, qué amable eres”, hará cada vez menos cosas por ti. Finalmente, cualquier cosa que haga será de forma mecánica con poco a ningún deseo de su parte. Sus sentimientos comenzarán a apagarse hasta que desaparezcan completamente. Ese es el porqué muchos hombres se quedan en el trabajo hasta tarde y evitan ir a casa con sus esposas. Es la razón por la que ya no les importa esforzarse. Nada los va a desalentar tan rápidamente como el sentimiento de no sentirse apreciados. De la misma manera que nunca son muchos los elogios para una mujer, al hombre nunca le parecerán demasiados los elogios por su contribución.

Danny me hizo una historia sobre una mujer con la que había salido a cenar varias veces, hacía varios meses. Un fin de semana, ella lo invitó a cenar bistec para corresponder a sus atenciones. Cuando llegó a su casa, notó que en el refrigerador había solamente dos cosas, mostaza y pan viejo. Debra le dijo: «Ay, debí pasar por la tienda. ¿Vamos juntos?». Cuando llegaron a la tienda, el tomó un carrito para la compra. Ella tomó un segundo carro y le dijo «vamos a necesitar los dos» y acto seguido los llenó hasta desbordar. Los carritos estaban tan pesados, que casi no podían llegar con ellos a la caja registradora. ¿A cuánto ascendió la compra? A cerca de doscientos dólares. Danny continuó: «Yo pagué por todo y nunca me dio las gracias ni hizo mención de ello. Para colmo, ni me hizo una comida decente. Abrió un paquete de descuento familiar y me hizo un pedazo de pollo de cuatro onzas». (Danny es un hombre grande, y con reputación de ser muy generoso). «Los bistec de dieciséis onzas que yo escogí desaparecieron misteriosamente. No sé quién se los comió, no hay duda de que no fui yo». Cuando le pregunté si volvió a salir con ella, me respondió: «Saldría primero con un atracador con una máscara que me asalte a punta de pistola».

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 73 Cuando recibas algo de él, siempre agradece la gentileza del gesto, no el objeto material. En mis entrevistas, esa fue una de las mayores razones por la que los hombres mostraron reservas sobre el matrimonio. Si quieres que deje de ser generoso contigo, todo lo que tienes que hacer es darle la impresión de que has consumido, evaporado y hecho desaparecer todo lo que te ha dado, sin el menor agradecimiento. Es la forma más rápida de matar la ilusión. Así dijo uno de ellos: «Tendrás los días contados». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 74 La palabra preferida de un hombre es apreciación. Él quiere, por sobre todas las cosas, ser admirado y valorado. Cuando ella es agradecida, lo motiva a darle el mundo entero. La mayor forma de apreciación que un hombre puede recibir es agradecimiento por sus halagos, lo que hace por ti y lo que te provee. Es por eso que los hombres con frecuencia se olvidan de los cumpleaños, los aniversarios, los días de las madres y otras celebraciones, pero nunca se olvidan la ceremonia de entrega del trofeo estúpido del “entrenador del año”. No te entregará su corazón en una bandeja de plata, no te comprará un anillo, no pagará por la boda, ni te comprará una casa si te devoras la cena como un lobo hambriento sin darle la menor importancia. Por lo tanto, si quieres las estrellas, el sol y la luna (y el diamante en forma de pera), asegúrate de reconocer lo que hace por ti, celebrarlo y decir las palabras mágicas. «Te agradezco que me hayas reparado (lo que sea que ha reparado). Lo necesitaba mucho». «La pasamos realmente bien la otra noche en (cualquiera que sea el lugar). Gracias, otra vez». «Absolutamente me encanta (el regalo que te ha dado, aunque lo detestes). Gracias, de nuevo». Luego, agrega: «Gracias, eres muy generoso. Me encanta esto. Gracias». O: «Qué algo muy bello que pienses en mí. Gracias». O: «Eres muy considerado. De veras que agradezco tu atención. Gracias». Grábate estas palabras en la memoria. Deben ser parte de tu vocabulario, porque no hay palabras más dulces para los oídos de un hombre.

Aquí es donde muchas mujeres se equivocan incluso después de la boda. Toman demasiado, teniendo en cuento lo que ellas creen que él puede costear y olvidan el esfuerzo él que ha hecho. Recientemente, escuché hablar a dos doctores muy exitosos. La esposa de uno de ellos había dado a luz. Él no quería tener más hijos con ella. Su amigo le preguntó: «¿Cómo está?» El doctor le respondió fríamente: «Muy bien, porque tiene una niñera a tiempo completo y no hace nada en todo el día. Se va a las clases de pilates, va de compras, se arregla el pelo y se pinta las uñas de los pies». El otro doctor trató de consolarlo: «Mira la parte positiva. Por lo menos no exige un chófer y una limusina para ella, y otra para la niñera y el bebé». Si el hombre es el sostén de la familia, ella no trabaja y tienen un solo hijo, lo más probable es que él se pregunte por qué una niñera es la responsable principal de los hijos. Si ella estuviera trabajando o hubiera dicho «cariño, no necesitamos una niñera todo el tiempo, solamente parte del día», podría aparentar ser una persona más razonable. Sin embargo, él trabaja 80 horas en dos hospitales diferentes mientras ella va a las clases de pilates para “relajarse”. Cuando conversé con hombres prósperos que comenzaron siendo demasiado generosos en su relación, la tristeza podía cortarse con un cuchillo. No se trata de dinero, sino de la pérdida de sus sueños. El sueño de toda niña es crecer y encontrarse a su príncipe azul. El sueño de un hombre es construir un imperio. Es por eso que va a la universidad, abre un negocio, trabaja incansablemente, hace buenas inversiones y compra propiedades. Ese es el imperio que ha construido, y su esposa es parte de ese imperio. Si su mujer no lo ayuda económicamente o tiene más hijos de los que puede mantener ... si no participa en el cuidado de los hijos ... si nunca cocina o limpia ... o si le crea un montón de cuentas innecesarias, comenzará a sentir que ella está dañando seriamente el futuro de su “imperio”. Si el problema continúa creciendo, lo más probable es que se salga emocionalmente de esa relación. No solo se sentirá engañado y traicionado, sino muy triste. Es algo que va más allá del dinero. Para que un hombre trabaje por años, 40, 60 u 80 horas a la semana, tiene que tener fe en por qué lo hace. Las cosas cambian si él piensa que ella es la razón por qué su imperio nunca se materializará. Trabajará día a día con resentimiento, porque ahora es el esclavo de una causa en la que ya no cree. Pregúntale a cualquier hombre que trabaje duro, si piensas que lo que digo no es cierto. Otra variante es el hombre que tiene su propio negocio y su esposa no lo ayuda. Tiene que pagar una recepcionista, una contadora y una asistenta, para llevar a casa la mitad de las ganancias, mientras su mujer se va de compras. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 75 La mayoría de los hombres no busca una contribución igual, sino una contribución justa. Al contribuir de forma razonable, mantienes su respeto y su confianza. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 76 Si un hombre siente que se está aprovechando de él, se retirará y no quedará ningún tipo de conexión emocional. Después de todo, se trata de compartir la vida juntos. Un hombre que piense que ha encontrado su alma gemela no se preocupará de los gastos, mientras piense que no te estás aprovechando de él. Si te quiere, lo único que le importa es tener tu amor. Así lo explicó uno de los hombres con los que hablé: «Es una agradable sensación para un hombre ser generoso y poder llevar a pasear a una mujer cuando estás enamorado». Los cupones, los reembolsos, los platos compartidos y la renuencia a pagar la cuenta, nunca pasan inadvertidos, porque es una forma de decir que él no toma en serio la relación.

Uno de los hombres me dijo: «Un hombre no puede estar locamente enamorado de ti y a la vez ser tacaño». ¿Y si es un desgraciado cicatero? No querras salir con él de ninguna manera. Y ni pensar cómo sería el juramento el día de la boda (un momento para ser comtemplado por la gentuza): «Prometo amarte y honrarte ... en la salud y en la enfermedad ... hasta que la muerte nos separe ... a menos que tenga que darte veinte dólares. En ese caso, ¡patitas pa’ qué te quiero!». JUGAR A LAS CASITAS Vanessa conoció a Jean Marc y luego vivieron un cortejo torbellino. Tres meses después, él le confesó su amor, le compró un anillo y decidieron mudarse juntos. Ella vendió su condominio, dejó el trabajo y se mudó a su casa a una hora de distancia. Poco después, comenzó a notar los cambios. Mientras que antes había sido respetuoso, ahora lentamente estaba volviéndose despectivo y la trataba con actitud paternalista. Nueve meses después, ella se mudó de la casa. Pregunta: ¿Qué ven mal en este escenario? Todo. Primero, el tiempo. Nunca querrás mudarte con un hombre, y mucho menos lejos de tu zona de operaciones, a los pocos meses de conocerlo. Además, sus predios de soltero raramente estarán listos para acomodar a dos personas. Por esa razón, es altamente improbable que llegues a sentirte como en casa, será algo así como una fiesta de pijamas con un mal final. Si tratas de hacer cambios para hacer la vida más cómoda, él comenzará a pensar que te ha concedido demasiado espacio y tendrás que deshacerte de muchas de las cosas que te hacían feliz en tu propia casa. En resumen, una mala situación desde cualquier ángulo en que la mires.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 77 Cuando te mudas a la casa de otra persona, no solo pierdes parte de tu espacio y de tus pertenencias. Lo más importante es que casi siempre pierdes también la sensación de independencia. Si traes a casa dos gatitos recién nacidos, se van llevar siempre bien. Pero si llevas un gato al territorio de otro gato, el primero va a dominar al otro infeliz desde el primer momento. Es por eso que las mujeres se sienten fuera de lugar cuando se mudan con los hombres. Es un problema territorial. Por lo tanto, lo dejas que se mude contigo (si hubiera suficiente espacio) o, mucho mejor, busca un lugar nuevo para los dos. Esa es la mejor alternativa, porque podrás negociar todo lo que necesites. Tu clóset ... tu baño ... y todo lo que te haga feliz. También, recomiendo que se hagan de una cama King. No por ti, sino por él. Es una forma de ser considerada y de demostrarle tu amor. Evitarás que se estrangule accidentalmente mientras duerme, porque se ha apropiado de toda la cama y te ha dejado colgando del lado izquierdo del colchón Queen. Créeme, una cama King es lo mejor. Vamos a suponer que el hombre tiene una casa enorme, con una cama tamaño California King y tú te mudas con él. Digamos también que es un multimillonario y que tú terminas renunciando al trabajo. En algún momento tendrán lugar una discusión en la que se te enfrente y te diga: «¿Dónde crees que estarías si no me tuvieras a mí? Mira a tu alrededor. Puedes ver todo lo que te doy». Eso es precisamente lo que quieres evitar, por lo tanto, es mejor que se muden a un lugar que han seleccionado juntos. Algo muy importante: mantén tu independencia, tu trabajo y tus amigos, y definitivamente tu cuenta de banco y tus tarjetas de crédito. Te dará la firmeza que necesitas para que te trate de la manera en que tú quieres ser tratada: con igualdad y justicia para todos.

Quiero agregar una pequeña nota final: Si él ya “ juega a las casitas” no tienes razón alguna para acelerar el proceso y dar el siguiente paso.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 78 Si el matrimonio es extremadamente importante para ti y estás lista para marcar la fecha, no te mudes con él hasta que tengas un anillo y una fecha. Matrimonio a punta de pistola Este capítulo no estará completo, sin tratar el tema del embarazo y el matrimonio. Es algo que sucede con frecuencia y un tema que nadie quiere abordar. Nosotras sí vamos a tratarlo. Malena estuvo saliendo con un respetable oncólogo por seis meses. Durante ese tiempo, él fue maravilloso, pero le dijo claramente que no quería tener hijos inmediatamente. Pasaron seis meses y no le había propuesto matrimonio. Malena estaba muy impaciente y “accidentalmente” salió embarazada. Luego, admitió que dejó de tomar las pastillas porque le provocaban náuseas (lo que olvidó mencionar hasta ya avanzada la gestación). Él hizo lo indecible por persuadirla para que interrumpiera el embarazo. Finalmente, ella tuvo una niña y él resultó ser un padre maravilloso. Con un solo inconveniente: no quiso saber más de ella. Tener un hijo es una de las responsabilidades más grandes de la vida y nunca, a sabiendas, debes tener un hijo con alguien que te ha dicho claramente que no quiere ser padre. Simplemente, no puedes tener una relación basada en la consideración mutua, si privas a esa perdona del derecho a tomar una decisión de tal magnitud. La razón por la que resulta contraproducente es por la actitud de “es mi derecho” de la que los hombres dicen, repetidamente, que es la forma más fácil de romper una relación, ya se trate de una cena, de mudarse juntos, del matrimonio o de los hijos. Después de que Malena le dejó caer semejante bomba, se convirtió para él en la mujer menos atractiva del mundo. El padre del bebé explicó por qué el embarazo puede arruinar cualquier posibilidad de matrimonio. «Es maravilloso tener sexo ¿no es así? Pero no resulta maravilloso si el hombre lo impone contra tu voluntad. En ese momento deja de serlo. Así es como el hombre se siente con relación a un embarazo no planificado y que sospechan ha sido algo premeditado por parte de ella. Si le imponen un hijo, puede que lo ame, pero solo sentirá total rechazo hacia la mujer cada vez que la mire. En ese momento ella se convierte en alguien a quien temer, alguien peligroso capaz de cualquier cosa. Ese es el tipo de mujer que se acuesta con tu mejor amigo sin darle la menor importancia. Una vez que la mujer cruza cierta línea, las posibilidades de matrimonio van de mínimas a ninguna». Los hombres, al final, respetan a las cabronas. ¿Por qué? Porque ella no es considerada cabrona por tener un mal día. Es una cabrona porque es una persona con principios que es fiel a sus valores. Una parte de la ecuación radica en defender tu posición, la otra parte, en ser una persona de principios. He escuchado varias historias, contadas por hombres, sobre el compromiso. En el curso de una discusión acalorada, algunos hombres le piden a sus prometidas que le devuelvan el anillo. En una ocasión, la novia se negó a devolverlo y aseguró que lo había perdido (casualmente, ese mismo día). Al día siguiente, un amigo común le contó a él, que ella lo había llevado a una casa de empeño. Después de aquel percance, se reconciliaron ... y volvieron a pelearse. Ella estaba aún interesada en casarse y por los siguientes meses tuvieron encuentros sexuales, aunque ya estaban separados. Él se negó a comprometerse de nuevo, porque no pudo superar el incidente del anillo.

Así es como lo ven la mayoría de los hombres: Si eres honorable y le dices «te devolveré el anillo», te dirá «no, puedes quedarte con él». Su orgullo no le permitirá tomarlo. Pero si piensa que te crees con derechos o que te estás aprovechando de él, entonces querrá que se lo devuelvas. Si no es un hombre superficial y tiene integridad, tendrá valores morales. La decencia es lo que se ganará su respeto. En todas las ocasiones, cuando le pregunté a los hombres, que buscaban en una mujer, jamás escuche «que sea buena cocinera» o que «use ropa interior de Victoria‘s Secret». Lo que escuché repetidas veces fue: «Quiero una mujer en la que pueda confiar y con la que pueda contar». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 79 La mayor excitación para un hombre es saber que está enamorado de una mujer con la que puede contar, y que realmente, estará allí cuando él la necesite. 6 DENTRO DEL Club De Los Chicos Secretos robados—Toda la información clasificada que los hombres solo revelan en compañía de otros hombres Un buen matrimonio depende de la habilidad del hombre de dar un paso atrás y ver dónde se ha equivocado su mujer. —ARCHIE BUNKER Secretos altamente clasificados de mis agentes secretos Prepárate. Este capítulo te dará una visión rara de la mente de los hombres que entrevisté. Como podrás comprobar, mis técnicas para obtener información podrían desconcertar al mismísimo Dirty Harry. La mayor parte de mi entrenamiento científico fue obtenido en un ambiente controlado. Comenzó con un refresco, un cuenco de palomitas de maíz y mirar, continuadamente, todos los episodios de Wildlife Journal en Planeta Animal. En este capítulo escucharás los sonidos de la especie macho desde los lugares más recónditos de la jungla del mundo de las citas. Para grabar a los machos, hice todo lo que un experimentado zoólogo haría: Me acerqué a cada espécimen de manera que no se sintiera intimidado. También, tuve cuidado de no acercarme a la hora de comer, por miedo a que gruñerían y se retirarían a las profundidades de su hábitat por todo el invierno. Me da gusto informar que mis interrogatorios no requirieron ningún método de tortura, como el uso de luces intensas, privación del sueño o la picana eléctrica y que los sujetos no fueron obligados a mirar programas de Little House on the Prairie. Tampoco fueron obligados a mirar la película Ghost con repetición de la escena donde Demi Moore llora junto a un jarrón de barro. En ningún momento recurrí a la tortura más temida: quitarle las baterías al control remoto. Nosotras, en la oficina central de Cabronas-R-Us, no creemos en el uso de animales en nuestras pruebas, por lo tanto, los hombres no fueron lastimados físicamente (no puedo comentar sobre su estado mental). Ahora, les presento a mi primer sujeto. Su nombre es Timmy y tiene nueve años. Sherry: ¿Qué edad tienes, Timmy? Timmy: Tengo nueve años. Sherry: ¿Puedo hacerte una entrevista? Estoy escribiendo un libro. Timmy: Yo también voy a escribir un libro. Sherry: ¿Cuál es el título? Timmy: Por qué las niñas son tontas

Sherry: Me dijeron que tienes una novia, ¿es eso verdad? Timmy: Sí, se llama Sandy, y sé que está enamorada de mí. Sherry: ¿Cómo lo sabes? Timmy: Porque ella es muy buena con todos los niños ... pero de verdad, es muy mala conmigo. Timmy fue el más joven de los especímenes que entrevisté. A medida que los hombres son mayores, son más cuidadosos de lo que quieren divulgar a sus parejas. Piensan que, si muestran sus cartas todo el tiempo, pierden control sobre la relación. Después de todo, hay ciertos tópicos que no son exactamente los más apropiados para tratar durante una cena. En general, los hombres fueron francos, pero algunos se sintieron incómodos en revelar sus secretos. Encontré que los más propensos al compromiso fueron los más dispuestos a hablar sobre las artimañas que sus amigos usan con las mujeres. Comprendí que es algo ligeramente parecido a quebrantar la ley (cuando haces algo ilegal, no quieres que nadie se entere). Eso confirmó lo que ya yo sabía: Los hombres tienen un código secreto con respecto al compromiso, al matrimonio y al funcionamiento de las relaciones. En este capítulo, he hecho una selección de las confesiones más honestas, textualmente. Esto es lo que revelaron mis “agentes secretos”. Incluye hombres de toda estirpe, nacionalidad y edad, algunos casados, otros solteros, y con la excepción de Timmy, de nueve años, he omitido sus nombres e identidades (para proteger a los no-tan-inocentes). PREGUNTA N.O 1: ¿FALSEAN LOS HOMBRES LA REALIDAD SOBRE UN POSIBLE COMPROMISO Y MATRIMONIO PARA OBTENER CIERTOS BENEFICIOS SEXUALES? «Absolutamente. UN MIL POR CIENTO DE LAS VECES». «Todos los hombres saben que sus novias serán más receptivas sexualmente y emocionalmente más comprensivas si les haces creer que la relación tiene “potencial para ser duradera”. Todo lo que tienes que hacer es usar palabras clave, como nosotros, nuestro, futuro o quizás un día. Los hombres lo utilizan, frecuentemente, para su beneficio. “Te apuesto a que la puedo hacer esto o aquello, si le digo que pienso casarme con ella, algún día”». «Si un hombre está saliendo con una mujer, ella casi siempre, dice lo que quisiera oír. Le da todos los detalles de lo que necesita que le diga y él se lo dice. Ella prepara la cama y se acuesta en ella. No va a comenzar a sentirse frustrada hasta pasado un año, cuando vea que la relación no progresa. No se ha mudado con ella, no le ha dado la llave de su casa, ni siquiera la deja sola en su casa, y no hay anillo a la vista. Es entonces que se da cuenta que la relación ha llegado al final». «Las mujeres piensan que son muy astutas, pero si ella me obliga a asistir a una boda cada dos semanas, no hay nada sutil en ello. Si pone las fotos de los dos por todas partes, es también algo demasiado obvio. Debe dejar que sea él quien ponga las fotos, de lo contrario, lo que él verá será la marca en el hidrante para incendios». «Los hombres son taimados. Si tienen una casa grande, en una zona buena, la utilizan para enganchar a las mujeres. Puede pedirte que lo ayudes a escoger la pintura para el “cuarto del bebé” en caso de que tengan uno algún día; y si el color azul violeta no queda bien, la habitación siempre puede ser una utilizada como sala de juegos. También puede pedirte que lo ayudes a comprar los muebles. Si le dices a

una mujer que te has comprado una casa y necesita ayuda para decorarla, prácticamente se va a esposar a ti ... y al poste de tu cama». «Hay hombres que tienen relaciones con mujeres en otros estados, y las mujeres piensan siempre que van a llegar a ser algo serio. Qué ni lo piense. El tipo se baja del avión, disfruta del sexo todo el fin de semana y regresa a su casa. Ella justifica el ir y venir, porque vive en otra ciudad. Hay una excusa incorporada. Los hombres lo llaman una amiga de larga distancia ... con beneficios». «Los hombres son muy pícaros. Tenemos un amigo que le dijo a su novia: “La única forma de que una mujer logre que me case con ella, es que me haga una felación todas las mañanas”. La pobre chica, hizo todo lo que pudo mañana tras mañana por tres años, y él nunca le propuso matrimonio». «El hombre le dirá a la mujer que es inteligente, simpática, sofisticada y que él está interesado en su mente y en su alma (mientras le baja la tanga). Esencialmente, lo que quieren lograr es que no se sienta como un objeto sexual. Entonces, ella piensa “finalmente, ¡he encontrado a un hombre que no me mira como un objeto!” y se mete en la cama contigo. Los hombres lo hacen todo el tiempo. El objetivo es lograr que ella no sepa lo que realmente andas buscando». «Los hombres actúan como el perfecto amante. Dicen algo así: “Nunca he engañado a ninguna mujer. Ya no soy un chiquillo. El tiempo de salir con amigos ya ha pasado. Ahora estoy buscando la mujer perfecta. Contigo me siento diferente, siento que puedo confiarte cosas que jamás he hablado con nadie más”. Si un hombre se presenta de esa forma, generalmente es justamente lo contrario. Y si se expresa perfectamente, lo más probable es que lo ha repetido muchas veces en ocasiones anteriores». «Algunos hombres te llamarán mucho o se mostrarán muy interesados en conversaciones aburridas. Yo me he quedado dormido muchas veces en el teléfono y cuando me he despertado he dicho “¡no me digas!, y entonces ¿qué pasó?”. Cuando un hombre no está realmente escuchándote, no está interesado en ti. Solamente está ganando tiempo para meterse en los pantalones». Hay dos cosas que podemos deducir. Primero, si el hombre equivocado puede saber lo que tú quieres (matrimonio, compromiso o cosas materiales), lo usará para manipularte. Presta mucha atención al hombre que dijo: «Es casi como si le dieras un manual de cómo manipularte. Todo lo que él tiene que hacer es decirte lo que quieres escuchar, y a ti te tomará un par de años darte cuenta». Un hombre casado llamado Gene lo explicó así: «Cuando una mujer dice “si quieres salir conmigo me tienes que proponer matrimonio al final del año”, es como si alguien te dijera “quiero salir esta noche, porque no tengo ganas de quedarme en casa”. En otras palabras, tu único rival es un programa viejo de Seinfeld. Inmediatamente retrocedes cuando tú no eres la verdadera razón de esa relación». Crea tu propio programa y tus límites, y termina la relación si crees que no lo merita. Mientras tanto, no le digas a él cuáles son tus planes o lo que pueda causar la ruptura. Luego, observa con cuidado cómo él lleva el otro 50 por ciento de la relación. Así, sabrás más rápidamente si en realidad funciona. PREGUNTA N.O 2: ¿CÓMO DESCRIBIRÍAS A UNA MUJER SEGURA (ALIAS, UNA CABRONA) VERSUS UNA MUJER INSEGURA? «Lo peor que una mujer puede hacer es ver al hombre todos los días de la semana. Esa es la forma en que se convierte en la chica para la diversión de su “lista de reserva”. Lo que sucederá es que llegará a las nueve en punto y luego se marchará a las diez y media. Si tiene acceso a lo que él quiere, en cualquier momento que lo quiera, no necesitará mover un dedo para mantener la relación».

«Los hombres son competitivos. Cuando un hombre compra un carro que es un modelo de edición limitada, se siente como tiene algo especial. Los hombres que echan carreras de carros en las calles, generalmente lo hacen aunque se busquen problemas, porque lo que verdaderamente les interesa es ganar, conquistar y que su carro sea el mejor. Esa conducta la llevan al trato con las mujeres. Una mujer que le da todo fácil, no le tocará su fibra competitiva. Cuando ella deje de expresar su opinión y comience a estar de acuerdo con todo lo que él diga, será el momento en que se empiece a aburrir». «La mujer nunca debe rastrear al hombre en tres lugares diferentes cuando le ha dicho que posiblemente va a salir a tomar algo. Si te dice “estaré en Cheesecake Factory o en algún bar en la calle 26”, no vayas a buscarlo. Si quieres llegar a tener una relación seria, deja que él sea el que te busque». «Mi prometida fue la primera mujer que me puso en mi lugar. Constantemente me recuerda “nadie te está forzando a estar conmigo”. Si trato de echarle un cuento para tratar de salirme de alguna tarea, me dice: “Quiero ahorrarte tiempo y energía. No me vengas con esa mierda, porque no me la creo”. Yo sé que si me agarra engañándola me parte la cabeza con una sartén. La respeto más que lo que he respetado a ninguna mujer que he conocido». «Si él puede describirla con una sola oración, lo más seguro es que esté aburrido». «Cuando existe la confianza, no tratas de interpretar o procesar demasiado todo lo estás observando. Es algo no permite que la relación lleve su curso normal. Por ejemplo, cada vez que le compraba flores a esta mujer, me recordaba que su ex dejó de comprárselas. Lo que en realidad quería era preguntarme si yo continuaría haciéndolo. Eso me hacía sentir que no estaba disfrutando las flores y que tampoco podía disfrutar de ese momento conmigo». «La mujer nunca debe decir “no me llamas lo suficiente” o “nunca me dices que me amas”. El mejor recurso que tiene una mujer es ser impredecible. Él nunca debe poder entenderla completamente. Cuando él pueda siempre predecir cuál es su próximo paso, habrá perdido una relación duradera. Buscará a otra persona, a la que no pueda comprender o controlar». «Si ella cree firmemente en algo, lo defenderá. Esa es la mujer que yo respeto. No a una “galletita” que se desmorone a la menor presión». «Tienes que aparentar que no te estás entregando completamente. “Aquí estoy. Tómame”. A los hombres les gustan mantenerse intrigados. Piensa en ello. Cuando un hombre selecciona una película, quiere que lo tenga en suspenso desde el principio. Si alguien no pierde un brazo o una pierna, es balaceado o los edificios no vuelan por los aires en los primeros veinte minutos, pensará que le han robado sus veinte dólares». «Una mujer no debe hacer jamás bromas sobre el matrimonio. Había salido dos veces con esta chica. Los dos somos irlandeses. En Irlanda decimos “si me besas tienes que casarte conmigo”. Si quieres casarte, nunca se lo digas. Si lo haces, es lo mismo que entregarle un manual que explique exactamente cómo tenerte en sus manos como a una tonta y cómo utilizar tus puntos débiles».

PREGUNTA N.O 3: ¿CUÁLES SON LAS SEÑALES QUE INDICAN QUE UNA MUJER ESTÁ PERDIENDO SU TIEMPO? «Considera lo siguiente cuando tengas la persistente sensación que siempre te deja esperando. Si cierra la puerta a sus espaldas mientras dice “me tengo que ir” o “hablamos luego”, te está diciendo “te llamaré cuando sea tu turno”. No le creas si te dice que te extraña mucho, cuando regrese para disfrutar del sexo. Si está interesado realmente en ti, no se pasará una semana sin visitarte». «Si te visita una hora a la semana, esa no es una relación seria. Si no van juntos al cine, no se reúnen con amigos, no comen juntos o te dice “no soy persona de hablar mucho por teléfono” cuando no te llama, está claro. Los hombres tienen un comportamiento consistente cuando están interesados en una mujer. Raramente un hombre faltará a una cita con la mujer de quien está enamorado». «Muchos hombres usan la excusa de que están muy ocupados en el trabajo. El trabajo nunca interfiere con lo que él realmente quiere en su vida personal. Si un hombre quiere ver a una mujer, el tiempo aparecerá mágicamente». «Si el hombre está realmente ocupado, dirá exactamente a la hora que te llamará. “No puedo hablar en este momento, pero te llamo a la hora X”. Entonces te dirá el día también. Si te dice “te llamaré en algún momento”, y no dice cuándo, es una señal de falta de seriedad y respeto. Si está de viaje, lo mismo se aplica. Si no puede comunicarse contigo, te dirá el día exacto que estará disponible, no la semana entera». «Si escuchas con frecuencia que la batería del teléfono está descargada o que no hay buena recepción, o que dejó el celular en el carro o en la oficina, te dice con eso que te tiene tan cerca como él quiere tenerte. No tiene mayores intenciones contigo o el menor interés en hacer progresar la relación». «Si han pasado dos años y no te ha dado la llave de su apartamento, no has conocido a nadie de su familia y no te ha hablado de vivir juntos o de boda, la relación va a ninguna parte, porque él no quiere». «Muchos hombres mantienen a las mujeres en una “lista de “reserva”. Si sabe que siempre lo estarás esperando, te pondrá en la lista mientras investiga si otras mujeres son disponibles. Esa es la razón por la que no debes estar siempre a su disposición o permitirle que se sienta demasiado cómodo. Tiene que sentir preocupación de que no podrá encontrarte». «Si un hombre te dice “vamos a dejar las cosas como están”, te está diciendo prácticamente que no ve posibilidades de matrimonio en el horizonte». «Cuando la relación está basada en la comodidad y la familiaridad desde el principio, él no tendrá que hacer ningún esfuerzo. Es fácil detectarlo por las pequeñas cosas que hace y por la forma en que se conduce cuando está contigo. ¿Te acompaña hasta el carro? ¿Te maneja a cualquier lugar o se acerca a tu casa y te toca la bocina? Ah, otra cosa. No lo lleves en tu carro hasta su casa tarde en la noche. Es el trabajo del tonto». «Lo que muchos hombres hacen es pasar por la joyería con la promesa de comprar un anillo, aunque nunca suceda. O miran las revistas de novia y dicen “tu serías una novia mucho más bella”. Luego, tiene que esperar por un ascenso o aumento de suelto antes de poder costear la boda».

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 80 El hombre que verdaderamente piensa que eres “la única” no hablará mucho sobre el matrimonio. Abordará el tema con cautela en el curso de varios meses, porque no querrá ahuyentarte. «Si dice: “El matrimonio es algo anticuado. No es más que un papel. No es necesario. Muchos de mis amigos tienen hijos y nunca se han casado. ¿Para qué casarse?”, tenlo por un buen amigo para ir al cine, y manten las opciones abiertas». PREGUNTA N.O 4: ¿CUÁLES SON LOS SECRETOS DE LOS HOMBRES CON RELACIÓN AL SEXO? «No creas todo de lo que te dice, especialmente en la cama. Un tipo que conozco le dijo a su novia: “Siempre me he preguntado cómo se siente el sexo cuando se está casado. Ay, cielo, esto es lo que se siente cuando haces el amor con mi futura esposa. Eres mi sueño, mi sombra. Mira lo que haces de mí”. Fue lo más repugnante que nunca he escuchado. Ningún hombre le dice a una mujer que la ama y que quiere casarse con ella durante la primera vez que tienen sexo. Si escuchas “creo que te amo” por la primera vez durante un revolcón, debes terminar la sesión en ese mismo momento. Ese no es más que un farsante». «La razón por la que los hombres miran los programas como Sex and the City y Desperate Housewives es para aprender sobre las mujeres. Les preocupa “¿es así mi novia?”. A los hombres les asusta que las mujeres tengan fijación con ese tipo de programa. Queremos pensar que son muy inocente para estar fascinadas con algo tan depravado». «Nunca hables de tu pasado o de la falta de pasado sexual. A un hombre no le gusta imaginarse a otro hombre sudando sobre ti. Siempre que una mujer trate de convencerte de que es una “niña buena”, el 90 por ciento de las veces es justamente lo contrario. Todo lo que digas al respecto te hace ver culpable. Pensará que te acostaste con todo el equipo de fútbol del instituto y colgaron tu camiseta cuando te graduaste». «Si una mujer hace una felación sensacional la primera vez que están juntos, sin ni siquiera pestañar, él pensará: “¿Dónde diablos aprendió a hacer esto?” Si pareces una profesional, puede que también parezcas una prostituta». «Si te acuestas con él enseguida, es muy probable que no esté contigo por mucho tiempo. El sexo de una noche no es algo de lo que él se sienta muy orgulloso. Sabe que esa no es la forma en la que debe suceder». «Los hombres no les dicen a las mujeres que la mitad de las cosas que ven en las películas porno son estúpidas y exageradas. Si una mujer grita en la cama “dámela, papi” inmediatamente se preguntará si ha tenido un pasado turbio». «Muchas mujeres piensan que las conversaciones íntimas después del sexo consisten en confesiones con cierta dosis de lástima. Después del sexo, a ningún hombre le interesa oír lo que a la mujer no le gusta de ella misma o tener que reconfortarla para que se sienta segura. Una de mis novias dijo: “Desearía que mis piernas fueran más largas, de las rodillas a los tobillos. Odio mis caderas, porque son muy anchas”. Eso le dice al hombre que ella tiene baja autoestima y que es alguien de la que se puede aprovechar».

«En ocasiones, el hombre llama a la mujer tarde en la noche para tener sexo. Es posible que se enoje si ella no le dice “ven ahora mismo”, pero al siguiente día, estará más interesado, porque sabe que ella no es una tonta. Lo obliga a comportarse como es debido y no se pliega a cada uno de sus caprichos». «Cuando un hombre está en la cama con una mujer y está realmente exitado, no quiere alcanzar el clímax rápidamente. Comenzará a pensar en cualquier deporte, en que está en las taquillas con un montón de tipos sudados después de un partido de rugby, en que está trabajando en el patio de su casa o en que está arreglando la tubería del lavamanos ... pensará en cualquier cosa para alejar su mente del momento. No quiere que lo tilden de “súper rápido”». «Yo no entiendo eso de que las mujeres se vistan como niñitas. Si una mujer de treinta y cinco años se hace dos trenzas y tiene un perrito que se llama Binky con un suéter rosado y un arreo rosado con pedrería a combinación, no me produce ninguna excitación. Si a un hombre le interesa hacer cosas indecentes con niñas, nunca debe quedarse solo con ellas, a no ser que esté bajo total supervisión». Muchos hombres admitieron que a pesar de que una parte de ellos quiere tener sexo en la primera cita, para su “inmediata gratificación”, en realidad, prefieren esperar, si lo que buscan es una relación duradera. Lo que él quiere es un tesoro de mujer de la que pueda sentirse orgulloso. Si termina en la cama contigo en la primera cita, no te verá como “la única”. Además, si pareces poco impresionada o indiferente cuando te dice todas las cosas que él piensa que quieres escuchar, comenzará a tomarte en serio. PREGUNTA N.O 5: ¿POR QUÉ LOS HOMBRES PONEN A PRUEBA A LAS MUJERES? ¿LO HACEN DELIBERADAMENTE? «Sí, lo hacen conscientemente. La razón por la que los hombres prueban a las mujeres es para conocer todos los ángulos de la persona con la que piensan pasar el resto de su vida. Quieren saber si está más loca que una cabra, o si tiene compatibilidad con él». «La mayoría de los hombres piensa que las mujeres son muy emotivas. Esa es la razón por la que te dará un informe de todas sus ex novias. Mientras algunas tienen la suerte de ser calificadas solamente como reinas del drama, otras son llamadas psicópatas (o esquizofrénicas). Todos los hombres hablan de una ex esquizofrénica y del episodio en que ella perdió los estribos y varios hombres vestidos de blanco tuvieron que atraparla con una red y dispararle un dardo tranquilizante. Ya sabes, lo mismo que hacen con los animales peligrosos que se escapan del zoológico». «Lo que el hombre hará, será observar a la mujer cuando otra mujer se les acerque. Si se recome de celos, se le reflejará en la cara. Todo lo que él tiene que hacer es decir que la mujer tiene un lindo vestido, un pelo bello o una forma especial de caminar. Sabe que eso es suficiente para que su novia se dispare. Se pondrá tan furiosa, que le saldrá humo por las orejas. La verdad es que la otra mujer le importa un carajo y que solo lo hace para sacar a su novia de quicio. Parecerá una inmadurez, pero los hombres queremos probar si todavía nos quieren». «Digamos que tú has dicho que no resistes que la gente esté tarde. Eso queda grabado en su memoria. Si él quiere probarte, llegará una hora tarde y te dará una buena excusa. Si gritas, vociferas e insultas, no te considerará una buen candidata para el matrimonio. Una reacción calmada sería: “Estaba algo preocupada por ti, y me alegro que hayas llegado. La próxima vez, llámame”. Eso le dice que eres una

mujer con clase y elegancia y, lo más importante, alguien con la que se puede razonar. Y esa es la mujer con la que él quiere casarse». «No le preguntes “¿luzco gorda con estos pantalones?”. Te puede responder: “No tanto, pero tienes que dejar el helado”. Lo que hace con eso es mantenerte insegura para que te esfuerces más en complacerlo. Muchos hombres piensan que no es bueno halagar demasiado a las mujeres, porque eso les impide manipularlas. Si necesitas halagos constantes, los hombres piensan que no eres una persona segura de ti misma». «Parte del bienestar de la relación depende de cómo la mujer trata al hombre después de que “ha metido la pata”. Es algo así como tener que vértelas con tu madre. Todos los hombres saben exactamente lo que han hecho mal. Si me hago algo mal y mi mujer no me insulta ni se expresa vulgarmente cuando me regaña, se gana mi respeto. Eso es algo sumamente atractivo para los hombres». «Cuando un hombre está enamorado, no saldrá tan frecuentemente a beber o a pescar, pero le gustará seguir haciéndolo de vez en cuando. Si quiere ir a un club de striptease, comprenderá que no es apropiado, pero si quiere ir a un juego de fútbol, apóyalo. Pregúntale si quiere que prepares perros calientes para después del juego. De esa forma, pensará que el matrimonio contigo será divertido, y que no tendrá que perderse las cosas de las que él disfruta». «Las mujeres no pueden tener ataque de nervios todo el tiempo. Él le perderá el respeto lentamente, y muy especialmente si lo hace delante de los hijos. Lo menos atractivo que una mujer puede hacer es dar perretas como un niño. Nunca querrás que piense así de ti». «Para un hombre, es extremadamente importante mantener el amor y el deseo por su mujer. Si siempre hay un drama diferente, su atracción sexual se desvanecerá. Cada vez que ella sea razonable, fuerte y lógica, el hombre querrá darle la luna». «Debes siempre querer (o por lo menos hacerle creer) que escuchas lo que él tiene que decir. Cuando un hombre siente que es escuchado o comprendido, tiene la esperanza de que todo los resultados serán positivos. Tiene que pensar que no haces juicios infundados y que lo escuchas. Hasta en el caso en que te esté inventando un cuento, debes escucharlo. Eso te dará credibilidad cuando le digas: ‘No existe la menor posibilidad de que yo vaya a comprar esa porquería. Si eso vuelve a suceder, te sugiero que tengas una mejor excusa, porque toda esas sandeces no funcionan conmigo». Ahora que tienes información de primera mano, recuerda mantener la calma y no perderte los estribos. Nada de lo que él hace es para disfrutar morbosamente, sino para atraer la atención. Es como un bebé en su sillita que tira al suelo el sonajero. ¿Por qué? Para que mami lo recoja. La mamá recoge el sonajero y se lo da a su bebé. ¿Y qué hace el bebé? Lo vuelve a tirar. ¿Para qué? Para atraer su atención. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 81 Mientras más control tengas sobre ti misma, mayor poder tendrás sobre su corazón. Una persona en control de sí misma es una persona que puede salirse de cualquier relación, en el momento que quiera. Los hombres saben esto, instintivamente, lo que hace que el control sobre ti misma determine cómo te trata. Adopta la siguiente filosofía: «Me niego a ser un puro nervio. He decidido ser una persona alegre y positiva, y no voy a dar crédito a lo que otros puedan decir de mí». Te

dará verdadero poder y confianza, y no solamente serás un imán para los hombres, sino para el resto de las personas. PREGUNTA N.O 6: ¿A QUE LE TEMEN LOS HOMBRES SECRETAMENTE? «Los hombres le tienen miedo a verse atados a la mujer equivocada, especialmente a alguien que los haga sentirse infelices. Él tiene miedo a que ella lo hostigue como lo hacía su madre y que empiece a parecerse a su abuela. No le tiene miedo a unas cuantas arrugas. No, le tiene miedo a que ella se transforme en alguien desconocido, alguien con la que no querrá irse a la cama». «Los hombres tienen miedo a competir con el NOB (Novio Operado por Baterías). Él quiere creer que su instrumento mágico hace bien el trabajo. Si usas el NOB frente a él y funciona mejor y más rápido, perderá el deseo, porque sabe que no puede competir». «Los hombres sienten miedo a mostrar debilidad. Si tengo un día horrible, lo más posible es que no quiera hablar de mis “sentimientos” con mi pareja. Evitaré que nos encontremos, porque no querré descargar mi problema en ella. Como hombre, quieres mantenerte fuerte ante la mujer que amas». «El hombre tiene miedo a que la mujer maneje su carro. La mayoría de los hombres piensa que las mujeres no aprecian las maquinarias o un buen equipo. El carro de un hombre es su orgullo y su felicidad. Nunca falla. La mujer abrirá la puerta en la acera y la estrellará contra un stand de periódicos. Si él está realmente enamorado de ella, la dejará manejarlo, una o dos veces. Es un gesto simbólico. Eso quiere decir que le tiene confianza y la valora más que a su carro». «Los hombres tienen miedo de perder su estatus o de desmoronarse emocionalmente, y de no poder recuperarse. Esa es la razón por la que los hombres se reúnen alrededor de la hoguera para sentirse fuertes. Cuando te tomas varias cervezas con los amigos, los problemas tienden a desaparecer. Ese es el porqué no quieren verse en el sofá de un psiquiatra o permitir que alguien les alcance un pañuelo». «El miedo más grande de un hombre es que su mujer lo engañe. La mayoría de los hombres teme que eso les pase, especialmente si tienen hijos. Le da mil vueltas en la cabeza. Sabe que si eso sucediera, tendría que enfrentarse con el dilema de anteponer el bienestar emocional de sus hijos a su bienestar emocional. Es el tipo de cosa que arruina la vida». «Tengo pavor de tener hijos estúpidos. Es por eso que no puedo casarme con una mujer con la mirada perdida. Ningún hombre quiere a una mujer que parezca desconectada de la vida, o una mujer sosa sin ninguna chispa. Ya sabes, el tipo de mujer que te hace pensar si en su familia hubo endogamia entre primos». «Los hombres quieren una esposa bonita, pero tienen miedo que si ella le exija los mismos estándares. Los hombres no serían capaces de poder manejar la situación si estuvieran enamorados locamente de una mujer y ella lo pusiera bajo el mismo escrutinio. Si su mujer le dijera “has comenzado a echar barriga y ya no eres tan atractivo”, lo haría sentir la misma presión y entonces correría directamente al gimnasio». «Los hombres tienen miedo de que los hagan hacer el papel de idiotas, les tomen el pelo o se aprovechen de ellos. Ningún hombre quiere convertirse en “una salida a cenar”. Si se ve así, piensa que

no sirve para otra cosa y que no tiene ningún valor. Entonces comienza a sentir resentimiento y a pensar que no puede confiar en ninguna mujer». «Los hombres le tienen miedo al divorcio, porque la corte de divorcios favorece a las mujeres, y si tienen hijos, están fritos». La presión que tienen los hombres de ser “los machos” influencia cómo se relacionan con las mujeres. Recuerda que sus sentimientos no son distintos a los de las mujeres, solamente que los expresan de manera diferente. No importa si aparentase no sentir nada, en realidad, son igual de vulnerables. Ellos, también, pueden ser despachurrados como una uva. Los hombres tienen una profunda necesidad de ser reconocidos y no te dirán que se sienten vulnerables. Si algo les molesta dirán «oh, eso no es un problema», aunque por dentro puedan estar llorando. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 82 Si un hombre te quiere de verdad, se siente vulnerable. En ese momento es cuando más necesita una coraza protectora y cuando, frecuentemente, se comporta con más aplomo. PREGUNTA N.O 7: ¿CUÁL ES LA MEJOR FORMA EN QUE UNA MUJER PUEDE REAVIVAR EL INTERÉS DEL HOMBRE SI COMIENZA A MOSTRAR DESINTERÉS? «No debe hacer nada». «Si un hombre deja de visitarla o de hacer las cosas que antes acostumbraba, ella no debe llamarlo. Es mejor dejarlo que piense que ella ha perdido el interés y que pueda encontrarla. Debe dejar de estar disponible y no acostarse con él. Él es el que tiene que preguntarse “¿por qué no me ha llamado hoy?”». «El viejo adagio dice “no se pierde el agua hasta que el pozo se seca”. Córtale el agua sin darle ninguna razón o explicación. Lo mejor que una mujer puede hacer es eliminar todo contacto, sin aclaraciones, y dejar que sea él quien regrese con un espléndido gesto». «Si el hombre se aparece tambaleando a las 3:00 de la mañana, no dejes que te encuentre en casa. Llama a una amiga y quédate con ella. Eso debe funcionar instantáneamente como una advertencia». «Un amigo mío iba en un bar después del trabajo, todos los días, para beberse un trago. Entonces, esperaba a que su novia comenzara a llamarlo por teléfono para suplicarle que fuera para la casa y para preguntarle a qué hora iba a llegar. En una ocasión, ella no lo llamó. Él comenzó a llamarla y como nadie contestaba, salió corriendo a buscarla. De pronto, se sintió interesado en regresar a su casa. Mientras ella lo estaba esperando, se sentía aburrido». «Una chica con la que salí me dijo: “Te llamo enseguida. En unos cinco minutos. Estoy en medio de algo”. Nunca me llamó. Me dí cuenta, entonces, que me equivocaba al creerme que la tenía conquistada y redoblé mis esfuerzos».

«Para renovar su interés, vete con tus amigas por un fin de semana. Dile que sales de viaje y no le llames mientras estés fuera». «Ella puede despacharlo: “Escucha, si estoy ocupando tu tiempo y sientes que quisieras estar en otro lugar, me parece bien. Todos podemos encontrar a alguien en este mundo”. Si ella reconoce la situación y se la plantea directamente, le estará diciendo que sabe lo que está pasando y que no va a aceptar ningún tipo de faltas de respeto. Eso lo mantendrá a raya». «Haz lo que te gusta. No esperes por él. Ocupa tu tiempo en otra cosa para que él no esté seguro si puede verte». «Nunca querrás ser como un perro que espera en la puerta. El animal lo hará porque lo hace feliz. Si comienzas así, pronto él perderá interés. Si buscas otras actividades y eres independiente, te respetará. No hay nada más atractivo que una mujer que tiene pasión por su propia vida y quiere descubrir cosas nuevas. Él buscará la forma de ser parte de tu mundo y tratará también de ser alguien interesante».

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 83 Siempre que sientas aburrimiento, simplemente cambia la rutina. En cuanto la rutina cambie, se elevará su interés . . . . . . y la relación volverá a ser interesante. PREGUNTA N.O 8: ¿CÓMO PUEDE UNA MUJER SABER QUE EL HOMBRE ESTÁ VERDADERAMENTE ENAMORADO Y PIENSA EN ESTAR CON ELLA PARA SIEMPRE? «Él piensa por dos. Planificará cosas que hacer con dos personas en mente, en lugar de una. Comenzará a tomar decisiones importantes en la vida, donde te incluya: dónde vivir, qué comprar, a dónde viajar. Sus salidas de soltero serán esporádicas para visitar a sus amigos o para un juego de billar ocasional. Te convertirás en su mejor amiga y en la persona con la que querrá compartir su tiempo. Si tiene una semana de vacaciones, pensará en pasarla contigo, no con sus amigos de la universidad». «Su interés por ti será consistente. Si piensa en ti seriamente, no perderá el contacto contigo. No te verá esporádicamente o te llamará de vez en cuando. Por otro lado, cuando todo en el mundo esté primero que tú y lo escuches decir “el primo del hermano del suegro de mi hermana necesita que le cuide los niños, así que no te verte este fin de semana” no pienses que está enamorado. Cuando lo esté, sus salidas contigo no serán intermitentes. Tendrás total acceso a su persona y conocerás todos los aspectos de su vida». «Estará listo para hacer cualquier cosa por ella. Cuando un hombre esta interesado está siempre alerta y listo para complacerla. Hay algo de sudor y nerviosismo en él. Lo puedes llamar a cualquier hora del día y perdirle algo. Si caminas por sobre un charco de agua, tendrás la sensación de que él pondrá su chaqueta para que tú pases. No eres un mueble que ocupa un lugar. Ocupas su mente y sus pensamientos y lo haces sentir un cosquilleo cuando está contigo». «No te dará excusas. No habrá niveles o grados de amor. No dirá “te quiero, pero no estoy enamorado de ti”. Cuando un hombre está enamorado, podrá tener un día malo, pero eso no cambiará su deseo de estar contigo. Si alguien intenta separar el amor en diferentes categorías y distinguir entre el amor con la cereza y el amor con crema batida, no habla de un amor verdadero».

«Es una buena señal si al final del día disfruta conversar contigo. Cuando un hombre está enamorado, te llamará practicamente todos los días, no solamente los fines de semana. Cuando van a cualquier lugar o a salen cenar, nunca carecen de cosas de qué hablar». «No te invitará a salir diciendo “pasa cuando quieras”. Querrá verte en citas concretas, porque eres algo especial para él. Pensará “quiero hacer crecer esta relación, quiero hacerla durar”. Entonces te sentirás valorada, y no usada». «Se pondrá de tu parte aunque estés equivocada. Sus amigos no podrán menospreciarte y protegerá tus sentimientos. Si una compañera de trabajo lo llama en medio de la noche, le dirá que no lo llame a esa hora. Siempre sentirás que eres lo primero en su vida». «Te dará completo acceso a su vida. A los seis meses no te dará menos atención que durante el primer mes. En algún momento hasta te dejará contestar su teléfono. Te invitará a participar, prácticamente, de todas sus actividades». «Hará lo indecible. Si está locamente enamorado, te dedicará todo el tiempo del mundo. Hará cosas por tí, será considerado, querrá complacerte, tratará de alegrarte si estas triste y disfrutará de cada minuto contigo, porque eres la persona que más valora». «Te pedirá que te cases con él». Por sobre todas las cosas, te respetará como mujer. Cuando un hombre está enamorado, nunca se referirá a ti como “mi jeva”, “mi vieja” o “mi domadora”. Dirá que eres su novia, su mujer, su esposa o su prometida. Hablará de ti con respeto, porque te ve como la mujer de sus sueños. 7 PREGUNTAS Y RESPUESTAS DE LOS LECTORES Las preguntas más frecuentes Nunca le permitas a nadie ser tu prioridad, mientras tú seas su opción. —NINA POTTS-JEFFERIES

Locamente enamorado Le escucho decir a los hombres con frecuencia que las mujeres están locas y son emocionalmente inestables. Algunos hombres han creado categorías. En su opinión, pueden ir de ligeramente irracionales ... a completamente psicóticas. Los hombres son conocidos por reunirse para ver un partido de golf con unas cuantas cervezas y conversar sobre la salud mental de sus más recientes conquistas. «Conocí a esta chica, que parecía estar en control de sus hormonas». Nota que siempre hablan de una ex novia. Ya sabes, la que perdió la razón y fue poseída por demonios, causando el fin de la relación. Por supuesto, él no tuvo que ver nada con el asunto. Él fue un ángel ... y para su sorpresa ... un buen día se despertó junto al exorcista. Es posible que esa sea la razón por la que las mujeres se echan la culpa de todo. He perdido la cuenta de las veces que las he escuchado decir: «Siempre arruino todas mis relaciones. Creo que tengo un problema». Ese análisis lo ha hecho su novio (que se cree terapeuta) y al poco tiempo, la pobre mujer comienza a dudar de su salud mental. «Me ha dicho que me comporto como una loca y que no soy normal. Pienso que estoy perdiendo la razón». Luego, busca un garrote y comienza a golpearse a ella misma, repetidas veces.

Es importante recordar que el matrimonio es para siempre. Tener un novio no consiste en que alguien te ponga un sello de “aprobado”. Es el período en que evalúas a la persona con la que te vas a casar, para saber si vale o no compartir la vida con él. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 84 Cuando una mujer puede reírse de sí misma y no toma las cosas personalmente, aparenta ser más estable. Este capítulo está diseñado para ayudar a la mujer que es buena con todo el mundo ... menos con ella misma. Ella cree que todo lo malo que le pasa es su propia culpa. Para ayudarte a controlar tus emociones (o como dicen los hombres, “a tener control de tus hormonas”) sería conveniente que leyeras lo que les sucede a otras mujeres. Las siguientes situaciones, relacionadas con citas amorosas, te resultarán familiares ... Querida Sherry: Al principio, Greg me enamoró y me dijo muchas cosas románticas. Habló de que quería volverse a casar en Fiji. Durante una cena me acarició la mano izquierda y me preguntó: «¿Prefieres oro amarillo, oro blanco o platino? ». (Adelantemos el tiempo a un mes después). De pronto, no recordaba nada de lo que me había dicho (una forma común de amnesia en los hombres; los síntomas incluyen olvidar todo lo que han dicho antes de tener sexo). Estoy confundida. Nunca le dije lo que yo quería y seguí tus consejos. ¿Cómo fue posible que me manipulara de esa manera? Atentamente, Robin Esa es una buena pregunta, porque no se trata solamente de lo que dices sino de cómo actúas. Vamos a suponer que no hablaste nada de matrimonio, de hijos o de un futuro juntos, felices para siempre. Fue él quien dijo algo cariñoso y romántico. Si ve que abres los ojos y se te ilumina la cara cada vez que habla sobre bodas, casas, hijos y el futuro a tu lado, no importa quién toque el tema. Puedes tenerlo todo reflejado en la cara. Los hombres olerán tu deseo de comprometerte, como un tiburón que huele a una foca con una aleta herida, que sangra en el océano. Literalmente, los tiburones pueden oler una gota de sangre a cinco millas de distancia. Regresemos a ese principio “romántico y maravilloso”, porque ahí fue donde falló la comunicación. No es que los hombres no se enamoren, sí lo hacen, pero es algo que sucede más tarde. Aunque veas un hombre casado, con un minivan y un arnés con un bebé a las espaldas ... no necesariamente significa que eso fue lo que se propuso. Al principio, el plan consistió en desnudar a la mujer. Después de todo, él es una criatura de sangre caliente con abundante testosterona, y debido a sus hormonas ... solo experimenta tres emociones: • Mal humor • Hambre • Excitación sexual ... y no necesariamente en ese orden. Dicho de otra manera, el hombre será amable y encantador si piensa que te acostarás con él. Es el juego preliminar verbal. Tú usas perfume ... él te abre la puerta del carro ... tú le dices que solo has tenido tres novios en toda la vida ... y él te dice que está buscando una relación seria y que reúnes todas las cualidades que las otras mujeres no tuvieron. Es una charla promocional. He aquí una analogía. Piensa en él de la misma forma que lo harías sobre un animal que está entrenado para hacer trucos frente a una audiencia, como una foca o una nutria marina en Sea World.

Cuando sostiene una pelota en la nariz, no está tratando de demostrar su excelente coordinación, ni lo hace para impresionar a los espectadores. Lo hace por una sola razón: para que le den el salmón. Lo mismo sucede con los hombres: Si te invita a comer y te envía flores, estará sosteniendo una pelota en la nariz. Algunos hombres lo hacen mejor que otros ... y algunas focas pueden aplaudir cuando la pelota está en la nariz. Se hacen esto por la misma razón: para obtener una recompensa. Si quiere el premio, tiene que ganárselo. Las mujeres dicen: «Me niego a ir a la cama con un hombre que no esté interesado en una relación seria». Eso le da municiones que usará contra ti. Si vio un episodio de Sex and the City, leyó una revista para mujeres o un libro sobre relaciones, sabe que el uso de palabras clave como “amor” o “compromiso” son el boleto para meterte en la cama. Los hombres estudian esas cosas para saber lo que a las mujeres les gusta oír, y luego prometérselas. Un hombre llamado Bradley explicó: «Los hombres dicen cualquier cosa y las mujeres se agarran de ella. El hombre puede hacer un pequeño comentario y ella pensará enseguida que sus sueños se están haciendo realidad». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 85 Los hombres no creen que ellos engañan a las mujeres. Ellos creen que las mujeres se engañan a ellas mismas. Si él te decepciona, no se cree culpable. Pensará: «Ella no está enojada conmigo. Ella está enojada porque su plan no está funcionando». Eso no quiere decir que él no te quiere, no te adora y no piensa que eres la mujer más sexy de mundo. Lo que quiere decir es que, para garantizarse el sexo, los hombres te engañarán sobre sus intenciones sobre el compromiso y el matrimonio. Por lo tanto, no le creas nada de lo que te diga al principio. Tu función, en ese momento, es mantenerlo interesado y hacer que te tome cariño. ¿Y después? Entonces comenzarán las negociaciones. Un poco de indiferencia lo engancha Existe la forma de lograr una relación seria, pero acostarte con él enseguida y tratar de ponerle un arreo no son las formas de hacerlo. De lo contrario, tienes que impresionarlo. ¿Cómo? Aparentando tener cierto interés por él, pero no hacerlo muy obvio. ¿Por qué? Porque eso no es lo que ha experimentado hasta ahora. Al principio, todo lo que toma es tratarlo con un poco de indiferencia. Funciona siempre como un detonante. Si el hombre no sabe cuáles son tus intenciones (completamente) y no está seguro de lo que quieres, te respetará más y te tratará mejor. ¿Por qué? Porque no tiene “la palanca” o el control al que está acostumbrado. Tienes que ser capaz de sentarte junto a un hombre, besarlo y abrazarlo ... y a la vez, mantenerte emocionalmente a diez pies de distancia. Aunque estés sentada sobre sus piernas, tu corazón debe quedarse bajo llave en el maletero del carro, junto con la llanta de repuesto. Puedes ser cariñosa y afectuosa, pero no te digas “¡este es el único!” y no comiences con aquello de que “es diferente y me hace sentir algo que no he sentido en años”. Lo que debes pensar es “quiero saber más de él y, mientras tanto, voy a disfrutar de este momento; si no funciona, ya habrá otros leones en la selva”. La mayoría de las mujeres comienza con mal pie, porque muestran lo mucho que él les interesa demasiado rápido.

(Video) Dalen's Closet | Vox Machina One-Shot

Pronto se verán cayendo en picado (solas) después de que él haga la siguiente observación: «Ella no está en control de sus emociones» o como explicó un hombre llamado Connor: «Cuando conozco a una mujer y salgo con ella varias veces, me pregunto quién está en control, ¿ella o sus emociones?». Si son tus emociones, te encontrarás a su merced. Es algo propio de los hombres; aprenden a temprana edad que revelar lo que se siente es señal de debilidad. Cuando hablé con ellos, escuché las siguientes frases con frecuencia. «No puedes mostrar debilidad ... esto es señal de debilidad ... aquello es señal de debilidad». Lo bueno es que la mayoría de las mujeres que conoció antes resultaron ser muy débiles, por lo que si tu debilidad no es muy acentuada, saldrás ganando en comparación con las demás.

Hagamos la comparación: Fórmula para el fracaso: Falta de control emocional = Desesperación por mantenerlo = Todo fácil para él El reverso de la moneda: Recuerdo una conversación que tuve con mi madre en mis años de universidad. Tenía la edad en la que las mujeres piensan que lo saben todo y que sus madres no saben nada. Estaba de visita en la casa de mis padres por los días de fiesta. En ocasiones, yo decía algo absurdo y escuchaba la risa pícara de mi madre, que movía la cabeza de un lado a otro pensando en lo que quería decirme y lo mucho que yo tenía que aprender. Yo le preguntaba «¿qué le hacía tanta gracia?» y finalmente me lo decía. Este es un ejemplo de esas ocasiones. Estaba yo despotricando de un hombre que no me gustaba mucho y con el que había salido un par de veces. Le dije a mi madre que no podía lograr que él me respetara. Mi madre comenzó a reírse con su risa pícara y a mover la cabeza. Finalmente le pregunté por qué se reía y me dijo: «Si estás esperando que alguien te respete, vas a tener que esperar por mucho, mucho tiempo». Luego me dijo «piénsalo» mientras continuaba mirando su programa de televisión favorito. Media hora después, cuando el programa en la televisión había terminado, le pregunté por qué tendría yo que espera por mucho, mucho tiempo. Mi madre me respondió: «Nunca debes permitir que nadie determine cómo piensas de ti misma. ¿Quieres respeto? Tienes tú que respetarte». En ese momento, comencé a explicarle que yo me respetaba a mí misma, pero me interrumpió. «No, tú no te respetas, porque de lo contrario no te asociarías con gente que no tiene respeto por ti». Esa fue la lección que aprendí a una edad temprana: ¿Quién es responsable de que una mujer sea tratada con respeto? ¿Le damos poder a un hombre para que sea su opción, o nos hacemos nosotras responsables? Ese momento crucial en mi vida, inspiró el siguiente capítulo.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 86 Si tienes control de tus emociones y de ti misma, tendrás mayor control de cómo eres tratada y cuánto eres respetada. No tienes nada que ganar. Muchas mujeres piensan que son culpables de que no las respeten. He llegado a la conclusión de que, en el 90 por ciento de los casos, no tiene nada que ver con la persona que no se siente respetada. Las personas con alta autoestima y con buenos valores tratan bien a las otras personas. Las personas con una autoestima baja y débiles de carácter maltratan a los demás. Eso dice muchos sobre ellos. Leo Buscaglia dijo: «Solamente los débiles son crueles. Esperar nobleza solamente de los fuertes». Además, una persona débil no debe influir en cómo piensas de ti misma. Cuando pongas en práctica los principios de este libro, comprenderás que el objetivo no es frialdad o crueldad. La realidad es: Los hombres disfrutan de ser inquisitivos. Otra realidad: Los hombres disfrutan de un poco de suspenso. También, es realidad que no hay nada cruel o malo en ello. Si no puede saber cuáles son tus intenciones y no puede saber siempre cuál será tu próximo paso, te respetará más, y te tratará mejor. Eso es lo que eleva las posibilidades de que se sienta atraído hacía a ti y llegue a enamorarse. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 87 Si alguien parece no respetarte, no pierdas ni un segundo de tu tiempo con esa persona. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 88 Cuando ella no tolera el maltrato y es inteligente, el hombre es menos propenso a querer condicionarla a conformarse con poco. Una comparación: INTENSIDAD EMOCIONAL UN POCO DE INDIFERENCIA Si él piensa que te ha conquistado completamente durante el primer mes ... ... pensará que tiene el control total. Eso le hará perder interés y querrá verte con menos frecuencia. Entonces, comenzará a evaluar en qué puede salirse con la suya. Si piensa que tienes curiosidad e interés en aprender más sobre él, y no sigues la misma rutina que las demás mujeres ... se preguntará «¿por qué no puedo lograr impresionarla?». Pensará que, si no se comporta como un caballero, no se lo perdonarás. Entonces, comenzará a verte como una persona real y no como una diversión más. Comenzará a darse cuenta de que eres mucho más de lo que aparentas, y eso lo mantendrá interesado. Él quiere saber si vives en un cuento de hadas y sueñas con ser una princesa cuando seas grande, o si eres una mujer independiente, sensata y con metas propias. Los hombres evalúan y analizan a las mujeres. Cuando ven que sabes mantener la distancia, que no pueden alcanzarte fácilmente y que no le das libre acceso, se sienten atraídos y más interesados. Se sienten atrapados si no pueden ejercer el poder mental al que están acostumbrados, porque no aún no han podido conquistarte. En ese momento la relación se convierte en un desafío que él disfrutará más. «Tengo que hacer un mayor esfuerzo por ganármela». Así, lograrás un cortejo auténtico. Algunas mujeres tratan de comunicar su estrategia y la expresan verbalmente. La siguiente carta muestra una forma en la que puede resultar contraproducente.

Querida Sherry: Soy un mujer con carrera y vida propias. Los hombres se dan cuenta. Además, les digo que no voy a tolerar porquerías de ningún tipo y que tienen que dejarme ser quien soy. Quiero ser capaz de mostrarles lo que me hace feliz y lo me hace infeliz. Quiero poder hablar abiertamente, y de cualquier cosa. ¿Un buen hombre no querrá que yo sea sincera y genuina? Soy una mujer fuerte, pero con frecuencia, los hombres se sienten intimidados. Niña buena, anónima PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 89 Lo más importante es romper el patrón al que él está acostumbrado. Los hombres no les tienen miedo a las mujeres fuertes. Michael nos explica: «Los hombres no les tienen miedo a las mujeres fuertes, a lo que le tienen miedo es a una mujer con músculos fuertes en la mandíbula y cuerdas vocales hiperactivas». En otras palabras, ningún hombre quiere una mujer que le “haga polvo” su partes privadas. Luego, nos cuenta: «Muchas mujeres no se dan cuenta de que la boca es su peor enemigo. Si lloriquea o se queja mucho, no importa que sea la mujer más bella del mundo. (¿Traducción? No tiene control emocional). Recuerdo una cita a ciegas donde tuve que recoger a una mujer y manejar por cuarenta minutos para encontrarnos con otra pareja en un restaurante. Todo el trayecto se lo pasó diciendo: “Tengo hambre. Me muero de hambre. Tengo hambre. Me muero de hambre. ¿Cuánto tiempo falta?”. Ella sabía dónde estaba el restaurante y cuánto tiempo tomaba llegar, pero me hostigó todo el tiempo y no cesó de decir lo incómoda que se sentía. Mucho antes de llegar al restaurante, decidí que jamás volvería a salir con ella, a ninguna parte». Para un hombre, la peor pareja es la que, no importe cuánto él le dé, nunca es suficiente. Mientras menos te expreses verbalmente, mejor. Mientras estés hablando, no podrás estudiar lo que él hace o lo que intenta hacer. Ganas más con “volar por debajo del radar” y utilizar tu lado femenino. La feminidad desarma a los hombres, porque ellos no tienen defensas contra ella. Los hombres no le tienen miedo a las mujeres fuertes ... ellos respetan las mujeres que han perdido su lado femenino. Dolly Parton, una de las más exitosas mujeres de negocios y una respetada compositora de Nashville, dijo algo muy interesante recientemente en una entrevista en el programa 60 Minutes: «Muchos hombres pensaron que yo era tan tonta como aparentaba. Parezco una mujer, pero pienso como un hombre, y me ha sido de gran ayuda en este mundo de los negocios; porque mientras ellos piensan que yo no sé lo que está pasando ... ya he tomado el dinero y me he marchado». Su feminidad la mantiene clandestina. Se mantiene con ventaja, al volar por debajo del radar. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 90 Como regla general, no telegrafíes o anuncies lo que quieres. No solo estarás comunicando cuál es tu estrategia, sino que también le estarás restando misterio a la relación. Si no te gusta lo que ves, habla del tema cuando venga al caso. Si su respuesta no es aceptable, déjalo. Pero no le envíes telégrafos al hombre (que apenas conoces) por anticipado, de lo que te hace feliz o lo que te enoja. Si lo haces, puede utilizar esa información para manipularte. Hará lo que te guste hasta que consiga lo que quiere, o lo hará para que lo perdones por algo que ya ha hecho mal. Así son las cosas ...

Querida Sherry: He estado saliendo con un hombre de forma esporádica. Parece ser un círculo vicioso. Hemos estado en un loco carrusel por dos años. En la cama, la pasión es intensa, pero fuera de ella no se entrega emocionalmente y nuestra relación no progresa. Lo he dejado un millón de veces, pero luego me persigue con emails, llamadas y se presenta en mi casa o en el trabajo. Me dice «esta vez va a ser diferente» o «voy a cambiar». Me ruega que no lo deje y me dice que me necesita. Vuelvo con él, pero se porta bien por uno o dos días y luego resulta ser la misma persona egoísta de siempre. Lo amo, pero esta montaña rusa emocional me está afectando. Niña buena, anónima Si hay algún hombre leyendo esto, estarán muertos de envidia. «Tanto sexo maravilloso ... ¿y gratis?». Él no tiene altas y bajas porque está indeciso. No. Está actuando así porque con eso manipula a la mujer y mantiene vivas otras posibles relaciones. Vamos a definir la relación de “altas y bajas”. Si piensas, «nos reconectamos, nos acostamos y así podremos llegar a una relación seria», estarás permitiendo que te manipule. Cuando un hombre que conoces desde algún tiempo te llama una vez a la semana, no puedes pensar que tu plan está funcionando, porque él pensará «con esta me puedo acostar cada dos semanas» y luego tratará de encontrar a otra con la que se pueda acostarse mientras tanto. Con frecuencia escucho a las mujeres decir: «Pero yo lo quiero de verdad y nuestra química es maravillosa. ¿Cómo puedo lograr que se interese más en mí?». Aparentemente no pueden aceptar que las están manipulando y que esa persona no va a cambiar. Otra de las preguntas que más escucho es: «¿Cómo puedo dejar de pensar en él? ¿Cómo puedo dejar de quererlo tanto?». Si estás haciendo dieta, no es recomendable que pienses constantemente en pastel de chocolate, ¿no es así? Lo mismo funciona con las relaciones. Muchas mujeres sienten tanto miedo de perder al hombre, que no pueden dejar de pensar en él. Si eliminas esa obsesión insana, resuelves el 90 por ciento de los problemas y eliminas todo el dolor. Cuando una mujer deja de estar obsesionada, los hombres lo perciben. Con frecuencia obtienes lo que quieres y ganas el poder sobre la relación. Si quieres controlar tus emociones, debes que controlar tus pensamientos. Eleanor Roosevelt dijo: «Tienes que hacer las cosas que piensas que no puedes hacer». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 91 Si una relación es intermitente en el primer año, es una señal inmediata de que estás perdiendo tu tiempo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 92 Tienes la mejor oportunidad de obtener éxito con un hombre, cuando no estás aferrada. Si estás comenzando una relación y quieres mantenerte firme o estás terminando una y quieres distanciarte, el siguiente ejercicio te servirá de ayuda. La clave es dejar de pensar en él, completamente y de un tirón. Cómo dejar de pensar en él Cuando comiences a pensar en él, DETENTE. Reemplaza el pensamiento de él, conscientemente, con otro pensamiento o con alguna actividad.

Deben ser pensamientos o actividades agradables. La clave es buscar una distracción, inmediatamente. Hazlo repetidas veces cada vez que él te venga a la mente. Sé creativa. Inmediatamente ponte a mirar tu programa de TV favorito, come tu comida preferida, ve al gimnasio o sale a pasear. Cada vez y siempre que pienses en él, sin excepción, para de preocuparte y de sufrir, y haz el esfuerzo por experimentar lo contrario. Haz algo que te haga sentir bien. Si estás en el trabajo, tómate tu cafe preferido. Si estás en el carro, pon la música que te guste. Cuando los niños lloran, los tratan de distraer con juguetes, ¿correcto? Tienes que romper el espiral de negatividad y hacer un esfuerzo por concentrarte en cosas positivas y que no tengan nada que ver con él. Si lo haces diez veces al día por varios días, dejarás de obsesionarte en él. Así es como eliminas el dolor y vuelves a tomar control de su vida. En Paradise Lost, John Milton escribió: «La mente es dueña de su propio lugar, y en él mismo puede crear un cielo de infierno o un infierno de cielo». En el capítulo 2 hablamos de no salir todo el tiempo con un hombre que acabas de conocer, o de no salir con él muchas noches consecutivas, y las lectoras siguen ese consejo. Donde comenten el error es que mientras no están juntos, piensan en él constantemente y, con eso, crean una dependencia insana. Si vas a pensar en él las veinticuatro horas del día, más te vale mudarte con él la primera semana. Mientras tratas de olvidarlo, debes hacer una reevaluación del “premio”. Si todavía no es capaz de darte lo que quieres, debes preguntarte si de verdad aún lo amas. Puede que sea un niño malcriado en el cuerpo de un adulto y que no haya tenido la oportunidad de convertirse en hombre ... y su mamá todavía le lava la ropa, lo que le da un falso sentido de grandiosidad. Cuando te encuentres con un hombre así, no pienses que has perdido el atractivo. Tienes que levantarte, sacudirte el polvo y decirte: «Esta no es la persona que yo creía que él era. Tengo que continuar con mi vida, y poner mis energías en otro lugar». Como dijo Maya Angelou: «Cuando la gente te muestre quienes son, créeles ... la primera vez». Un hombre de verdad quiere ver feliz a su esposa o a su novia, emocionalmente. Es parte de su ego. «¡Quiero ser lo suficientemente hombre para complacer a mi mujer!». Eso lo hace sentir como un semental. Ahora vamos a definir qué es ser feliz: La felicidad no consiste en recibir sobras. No lo tomes de forma personal. No tiene nada que ver contigo. Muchas personas no tienen lo que se necesita para mantener una relación y no hay nada que puedas hacer para cambiarlo. Puedes bañar a una mofeta en perfume, con la esperanza que se convierta en un perrito. Al final, el olor pasará y lo que tendrás en las manos será una mofeta. Cuando mires a la persona que tratas, lo que ves, es lo que él es. No cambiará. Podrá cambiar de carrera, de manera de vestir, de prioridades o de residencia, pero seguirá siendo el mismo.

El hombre que piense que está bien que te dé la sobra de su vida y de su tiempo, carece de los dispositivos básicos para mantener una buena relación. Comparémoslo con un dentista para explicarlo mejor. No importan cuán maravilloso sea el dentista, si el paciente le tiene terror. Cuando te sientes rechazada por alguien, piensa que es algo sobre lo que no tienes control. Todas las personas tienen que disponer de un mecanismo o dispositivo para hacer funcionar la relación. ¿Qué es el dispositivo básico emocional? − Carácter y decencia − Una persona que defiende sus principios − Consideración hacia los demás − Apreciación de la bondad − Sentido de la proporción: cuánto dar y cuánto recibir − Lealtad hacia los que te son leales

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 93 Un buen hombre no está pensando “¿qué puedo tomar?”, sino “¿qué puedo dar?”. Tuve un profesor que dijo: “Da a esas personas importancia ... las personas que te dan importancia.” No es muy difícil, si todo el mundo hace un esfuerzo. Y si se ha hecho difícil, y sientes como un trabajador esclavo en esta relación, deja de castigar a ti mismo. La miseria no es un beneficio. Tienes control total sobre cómo sientes. Es posible que sientes que estás esposada y atada, pero tienes en tus manos la llave de esas esposas y puede quitarselas fácilmente. Si estás saliendo con un hombre por algunos meses, y le permites que te vea una vez a la semana, para tener sexo, y en además de eso esperas algo más de la relación, le estarás dando la señal de que puede aprovecharse de ti. El sexo no es algo que debes utilizar para premiar a alguien o para lograr una relación. Sexo es algo que haces con el hombre que te quiere y que se ocupa de ti. Si después de varios meses no han hablado por lo menos un día sí y un día no, no debes considerarlo una relación. Ese es, generalmente, el momento en que el instinto de la niña buena cobra velocidad. Esta es la sucesión lógica: «Era maravilloso al principio». «Debo haber hecho algo mal». «Tengo que ... hacer más ... esforzarme más ... alcanzar niveles más altos ... y golpearme a mí misma hasta caer extenuada y decirme que no valgo la pena». La vida ya es suficientemente dura; no necesitas que alguien la haga peor. No, no siempre eres tú la responsable. Es posible que él no sea la persona adecuada o que, simplemente, no tenga el dispositivo básico (ni lo tendrá con ninguna mujer). Por lo tanto, recuerda observar y esperar. Y mientras lo conoces más, colócate un paracaídas en el corazón. Cuando tengas delante un buen hombre, podrás evaluarlo mejor si regulas o dosificas lo que le das al principio. Sus buenos valores aflorarán. Cuando entregues una parte de ti y esperes ser correspondida, un buen hombre no se hará esperar.

Si se distancia, un poco de indiferencia de tu parte actuará como detonante, porque tendrá en cuenta tus sentimientos. Una mujer puede saber si un hombre está interesado en ella si él recuerda lo que a ella le gusta y hace lo posible por hacerla feliz. Eso es lo importante: tu felicidad y tu salud. Nunca te preocupes por lo que un hombre piensa de ti, hasta que te demuestre que quiere hacerte feliz. Si tu felicidad no es lo que tiene en mente, mándalo al mismo lugar de donde vino, porque no tendrás beneficio alguno en tratar de conquistarlo. Al final, la felicidad, la alegría ... y sí, tu “estabilidad emocional” ... son los únicos indicadores de lo que realmente necesitas.

8 DE “ES POSIBLE” A“ACEPTO” Cómo abordar las delicadas conversaciones sobre el compromiso y el matrimonio Protégete para que nadie te pase por arriba, te ponga límites o te ponga un pie encima. Solo di: «Un momento. Yo valgo mucho, querido». —MAYA ANGELOU Bajar del carrusel Romeo conoce a Julieta en un mundo perfecto. Después de un año de un cortejo extraordinario, él alquila un jet Lear, la lleva a una isla privada, se hinca de rodillas y le propone matrimonio. Entonces los fuegos artificiales cubren el cielo, los planetas se alinean, los pájaros cantan, los gatos y los perros saltan juntos de alegría a la puesta del sol y todo el mundo regresa feliz a casa. La dura realidad: La mayoría de las veces, las propuestas de matrimonio no ocurren como en las películas. Es posible que recibas un buen anillo y te proponga matrimonio de forma agradable, pero no siempre suceden a la vez (a no ser que él conoce a un gran guionista o que pase mucho tiempo en Hallmark). A veces, todo ocurre de la forma más simple. En un lugar privado el hombre dice: «Muy bien, muy bien, vamos a mirar anillos, te lo juro. Pero faltan dos minutos para que se acabe el partido. ¿Podemos hablar de esto en otro momento?». ¿Has notado la reacción de los hombres cuando aparecen los comerciales de joyas? La razón por la que los hombres odian esos comerciales es porque, literalmente, pueden sentir como aumenta la tensión. «Por el día de los enamorados, demuéstrale que la quieres. Los diamantes son para siempre». Entonces, muestran a una mujer desbordante de felicidad con música sentimental de fondo. Entonces, los novios corren a la playa, ella con su traje de novia, él con su esmoquin. «Que tu amor sea tan duradero como un diamante». Cuando termina el comercial, su novia se mira la mano izquierda haciendo pucheros, como una niña a la que se le ha caído el helado. Como en las tiras cómicas, un globo de diálogo aparece sobre la cabeza de ella: «¿Dónde rayos está mi anillo?». Mientras tanto, sobre la cabeza de él, se puede leer en el globo de diálogo: «¿Quién es el pendejo de la Avenida Madison que ha decidido interrumpir el partido de desempate con esta porquería?». Como la mayoría de las mujeres no sabe qué decir ni cómo abordar el tema del compromiso, este capítulo las ayudará a mejorar sus destrezas en esa área. La información que están a punto de leer está basada en material obtenido de un grupo de hombres que se comprometieron recientemente o que ya están casados. La primera cosa en la que estuvieron de acuerdo unánimemente fue en la siguiente:

Si de “negociaciones” se trata, la forma en que la cabrona aborda el tema funciona mejor que lo que una típica niña buena haría para conseguir que le proponga matrimonio. La cabrona no hace pucheros. No dice sutilezas. No hostiga. Nada de nada por todo un año. Ella sale a pasear, se divierte, no enseña sus cartas ni menciona el compromiso. ¿Por qué? Porque al año, él ya estará enamorado. Ya lo tendrá enganchado. Él deseará tenerla siempre a su lado. No es una imposición ... o una obligación. Es el premio por el que ha trabajado y se ha ganado ... casi. Todo eso hace que ahora ella sea importante y tenga poder. La cabrona aborda el tema con cautela, por dos sencillas razones. La primera, porque sabe que los hombres no son estúpidos. Él no tiene que ser campeón de deletreo para comprender que la mayoría de las mujeres no exactamente van a considerar un éxito rotundo el haber vivido con él por un todo año; a no ser que haya sido criado por una manada de lobos. La segunda razón por la que aborda el tema con cautela es porque sabe que después de un año es tonto preguntarle «¿a dónde se dirige esta relación?». Si él no ha tocado el tema, no ha pedido que te cases con él, o te ha dado una indicación clara de que lo va a hacer en cualquier momento, la situación es más clara que el agua: Él lo quiere todo; quiere tener el pastel y también comérselo. Jeff, recién casado, lo explica: «Yo viví con otras mujeres antes de casarme. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 94 Tienes mayores posibilidades de comprometerte, cuando el hombre no se siente presionado.

Y todos los hombres saben que después de un año o dos, la mujer pierde un poco de su dignidad y, verdaderamente, el hombre pierde respeto por ella si se mantiene a su lado porque, en cierta medida, el hombre sabe que la relación ya no requiere esfuerzo alguno de su parte. O sabe que puede disfrutar de ella hasta que decida dejarla. Si ella quiere continuar, él podrá pensar “buenísimo, no tengo que casarme con ella”, pero luego se dirá “¿por qué ella me permite todo lo que quiero?”. Hay algo en ella que no anda bien». En otras palabras, el hombre comienza a perderle el respeto. Piensa que es ingenua, o que está desesperada. Le parece menos atractiva porque sabe que se está aprovechando de ella y que ella no hace nada por evitarlo. Como dicen en Hollywood: “Te matan mientras te dan ánimo”. Así es, generalmente, como comienza el proceso de devaluación. «Por qué tengo que apreciarla y valorarla?». Incluso otras suposiciones más elementales están detrás de esta: «Tengo la opción de tenerla hasta que me canse de ella o hasta que me encuentre algo mejor. Voy a disfrutar de la situación hasta que decida regresar a mis días de soltero». Y ese nivel de seguridad y poder es, precisamente, lo que una cabrona no le permitirá. Esto se relaciona directamente con el porqué los hombres se casan con las cabronas. La cabrona tiene convicciones fuertes. Por muy doloroso o temible que resulte, ella lo dejará si no le proporciona lo que ella quiere. ¿Y saben qué? Esa es, precisamente, la razón por lo que ella obtiene lo que quiere. Cuando la cabrona envía, sutilmente, el mensaje de que no va a esperar eternamente comienza una negociación como en cualquier otro escenario. Cuando una de las partes está a punto de retirarse de la sala de negociaciones, la otra parte tiene que presentar una oferta mejor.

Dicho esto, no puedes darle un ultimátum, pero he aquí lo que puedes hacer: Debes tener una o dos conversaciones con él. La primera, una sesión para obtener información, y si no te agrada lo que escuchas, la segunda conversación tendrá un tono más serio. Si ha pasado un año y quieres que te proponga matrimonio, la primera conversación debe ser directa y al grano. Algo así: «Hemos estado saliendo por un año. Te amo y creo que eres maravilloso. Acepto las cosas como son, pero quisiera algo más de lo que tenemos en este momento y no veo que nuestra relación esté progresando». (Luego, mantente callada). Mientras menos digas, mayor poder tendrás. El objetivo es lograr que no se sienta intimidado y que se sienta cómodo con una conversación casual. Debes tener cara de jugador de póker y no mostrar emoción alguna. ¿Por qué? Porque quieres que te diga la verdad. No quieres que hable por hablar o que diga lo que quieres oír. Lo que quieres es una respuesta honesta. Puede ser que esté locamente enamorado de ti y que ha estado preparándote una sorpresa. Puede darte la idea de que van pasar un fin de semana en algún lugar o, puede preguntarte si quieres ir a ver anillos. Si su repuesta no es lo que querías escuchar, y tienes la impresión de que está evadiendo el tema a toda costa, esa una señal de que tienes que comenzar a verlo con menos frecuencia. Reduce en un 60 o 70 por ciento el tiempo que pasen juntos. No estés disponible más que uno o dos veces en un período de dos semanas. Planifica un viaje de fin de semana con tus amigas (algo que los deja de piedra, porque no saben cuáles son los consejos que te dan tus amigas). Si te pregunta con quién estás saliendo, asegúrale que no hay nadie más. Mantente ocupada y fuera de su alcance. No tienes que darle explicaciones. Él sabe por qué. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 95 La cabrona no se permitirá continuar con un hombre que está pasando el tiempo con ella hasta que encuentre algo mejor. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 96 Una mujer fuerte no hace alusión al matrimonio, ni pregunta “¿a dónde va esta relación?”. En su lugar, da a entender que la relación para ella ha terminado. La palabra matrimonio ni siquiera es pronunciada. Puedes estar segura de que él toma el mensaje. En un período de dos semanas, lo más probable es que tengan otra conversación, porque el notará los cambios y se preguntará qué está pasando. Cuando lo haga, no querrás darle la impresión de que estás desilusionada, devastada o enojada. Si aún no te dice que quiere que la relación progrese, puedes considerar decirle lo siguiente: «Hemos vivido un tiempo maravilloso y no me arrepiento del tiempo que hemos estado juntos. Creo que eres el mejor hombre del mundo, pero obviamente tenemos diferentes intereses; por lo tanto, tenemos que hacer lo que es mejor para los dos. Te amo y quiero que seas feliz. Quiero que tengas lo que verdaderamente buscas. Creo que es hora de que tomemos caminos separados». Este es el momento de mostrar clase y de demostrar que eres diferente. Nada de drama, llanto, sentimientos de culpabilidad o de hacerte la víctima. No le des la impresión de que sientes que te han timado. No vuelvas a tener ninguna otra conversación con él. No se trata de un maratón de súplicas. El silencio será oro en este momento, porque cualquier otra cosa que digas después, le comunicará que puede ganar tiempo, hacerte titubear o darte rodeos. Cualquier tipo de lamentos o llantos en una

situación como ésta le dirá que estás insegura, y pensará que en realidad no tiene que cambiar nada. Le dirá que puedes ser manipulada y que no tiene que tomarte en serio. Sencillamente, acentúa lo que quieres y luego sé fuerte y madura: «No quiero que te veas en una situación para la que no estás preparado». Si estás calmada, se sentirá más preocupado, porque sabrá que no has tomado una decisión basada en las hormonas, sino en lo que él te ha ofrecido, en lo que él es, y en lo que te ha demostrado que quiere dar; y tú no tienes la intención de aceptarlo, porque no estás desesperada. Y esto, hace que aumente tu valor. «Tengo que hacer algo para retenerla, de lo contrario la perderé». Vamos a resumir: No le das un ultimátum. No lo presionas, no le dices “cásate conmigo, cásate conmigo” o lo haces sentir que está atado como un pavo del Día de Acción de Gracia. Eres madura, directa, honesta y no haces juicios. No estás terminando la relación porque él “ha estado ordeñando la vaca gratis” o porque ha hecho algo mal. Simplemente, dirás: «Eres divertido, simpático, genial y te amo, pero antes de seguir perdiendo el tiempo, necesitamos poner nuestra relación en perspectiva». No se trata de lo que digas, sino de cómo te conduzcas en la retirada. Eso fue lo que hizo Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, cuando ella y su ahora esposo, el príncipe William, estuvieron un tiempo separados, antes de casarse. Los medios reportaron que se comportó estoicamente ante la adversidad. Se le vio bailando y divirtiéndose, pero conduciéndose públicamente con dignidad. Poco después, se reconciliaron y se comprometieron. Tienes que mostrar una calma inusual en situaciones como esas. Entonces él pensará, «Hmm, es de una estirpe diferente», lo que te hace irreemplazable. Todo descansa en el carácter y en la clase. Los hombres han sido educados por la sociedad para creer que las mujeres son el séxo débil. Por lo tanto, cuando te mantengas fiel a tus principios a pesar de que sea doloroso o que puedas perder algo, te convertirás en una verdadera guerrera. «Un momento. La tenía en mis manos. Ahora, no puedo hacer de ella lo que quiero. ¿Qué está sucediendo?». Cuando tienes la capacidad de retirarte, mantenerte serena y demostrar que sabes cuál es la situación, ¿tienes una idea de quién sale ganando? Eso es lo que la mayoría de los hombres busca en una mujer. Esa es, definitivamente, la compañera de sus sueños, una mujer femenina, que no es dominada por sus emociones y sus inseguridades. Hay cierta dignidad callada en algunas mujeres. Es una fuerza invisible que las rodea y que hace que los hombres se derritan como mantequilla. Ella no grita, ella no vocifera. Su fe y su autoestima son la verdadera esencia de lo que la hace una cabrona.

Jessica y Rick son un buen ejemplo para ilustrar esa dinámica. Habían estado juntos por tres años y habían disfrutado de una excelente relación. Sin embargo, Rick estaba indeciso sobre el matrimonio. Jessica le dijo: «Si no quieres casarte conmigo después de tres años, debemos separarnos, adiós». Recuerdo que mientras me contaba la historia movía la mano como lo había hecho ella. Después, Jessica se desvinculó de él completamente. Tres meses después, Rick le llamó: «¿Podemos salir a cenar mañana por la noche, por favor?» Ella se negó. Él continuó llamándola todas las noches. Finalmente, aceptó, a regañadientes. Durante la cena, le propuso matrimonio y le dio un precioso anillo. Esa es la forma de pensar de los hombres. Si a un jugador de fútbol lo tumban de un golpe y le pasan por arriba, se volverá a levantar. No se desconcertará, y continuará tratando de anotar un tanto. Cuando estés en retirada y te pregunte «¿podremos vernos algunas veces?», respóndele: «Por supuesto». Luego, cada vez que te llame, estarás muy ocupada o tendrás ya otros planes. Disminuye el tiempo que le dedicas. Si antes habías reducido el tiempo para él en un 60 o 70 por ciento, ahora debes reducirlo en un 97 por ciento. Evítalo sin hacerlo muy aparente. Esto hará que su imaginación se dispare, y comenzará a sentirse solo y sin compañía. Lo que no querrás hacer es hablar abiertamente de que estás saliendo con otros hombres. ¿Por qué? No hay necesidad de ello. Ya se siente horrorizado al pensar que otro hombre pueda estar penetrando a su mujer. «¿Podrá otro hombre puede darle lo que yo no pude?». Luego comenzará a imaginarse que estás siendo halagada y agasajada por otro (que podría hacerlo mejor), lo que lo llevará al filo del precipicio. Se ha estado acostando contigo por todo un año y en su mente, has sido hecha para él. La idea de otro hombre en tu vida es ... impensable. Esa es la razón por la que tienes que dejarte ver menos; para que lo impensable ... comience a ser un pensamiento constante. En ese momento, irá directamente a la joyería más cercana. Todo hombre piensa que quiere su libertad ... hasta que la encuentra. Entonces, la ansiedad de la separación, más el encuentro en un bar con una mujer que le pregunta «¿qué tipo de carro tienes», lo harán darse cuenta de que va a perder lo mejor que ha tenido en la vida. A lo siguiente yo le llamo “la analogía de las nueces”. Como una buena mujer, representas la dieta de la relación. Eres el desayuno, el almuerzo y la cena saludables. Otra mujer que pueda atraer su atención representa las nueces. Mientras el reciba sus tres comidas diarias en casa, puede recibir un poco de atención y unas cuantas nueces junto a una cerveza fría con sus amigos de vez en cuando, pero si desapareces completamente de la ecuación, sus tres comidas serán solamente unas cuantas nueces. En ese momento, comprende rápidamente, que las manzanas del huerto del vecino no son las mejores. «Estas nueces son una basura». Recuerda que quieres hacer lo que es ético y correcto. No lo amenaces sutilmente con que estás saliendo con otros hombres, por razones obvias. Pensará que quieres chantajearlo: «Haz lo que te pido o te atendrás a las consecuencias». Eso es algo altamente ofensivo para un hombre. «Si no tengo lo que quiero y cuando lo quiero, tiraré todo lo que hemos tenido por la borda, en un santiamén». Lo que le hará pensar que la relación no podrá ser duradera. Jane y Darren eran novios. Jane le dio un ultimátum después de un año. Dos semanas después, Darren fue a verla con la intención de proponerle matrimonio. En cuanto él llegó, Jane comenzó a mostrarle todos los emails que había recibido de otro hombre con el que ya había salido varias veces. No sabía que en ese mismo momento, Darren tenía un anillo para ella en el bolsillo. Aunque se sintió desolado, Darren lo vio como una señal de que la relación no era para toda la vida.

Al final, tu carácter y tu determinación de ser fiel a tus convicciones es todo con lo que él puede contar. Sabe que la mujer equivocada lo puede arruinar económica y emocionalmente. Cuando una cabrona defiende sus principios, de forma decente y honesta, le permite al hombre mostrar sus verdaderos sentimientos, y la relación se hace verdadera. Hay algo de genuino y de autenticidad en este tipo de mujer. Cuando diga “no me importa arriesgarme y estoy dispuesta a dejar la comodidad y la seguridad para obtener lo que verdaderamente quiero en la vida”, él sentirá que la necesita. No podrá existir sin ella, y es cuando se convierte en “la única”.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 97 Cuando defiendes tus principios de forma digna y femenina, puedes obtener cualquier cosa que quieras de un hombre. Cuando pones un alto precio a tu persona, de la forma correcta, también él lo hace. A veces toma solamente unos minutos para que el hombre se decida, otras le veces toma semanas o meses. Si te ama lo hará, y si no te ama, te habrá hecho perder el tiempo por cinco o diez años, y te encontrarás exactamente en el mismo lugar. Por lo tanto, no has perdido nada. Dale la oportunidad de que te proponga matrimonio. Después de todo, los hombres no están predispuestos contra el matrimonio. Él no sueña todas las noches que está en Italia en una góndola contigo, y el gondolero les canta “O Sole Mio” mientras toca su mandolina. Sin embargo, ya ha pasado un año y ahora te necesita. En estos momentos, no eres fácil de olvidar o reemplazar. Mientras que las mujeres se enamoran de los hombres cuando están junto a ellos, los hombres tienen la tendencia a pensar que están enamorados cuando la mujer está ausente, y muchas veces, todo lo que necesitan es un poco de tiempo para llegar a esa conclusión. Cambiar el lente a través del que te miras En una de las páginas de su diario, Marilyn Monroe escribió que cuando caminaba por la calle con Joe DiMaggio, sentía que él debía caminar en la parte de adentro y ella “caminar junto a la alcantarilla”. Podría decirse que ella era la mujer más bella del mundo, una leyenda. Y a pesar de toda su belleza y su atractivo sensual sufría ese persistente sentimiento, que muchas niñas buenas sienten producto de la baja autoestima, como si llevaran un ancla que la estuviera hundiendo en la vida. Cuando buscan esposa, los hombres observan si eres una persona feliz o te sientes bien contigo misma. Michelle y Michael tienen un matrimonio feliz. Cuando eran novios, ella le dijo algo que él recordó en años posteriores: «Si me caso, voy a ser muy feliz, y si me quedo soltera, voy a vivir la vida y también voy a ser feliz. Por lo tanto, casarme no es una prioridad». Esto es, precisamente, lo que una cabrona aporta a la relación, algo que una “niña buena” e insegura no puede ofrecer. La felicidad de la vida ... joie de vivre. ¿Cuál es la diferencia entre Michelle, una mujer común, y la legendaria Marilyn Monroe? Todo se reduce a:

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 98 En la vida, la mitad de la batalla se gana dependiendo del lente a través del que te miras. La realización personal depende de si miras a través de un lente positivo o de uno negativo. Si no piensas que eres “alguien” sin un esposo, no pensarás que eres “alguien” con un esposo. Si te miras a través del lente negativo, te preguntarás: «¿Qué he hecho mal? Todas mis amigas se han casado ... menos yo». Ser soltera no te haces valer menos ... y el matrimonio no garantiza la felicidad. Si fuera así, la mitad de los matrimonios no terminarían en divorcio. Sin embargo, tienes la mayor posibilidad de ser feliz si te ves a ti misma a través de un lente positivo. Disfruta de cada día. Vive cada día plenamente. Sé positiva. Ámate a ti misma, y que no te importe un comino lo que otros puedan desaprobar de ti. No permitas que nadie nuble tu vida. De lo contrario, cuando te cases, seguirás siendo infeliz y, como Marilyn Monroe, pensarás que tu lugar está en el lado de la alcantarilla. Como has escuchado de boca de los hombres en las páginas de este libro, el hombre quiere ... añora ... y sueña con una mujer fuerte y enérgica que sabe quién es. No quiere sentir que ha adoptado a una huerfanita o una niña abandonada que pide perdón por lo que necesita, que no puede decir lo que piensa y que necesita que alguien le diga lo que vale. Por lo tanto, no pienses en “un final feliz”, piensa en un feliz comienzo, y comienza hoy ... independientemente de tu estado civil. ¿Por qué esto hace más fácil que encuentres un esposo? Mark, un hombre casado, lo explica así: «Los hombres saben que, si una mujer no es feliz con ella misma, él será el recipiente de sus desilusiones y de sus resentimientos. Será “su culpa” de que ella no sea una persona feliz. Esa es la razón por la que, instintivamente, el hombre se siente atraído a las mujeres que son felices con él ... y sin él.» Por eso los hombres se casan con las cabronas: Un hombre será menos propenso a preocuparse de perder su libertad con una mujer que no parece necesitarlo para ser feliz. Por supuesto, esto no es lo que se le enseña a las mujeres. En la película The Joy Luck Club hay una escena que ilustra la conducta abnegada y de idolatría que Rose utiliza para ganarse a su esposo, sin comprender que está surte, justamente, el efecto contrario. «Me dije a mí misma que esa era la forma de amar. Con el tiempo, pude ver que Ted se estaba aburriendo y redoblé mis esfuerzos». Luego pasa a una escena en la que ella y su esposo tienen una discusión sobre lo que comerán en la cena (dolorosa para él, porque ella ha enmudecido ante todos ... y ante ella misma). Rose: Querido, ¿comemos en casa o salimos a comer esta noche? Ted: Decide tú. Rose: Tengo chuletas de cordero para hacer en casa. Puedo llamar al restaurante Square One. No quiero interrumpir tu trabajo. Ted: No, no me interrumpes. Lo dije en serio. Quiero saber lo que tú quieres. Rose: Has tenido un día difícil y me da igual una cosa que la otra. Solo quiero que estés feliz ... Amor, ¿qué pasa? Ted: De vez en cuando me gustaría saber lo que quieres. Quiero saber tu opinión, aunque no estemos de acuerdo. Antes eras diferente. Solías darme tu opinión. En otras palabras, parecía tener alegría de vivir. Se preocupaba por lo que la hacía feliz. Disfrutaba de las pequeñas cosas. No era un animal derrotado, acostumbrado a servir a los demás por tanto tiempo que se olvidó de sus propios sentimientos. Noten cómo ella se disculpa constantemente y el miedo que tiene a imponerse. Se ve a ella misma como una imposición ... y por debajo de él. Ese es el lente a través del que se mira. Más tarde, cuando cambia el lente, actúa con valentía y recupera el respeto de su esposo.

La dignidad y la felicidad van de la mano. Si te sientes digna, disfrutarás más de la vida. En el artículo de una revista, Meg Ryan dijo: «Me veo diariamente pidiendo perdón por algo que necesito ... o por lo que siento. No quiero vivir mi vida más así». Y yo propongo que tampoco tú lo hagas. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 99 Para los hombres no es un halago que hagas demasiado esfuerzo en complacerlos. Quieren sentir que son especiales, y si eres demasiada buena, se sienten como otro cualquiera, porque suponen que consentirías y dirías que sí a todo lo que te pida cualquier hombre. De la misma forma que las mujeres comparan su belleza física con otras mujeres, los hombres comparan sus destrezas con otros hombres. Cuando se lo das todo muy fácilmente, incluyendo el sexo en la primera cita, piensa que has hecho lo mismo con todos los demás hombres. Si él no ha tenido que ganárselo, otros pueden haberlo obtenido igual de fácil. Si es algo que no pone a prueba sus capacidades, no será considerado especial. Esa es la razón por lo que las cosas difíciles los estimula. La mayoría de las “niñas buenas” han recibido la información opuesta. Esto es lo que les han enseñado: «Si le doy muestras de mi amor, a cada rato, reconocerá que lo amo y me amará más». «Si le digo que sí a todo para llevarnos bien, pensará que somos compatibles». «Si soy sacrificada, mejorará nuestra relación». «Si siempre estoy de acuerdo con lo que dice, tendrá mayor respeto por mi opinión». «Si luzco bien, obtendré el respeto que merezco». «Si redoblo mis esfuerzos, el redoblará su apreciación». Entonces, se complacerá a salir por la puerta. El hombre perderá el respeto y estará menos inclinado (no más) a comprometerse cuando sienta que: Su decisión es indiscutible. Él es la figura autoritativa en la relación. En tu opinión, él nunca se equivoca. Tomas un lugar inferior en la relación. Nunca le probarás a un hombre que eres lo mejor que ha tenido en la vida si te doblegas ante él y le haces concesiones; tampoco demostrarás que vales, si eres una adulona ... porque entonces no tendrás su respeto. En el fondo, él encontrará que la relación no es emocionalmente gratificante cuando se sienta idolatrado por alguien inferior. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N. 100 Él no se casa con una mujer que lo pone en un trono. Se casa con una mujer fuerte, única, con quien puede compartir todos los momentos especiales de su vida. El hombre quiere sentir que es tu héroe, y además necesita tu reconocimiento. Quiere sentir que lo admiras, lo respetas y que es la figura protectora en la relación. Pero quiere eso de una mujer que se respete, que tenga agallas y que por sobre todas las cosas, se ame a sí misma. En definitiva, todo no debe girar a su alrededor. Lo importante es que disfrutes la vida con él o sin él. Cuando eres una mujer feliz y completa, cuando tu brújula moral está centrada, cuando eres bondadosa con los demás, pero exiges que los demás te correspondan con la misma bondad ... atraes el mismo tipo de persona.

Eso no sucede fácilmente. No tienes que ser perfecta, simplemente cambia el lente ... y siempre rodeáte de buenas personas. Cambia la forma en que te ves a ti misma, y cuídate de aquellos que traten de convencerte de lo que no eres. Si pueden convencerte de que eres fea cuando eres bella ... que eres estúpida cuando eres inteligente ... y de que eres incapaz cuando eres capaz ... también pueden convencerte que no tienes valor cuando en realidad sí lo tienes. Por lo tanto, no creas nada de lo que te dicen sobre tu persona. Si lo haces, y la opinión es negativa ... perderás tus propios sentimientos y tus propias opiniones. Sentirás miedo de enfrentarte a la vida ... miedo de ser audaz ... miedo de luchar por cosas mejores. Enmudeces ante los demás y ante ti misma. Te conviertes en un animal doblegado a vivir como esclavo para servir a los demás, y así es como pierdes el más preciado aporte al matrimonio: tú. Antes de finalizar, creo que es importante hacer una cosa: Vamos a reescribir el cuento de hadas que nos han enseñado. ¿Nos atrevemos? Olvidemos lo que hemos aprendido de la Cenicienta, La bella durmiente, y Dorothy y Toto en el país de Oz. Vamos a darle un ligero cambio de imagen al cuento de hadas. La historia sería así: Había una vez una princesa. Cierto día, un príncipe la invitó a pasear en su caballo blanco, y ella le respondió: «Me encantaría pasear en tu caballo, pero no puedo en estos momentos porque estoy ocupada ensillando al mío. Anda sin mí hacia el atardecer, me encontraré contigo más tarde». El príncipe se quedó perplejo; nunca había escuchado algo así en la vida. Tiene un caballo blanco y un hermoso castillo, y la princesa no tiene prisa en mudarse con él. No lo necesita. Tiene sus propios sueños. En el corazón del príncipe nace un fuego que no logra apagar. Está obsesionado. Un día, mientras trota en su caballo blanco, se desata un fuerte sentimiento dentro de su corazón: «No puedo vivir sin ella. La necesito por el resto de mi vida». Entonces, se enamoran, se casan y cabalgan juntos hacia el atardecer. Y ella lo tortura ... amorosamente, hasta el fin de los tiempos.

PRINCIPIOS DE ATRACCIÓN PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 1 En el amor, no hay nada más atractivo que una mujer que tenga confianza en lo que ella es. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 2 La mujer inolvidablemente sexy es una mujer segura que puede funcionar independientemente, y que no siempre deja que él tenga el control. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 3 Él necesita saber que eres inteligente y feminina, pero que no necesitas que nadie piense por ti. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 4 Los hombres te tratarán con más cuidado (y respeto) si no pueden conocerte completamente, ni saber lo que estás pensando. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 5 Una forma de parecer mucho más interesante ante un hombre durante una cita es haciéndole preguntas inteligentes sobre su persona.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 6 Él no se casa con una mujer perfecta. Se casa con una mujer interesante. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 7 La forma más rápida de aburrir a un hombre es tratando de ser como todas las demás. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 8 El hombre no quiere ser la única razón por la que una mujer es feliz. Es una responsabilidad muy grande y los hombres odian las responsabilidades. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 9 Un hombre de buena calidad respetará a la mujer que no tolere faltas de respeto. Esto hace más grande su deseo y su respeto por ella. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 10 Cuando la mujer da demasiado y demasiado pronto, sienta las bases para una relación unilateral. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 11 Cuando un hombre ve que eres feliz con él, pero que puedes ser feliz sin él, te tomará mucho más en serio. PRINCIPIO DE ATRACIÓN N.o 12 Todo hombre sabe que es fácil encontrar una chica que simplemente esté satisfecha con satisfacerlo a él. Ellos se sienten más atraídos por una mujer a la que también le interesa complacerse a sí misma. PRINCIPIO DE ATRACIÓN N.o 13 Cuando eres feliz, eres sexy. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 14 Si una mujer es indecisa para las cosas pequeñas, él lo verá como un signo de debilidad y un indicador de que ella no será capaz de tomar decisiones importantes más tarde en la vida. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 15 No creas lo que la gente te dice sobre tu persona. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 16 A los hombres les gusta que estimulen su curiosidad. Les gusta pensar que hay mucho más de lo que ya saben. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 17 Si muestras estar insegura de poder conquistarlo, él sabrás que te ha ganado. Y si sabe que te ha ganado, es poco probable que le produzcas ese sentimiento irresistible de atracción que es necesario para que quiera casarse contigo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 18 El reto mental no es “¿puedo lograr que se acueste conmigo?”. El reto mental es “¿puedo obtener y mantener su atención?”. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 19 Mientras el hombre tenga la guardia en alto, no se enamorará o se comprometerá. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 20 Pierdes todo el poder en el momento en que empiezas a preguntar “¿qué significo para ti?”, porque lo que le acabas de decirle es que él dictará los términos de la relación. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 21 Él necesita ver que eres inteligente, pero no estás hablando. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 22 Cuando una mujer se entrega demasiado rápido, el hombre piensa que está enamorada de una “fantasía” o de la idea de tener una relación. Pero si él tiene que ganársela poco a poco, pensará que ella se está enamorando de quien él es.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 23 Ni menciones la palabra “compromiso”. Ese es el truco del asunto. Mientras menos hables sobre ello, más cerca estarás de conseguirlo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 24 Si no tiene garantías, se enamora y piensa que puede perderte en cualquier momento, es entonces que considera solidificar la relación. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 25 No hay nada más valioso para un hombre que algo por lo que ha tenido que esperar, trabajar y luchar un poco para obtener. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 26 Tan pronto una mujer le presente a un hombre una relación más seria en bandeja de plata, él será reacio a tomarla. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 27 El arte de la seducción conlleva la apariencia de un sutil carácter esquivo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 28 Tú quieres averiguar cuál es su rutina, pero no lo dejes averiguar la tuya. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 29 Los hombres se sienten más fascinados cuando piensan que te están “robando” el tiempo de otras cosas que podrías estar haciendo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 30 Cuando una mujer le muestra a un hombre que confía en él, lo hace sentir fuerte y digno. Eso hace que él quiera ser honorable y actuar de la manera correcta. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 31 A los hombres les gustan las reglas y las pautas a seguir. Si hay algo que no te agrada, un buen hombre te respetará por expresar tu opinión. Él quiere saber cuáles son los “sí” y los “no”. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 32 A los hombres les gusta saber que hay una pequeña parte de ti a la que no pueden llegar. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 33 Los hombres obtienen información de dónde has estado dependiendo de lo arreglada que estás cuando llegas a casa. Si estás muy arreglada y no estabas con él, se quedará preguntándose. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 34 En el segundo en que pongas tu vida en suspenso, te harás menos interesante. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 35 La fórmula mágica consiste en darle un poco de tu tiempo y de tu energía ... y luego concentrarte en tu propia vida. Dale un poco ... y luego retírate. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 36 Las mujeres escuchan constantemente que un buen sexo se gana el corazón de cualquier hombre. Eso es falso. El hecho de que un hombre se acueste contigo no quiere decir que le importas, ni el buen sexo va a hacer que le intereses. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 37 Cuando hablamos de buenos hombres y esposos potenciales, uno de sus deseos más íntimos es el sentimiento único de que “ella es sola mía”. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 38 Cuando un hombre te ve con ropas muy reveladoras, generalmente piensa que no tienes muchas otras cosas en la vida. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 39 Cuando pienses en conservarlo, vestir con discreción es lo más sexy.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 40 Si no está dispuesto a esperar para tener sexo, estás perdiendo el tiempo con él. No es el tipo de hombre que quiere ser conservado. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 41 La forma de identificar a un buen hombre de uno en el que no vale la pena emplear tu tiempo es su capacidad y paciencia para esperar para a tener sexo. Si le gustas, estará feliz con solo estar a tu lado. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 42 Si aparentas ser cautelosa, para un buen hombre es una señal de que tienes alta autoestima. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 43 La razón de esperar a tener sexo no es solo para parecer más elegante o con más clase. También querrás ganar tiempo para averiguar algunas cosas importantes sobre él. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 44 Lo que te diga de él al principio, no tiene nada que ver en cómo te va a tratar. Si el asunto es de sexo, te prometerá cosas que jamás en la vida has escuchado. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 45 Lo que la mayoría de los hombres busca es una mujer que sea natural en la cama y que genuinamente disfrute del sexo con él. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 46 Los hombres con los que hablé dijeron que raramente le prestan atención a las imperfecciones de la mujer, hasta que ella se las señalan. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 47 La mujer que se comporta más serena y casualmente después del sexo es exactamente lo opuesto a lo que él está acostumbrado a experimentar. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 48 Cuando no te quedas alucinando después del sexo, y continúas concentrándote en los asuntos de tu vida, él comenzará a mirarte de forma diferente. Entonces, querrá tener una relación seria contigo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 49 Después del sexo, condúcete como si la relación aún fuera una nueva. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 50 Los hombres se sienten intrigados por cualquier cosa que ellos no controlen completamente. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 51 Si proteges tu privacidad y él tiene que preguntarse, de vez en cuando, dónde estás, estimularás su imaginación. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 52 Para un hombre, una relación de larga duración con largos períodos sin sexo, representa una relación sin amor, sin afecto y sin conexión emocional. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 53 Siempre mantén el misterio. Haz que las relaciones sexuales sean esporádicas e impredecibles. La relación resultará más intensa para el hombre. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 54 Cuando la mujer reacciona emotivamente, los hombres reciben tres cosas: atención, control y sensación de importancia. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 55 Cuando puedes ser manipulada fácilmente, él dará por sentado que no tiene que poner mucho de su parte, con el fin de lograr un compromiso, para mantenerte junto a él. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 56 Una reacción emocional es siempre una gratificación para él, incluso si la atención es negativa.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 57 Los hombres escuchan lo que ven. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 58 Cuando el hombre trata de ponerte celosa, raramente tiene que ver con su intención de salir con otra persona. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 59 En cuanto tú comiences a hacer lo mismo que él está haciendo, el mal comportamiento desaparecerá por arte de magia. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 60 Cuando un hombre no llama, un sin fin de escenarios pasan por la mente de la mujer. De manera similar, la imaginación del hombre echa a volar. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 61 Mientras más racional y calmada seas, más emotivo él se pondrá. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 62 El hombre considera algo fuera de lugar mostrarse emotivo cuando se trata una tema importante. Si hablas calmadamente, le dará importancia al asunto. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 63 Muchos hombres dan por hecho que las mujeres son seres sentimentales, y que ellos podrán obtener el control, si encuentran sus botones emocionales. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 64 El hombre te prueba para saber si crees en ti misma. Quiere saber si estás en control. Cuando ve que no puede hacerte flaquear fácilmente, comprende que “no puedes ser manipulada”. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 65 El hombre puede hablarte de un supuesto defecto, para hacerte sentir insegura. Si no lo logra, generalmente es él quien se siente inseguro. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 66 Para incitarlo al buen comportamiento, dile lo que tú quieres y provéele una forma de corregirlo. Muéstrale la forma de ser tu héroe. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 67 Mientras esté saliendo contigo se mantendré alerta y juzgará si: «¿Me quiere por quien soy o por lo que soy capaz de proveerle?». PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 68 Cuando un hombre ve que estás concentrada en tus propios sueños o en mejorar como persona, se siente seguro de casarse contigo, porque no está preocupado por lo que le quieres quitar. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 69 Los hombres no te valoran por la cantidad de dinero que tienes. Ellos toman en cuenta cómo haces el presupuesto con lo que tienes. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 70 Los hombres admiran a las mujeres que quieren superarse y salen adelante por sus propios esfuerzos, y les temen a las mujeres arribistas que quieren avanzar en sociedad a expensas de los hombres. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 71 Él no quieres casarse con una niña indefensa de la que tendrá que cuidar. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 72 Para un hombre, las palabras respeto y confianza son intercambiables. Si no te respeta, no confiará en ti ... y si no confía en ti, siempre te mantendrá a distancia. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 73 Cuando recibas algo de él, siempre agradece la gentileza del gesto, no el objeto material.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 74 La palabra preferida de un hombre es apreciación. Él quiere, por sobre todas las cosas, ser admirado y valorado. Cuando ella es agradecida, lo motiva a darle el mundo entero. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 75 La mayoría de los hombres no busca una contribución igual, sino una contribución justa. Al contribuir de forma razonable, mantienes su respeto y su confianza. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 76 Si un hombre siente que se está aprovechando de él, se retirará y no quedará ningún tipo de conexión emocional. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 77 Cuando te mudas a la casa de otra persona, no solo pierdes parte de tu espacio y de tus pertenencias. Lo más importante es que casi siempre pierdes también la sensación de independencia. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 78 Si el matrimonio es extremadamente importante para ti y estás lista para marcar la fecha, no te mudes con él hasta que tengas un anillo y una fecha. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 79 La mayor excitación para un hombre es saber que está enamorado de una mujer con la que puede contar, y que realmente, estará allí cuando él la necesite. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 80 El hombre que verdaderamente piensa que eres “la única” no hablará mucho sobre el matrimonio. Abordará el tema con cautela en el curso de varios meses, porque no querrá ahuyentarte. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 81 Mientras más control tengas sobre ti misma, mayor poder tendrás sobre su corazón. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 82 Si un hombre te quiere de verdad, se siente vulnerable. En ese momento es cuando más necesita una coraza protectora y cuando, frecuentemente, se comporta con más aplomo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 83 Siempre que sientas aburrimiento, simplemente cambia la rutina. En cuanto la rutina cambie, se elevará su interés ...... y la relación volverá a ser interesante. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 84 Cuando una mujer puede reírse de sí misma y no toma las cosas personalmente, aparenta ser más estable. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 85 Los hombres no creen que ellos engañan a las mujeres. Ellos creen que las mujeres se engañan a ellas mismas. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 86 Si tienes control de tus emociones y de ti misma, tendrás mayor control de cómo eres tratada y cuánto eres respetada. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 87 Si alguien parece no respetarte, no pierdas ni un segundo de tu tiempo con esa persona. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 88 Cuando ella no tolera el maltrato y es inteligente, el hombre es menos propenso a querer condicionarla a conformarse con poco. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 89 Lo más importante es romper el patrón al que él está acostumbrado. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 90 Como regla general, no telegrafíes o anuncies lo que quieres. No solo estarás comunicando cuál es tu estrategia, sino que también le estarás restando misterio a la relación.

PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 91 Si una relación es intermitente en el primer año, es una señal inmediata de que estás perdiendo tu tiempo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 92 Tienes la mejor oportunidad de obtener éxito con un hombre, cuando no estás aferrada. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 93 Un buen hombre no está pensando “¿qué puedo tomar?”, sino “¿qué puedo dar?”. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 94 Tienes mayores posibilidades de comprometerte, cuando el hombre no se siente presionado. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 95 La cabrona no se permitirá continuar con un hombre que está pasando el tiempo con ella hasta que encuentre algo mejor. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 96 Una mujer fuerte no hace alusión al matrimonio, ni pregunta “¿a dónde va esta relación”». En su lugar, da a entender que la relación para ella ha terminado. La palabra matrimonio ni siquiera es pronunciada. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 97 Cuando defiendes tus principios de forma digna y femenina, puedes obtener cualquier cosa que quieras de un hombre. Cuando pones un alto precio a tu persona, de la forma correcta, también él lo hace. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 98 En la vida, la mitad de la batalla se gana dependiendo del lente a través del que te miras. La realización personal depende de si miras a través de un lente positivo o de uno negativo. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 99 Para los hombres no es un halago que hagas demasiado esfuerzo en complacerlos. Quieren sentir que son especiales, y si eres demasiada buena, se sienten como otro cualquiera, porque suponen que consentirías y dirías que sí a todo lo que te pida cualquier hombre. PRINCIPIO DE ATRACCIÓN N.o 100 Él no se casa con una mujer que lo pone en un trono. Se casa con una mujer fuerte, única, con quien puede compartir todos los momentos especiales de su vida.

Reconocimientos Primero, y por sobre todas las cosas, quiero darle las gracias a mi bella madre, Judy. Además de ser la mejor madre del mundo y mi persona favorita, me enseñó con su ejemplo, desde pequeña, cómo sobrevivir y valerme por mí misma en un mundo hecho para los hombres. El mayor logro de mi vida y al que siempre le dado verdadero valor, es que mi madre se sienta orgullosa de mí. También quiero darles las gracias a los increíbles equipos de Adams Media y F+W Media, quienes no solamente son consumados profesionales, sino que han llegado a ser mis amigos. Le doy las gracias a David Nussbaum, Director Ejecutivo y Presidente de F+W Media. David Nussbaum es una persona extraordinaria y el líder con los que somos afortunados de trabajar por lo menos una vez en nuestra trayectoria profesional. También quiero expresar mi gratitud a Sara Domville, Presidenta de la División del libro en F+W Media, un tesoro de persona. Doy las gracias a Karen Cooper, la primera mujer Editora de Adams Media y la mejor editora en el negocio editorial. Karen y yo pensamos casi idénticamente en el ámbito creativo. Valoro sus consejos inmensamente. Mis gracias a Chris Duffy, Director de los Derechos de autor de Adams Media, por ser un profesional consumado. Agradezco sus esfuerzos por siempre ir un paso más allá. Extiendo agradecimientos especiales a Stephanie McKenna, Directora de Derechos internacionales de Adams Media, la razón por la que este libro se vende en tantos idiomas.

Quiero darle las gracias a Edward Colbert de Looney & Grossman, un abogado brillante y un amigo. Gracias Ed, por ser alguien en el que puedo depender siempre. Quiero darle las gracias a mi contadora, Kathryn Schmidt de Schimdt & Co. A mi familia y amigos cercanos, todo mi amor. No quiero que se vean importunados, por lo que mantendré anónimas sus identidades. En realidad, solo hay una plaza disponible para una lunática que acose a mis familiares y amigos (y ya ocupo ese puesto).

(Video) The Tunnels Below | Critical Role | Campaign 3, Episode 15

A mis lectoras, ofrezco mi reconocimiento y agradecimiento. He tenido el privilegio y el honor de conocer a las mujeres más interesantes y extraordinarias del mundo. Gracias por su apoyo. Copyright © (idioma inglés) 2014, 2006 por Sherry Argov. Copyright © (traducción española) 2014 por Sherry Argov. Copyright registrado en los Estados Unidos de América. “Por qué los hombres se casan con las cabronas es una marca registrada por Sherry Argov.”

POR QUÉ LOS HOMBRES AMAN A LAS CABRONAS Título original: WHY MEN LOVE BUCHES © 2000, 2009, 2012, SHERRY ARGOV. © por la presente edición en español: Editorial Océano de México, S.A.de CV.. El código descifrado: lo que toda niña buena debe saber, 43 La emoción de la caza, 45 El complejo mamá/golfa, 55 Se prohiben las jaulas, 59 El poder de elegir, 63 3.. LA. Cosas que sospechabas pero que nunca le has oído decir, 151 Qué piensan los hombres de cómo se comunican las mujeres, 153 Las principales... Quince señales de que una mujer es rogona, 154 Quince razones de que los hombres se muestren indiferentes, 158 Quince opiniones de los hombres sobre cómo mantener la llama del amor, 161 Quince cosas que los dejan fríos, 164 Quince razones de que los hombres prefieran a una mujer de armas tomar, 166 Diez maneras de saber si un hombre está enamorado, 168. Qué hacer para recuperar la chispa, 189 Paso 1.. Guía de supervivencia para las mujeres que se pasan de buenas, 221 La cabrona se mantiene firme, 223 A la cabrona nunca se le conquista del todo, 226 La cabrona se define a sí misma, 229 La cabrona tiene voluntad de acero y fe en sí misma, 233. Aparte de ser la mejor mamá del mundo y la persona a quien más quiero en esta vida, me enseñó todo lo que sé sobre cómo ser una mujer fuerte y verlo todo con humor.. Mi gratitud también para el señor Ernesto Gallegos, de Sanborns, no sólo por haber sido una pieza clave para la contratación de esta edición, sino por su gentileza cuando lo conocí en Nueva York.. Mi gratitud también al abogado Dan Dydzak, por su amistad y sus estimulantes conversaciones de sobremesa.. Gracias a mis lectoras —mis cómplices— por hablar de mis libros con sus amigas y darse tiempo para escribirme.. Lo mejor de haber escrito este libro fue poder conocer a personas interesantes con un excelente sentido del humor.

© por la presente edición en español: Editorial Océano de México, S.A.de CV.. LA. Por qué los hombres aman a las. Qué hacer para recuperar la chispa, 189 Paso 1.. Aparte de ser la mejor mamá del mundo y la persona a quien más quiero en esta vida, me enseñó todo lo que sé sobre cómo ser una mujer fuerte y verlo todo con humor.. Gracias a mis lectoras —mis cómplices— por hablar de mis libros con sus amigas y darse tiempo para escribirme.. Lo mejor de haber escrito este libro fue poder conocer a personas interesantes con un excelente sentido del humor.

En algún momento de mi vida fui una de esas chicas que quieren complacer en todo a su pareja para que no la dejen y estar sola.. Estar siempre disponible para él, pagar el cine o la cena, hacer las actividades que a él le gustaban, ir siempre con sus amigos y en el inter, me olvidé de que tenía una vida propia.. Muchas mujeres nos encontramos en una relación en la que pensamos que dejamos debiendo, que él es más de lo que podíamos pedir y que poco menos nos sacamos la lotería.. Por qué a los Hombres les Gustan las Cabronas tiene un lenguaje sencillo, muy fácil de entender, lleno de anécdotas y ejemplos ¡pero sobre todo es muy divertido!. A los hombres les gustan las mujeres seguras de si mismas, que se respetan porque saben lo que valen y tu puedes ser una de ellas.. Siempre lo leo cuando empiezo a salir con una nueva persona y me sorprendió ver cómo algunos de los ejemplos en el libro se parecen a experiencias pasadas mias o a algunas de las experiencias de mis amigas.. Este libro ayuda a distinguir cuando un hombre está realmente interesado en una relación con una mujer o cuando sólo quiere jugar y no la esta tomando en serio.. Explica que a los hombres les gustan los retos y que por lo general no toman en serio a una mujer que siempre está tratando de complacerlo y que cambia toda su vida por él, despues de poco tiempo de conocerlo.. Este libro aconseja a actuar como un premio y no estar siempre disponible para un hombre, tambien recomienda a las mujeres que den prioridad a su vida antes que a la de un hombre.. Por qué los Hombres Aman a las Cabronas es uno de los libros más vendidos acerca de relaciones personales.. En la segunda parte del libro, se toman todos estos principios psicológicos, biológicos y científicos y lo pone de forma muy sencilla en un plan de 7 semanas paso a paso, para que enamores a ese hombre aún si te parece que es muy difícil.

Videos

1. UnDeadwood Part II: God Don't Play Cards
(Critical Role)
2. Into the Eye | Critical Role | Campaign 2, Episode 131
(Critical Role)
3. Liam’s One-Shot: The Song of the Lorelei
(Critical Role)
4. Perspective | Critical Role | Campaign 2, Episode 59
(Critical Role)
5. circuncision llamada prohibir 1 / 3
(circuncision es error medico .anticirc)
6. The Trail and the Toll | Critical Role | Campaign 3, Episode 3
(Critical Role)

You might also like

Latest Posts

Article information

Author: Pres. Carey Rath

Last Updated: 08/12/2022

Views: 5507

Rating: 4 / 5 (61 voted)

Reviews: 92% of readers found this page helpful

Author information

Name: Pres. Carey Rath

Birthday: 1997-03-06

Address: 14955 Ledner Trail, East Rodrickfort, NE 85127-8369

Phone: +18682428114917

Job: National Technology Representative

Hobby: Sand art, Drama, Web surfing, Cycling, Brazilian jiu-jitsu, Leather crafting, Creative writing

Introduction: My name is Pres. Carey Rath, I am a faithful, funny, vast, joyous, lively, brave, glamorous person who loves writing and wants to share my knowledge and understanding with you.